Día 9 Cuenca – Máncora

Hoy ha sido un día tan fértil en situaciones inesperadas que si se me olvida alguna seguro en la próxima entrada la incluiré.

Se advierte… Va a ser largo.

Empezaré no con lo que pasó hoy, sino con lo que pasó ayer por la noche; no se asusten no es largo, solo 2 cosas: una, que nada tiene que ver con el relato, pero igual me parece procedente nombrarla, fue que probé una hamburguesa de camarón; demasiada expectativa para hamburguesa tan pelle. Lo segundo, que si está implicado en el cansancio que sufro hoy, es que, al parecer, ó la cama estaba llena de ácaros, ó tuve un carrachin temporal, digo temporal porque ya no tengo nada, pero que hp rasquiña tan fastidiosa!, dormí 2 horas en total. Una vez despierto, o más bien, una vez me resigné que no iba a dormir, salí muy tempranito de Cuenca dirección Perú!, increíble pero cierto, no me perdí y además salí rapidito de Cuenca. La ruta según las directrices de los ecuatorianos (ya saben que se debe hacer con ellas) decían que me debía demorar 4 horas, pero pasó lo inexplicable, me demoré 3.

Antes de seguir con la ruta en orden cronológico me permito señalarles que Ecuador es seguro el país más frío del mundo y el más variado también: en esas 3 horas logré pasar de páramo a desierto absoluto, a selva tropical, a zona costera – bananera. Quien conozca un desierto y una selva tropical estará conmigo en que son de lejos las partes más calientes en que uno puede estar, ya sea por el sol o por la humedad; pero Ecuador tiene la característica única y solo suya en que un desierto, una selva tropical a 100msnm son fríos!, solo me vino a dar calor…. En la hijadeputa frontera, y ya sabrán porque…

Estaba yo, feliz y dichoso por haber hecho todos esos kilómetros en tan poco tiempo; más aún al haber pasado por una zona que se podría clasificar como la nada, donde no habían bombas de gasolina, ni pueblos, ni nada… solo neblina, árboles o desierto, pero con frío, valga la aclaración. Logré tanquear la moto en una, no se cómo nombrarla: una…, no se; un tanque de gasolina en un establo proveyó lo que necesitaba la moto a un precio un poco más del doble del de Quito y en cantidad suficiente para que en el próximo pueblo estuviera obligado a buscar gasolina otra vez.

Pero igual, dichoso y feliz por haber llegado tan rápido a la tan famosamente horrible frontera de huaquillas y viendo que era verdad lo que me habían dicho: no hay que pasar por ella! Hay un nuevo puente modernísimo, con oficinas de ambos países donde uno hace sus trámites de manera calmada y sin preocuparse por los ladrones y demás personajes que viven de los viajeros que pasan por ese sitio; así que llegué yo muy confiado donde el primer oficial ecuatoriano que vi para que me sellara la salida del país. Resumiendo la conversación me dijo: hágase un favor, vallase a la antigua  oficina y haga los trámites allá que acá se cayó el sistema (en ecuatoriano). 2km después estoy yo en el horrible pueblo de huaquillas haciendo una fila interminable, delante de unos oficiales aduaneros (los ejemplares de lo peorcito que cada país del mundo puede dar se puede admirar en estas oficinas fronterizas). Después de conversar con un ecuatoriano que me dijo que me iban a atracar en la próxima esquina, unos peruanos indignados con el ecuatoriano que estaba haciéndole mala fama a su amado país, y una colombiana casada con un peruano feliz de encontrar un compatriota con una acento tan bajado de la loma, así se pasó el tiempo hasta que tuve mi sellito en el pasaporte.

Como no quería atravesar tan peligroso pueblo, me devolví a la frontera nueva pensando que el problema del sistema era ecuatoriano y no peruano y adivinen que??? Tenía toda la razón! Me sellaron mi pasaporte y me fui a la oficina del lado a sellar la entrada de la moto…

-Sr Uribe, le falta el sello de salida de Ecuador

– Como así, si ellos me dijeron que uds lo hacían!

– No señor, debe uds volver por donde vino y hacer que le sellen la salida de la moto.

5 km  Después…

–          Vea, que de la oficina peruana me devolvieron porque uds no me sellaron la salida de la moto.

Mirada intensa y directa a los ojos…

–          Que si por favor me puede decir donde me sellan la salida de la moto?

Mirada transparente…

–          Que hago para tener el sello?

–          Por qué no va a la frontera de huaquillas que hallá se lo sellan?

3 km Después…

-Ahh, el colombiano, que hace otra vez acá?

– Ve, que de la oficina peruana me devolvieron porque faltaba el sello yde la oficina de la frontera nueva me mandaron para acá!

Mirada intensa a los ojos….

–          Cierto que usted no entiende ni forro de lo que hay que hacer???

–          Es que ese papel hay que sellarlo?

–          Si, sino no me dejan entrar al perú con la moto.

–          Ahhh, usted es colombiano!

–          (mirá guebón el pasaporte y oí el puto acento!)

–          Porque no va usted a allí a un km en dirección Machala, allá encontrará unos militares vestidos de crema y ellos le sellarán ese permiso.

–          Muchas gracias!

5km Después… militares de gris camuflado

–          Vea, que si me sella la salida de la moto…

45mins y 7 km Después y en la oficina peruana.

–          Ahora sí, ya le sello la salida de la moto – Dice el oficial.

45 mins Después (y trabajando todo el tiempo sin descanso y en completa concentración pasando los datos de mi matricula a un computador)

-Acá tiene sus papeles, pero antes debe comprar un SOAT en la casilla de allá.

Vale la pena aclarar que en todo este tortuoso ir y venir, era yo el único cliente de la oficina. Parece ser que a los ecuatorianos y a los peruanos no les gusta visitar al país vecino.

A la que vendía el SOAT le gustaba escribir muuyyy leeento y para colmos lo punticos de las ies tenían que ser bolitas perfectamente redondas que había que reteñir dos o tres veces antes de pasar a la siguiente letra.

Para hacerles entender mi desespero les cuento que había llegado a las 11 am a la frontera, ya eran las 3 y yo no había comido ni una sola cosa en todo el día porque siempre creí que pasaría a Perú fácilmente.

Papeles, SOAT, Perú… ya por fin todo iba bien, solo faltaba comer algo para volver a ser feliz, pero para ello necesitaba Soles, la moneda peruana…  a buscar un cajero en un desierto con playas y pueblos sucios y olorosos como el que más en la costa caribe colombiana… En Tumbes ( un cagadadero) encontré el cajero que necesitaba, pero me ha dado todos los billetes de 100; entonces para tener unos más pequeños decidí hacer otra transacción de menor valor para tener con que tanquear la moto y con qué almorzar (a las 4). Y la tarjeta!, donde está la tarjeta!, mierda se la tragó el cajero…

–          Señor… el cajero se tragó mi tarjeta!…

20 mins después… con tarjeta en mano y con miedo del cajero

–          Me cambia estos billetes de 100 por unos más chiquitos… porfis!

Ya no tenía hambre, paré en una bomba, me embutí una cocacola, unas papitas y una chocolatina.

Volando hacia máncora apareció un policía acostado o resalto o como le quieran llamar, lo importante es que se atravesó, impactando con la moto, que a su vez hizo rebotar a su conductor que a su vez vió volar el tarrito de aceite que hoy mismo pensaba utilizar para cambiárselo a la moto; increíblemente moto y tarrito de aceite pararon en el mismo sitio, pero nada que hacer, el tarro se perforó y a Luciano le tocó seguir si tarro y con la obligación de buscar una bomba para comprar otro.

Llegó Luciano casi a las 5 al hostal, que por suerte había reservado por internet y que resultó mejor de lo esperado. Antes de que se fuera la luz cambió el aceite y los frenos (que también estaban jodiendo), se tomó 2 cervezas y se prendió (acordarse de que no había comido nada) y por fin fue feliz!

Fin.

P.D: Miren su mouse, verán que tiene una bolita en la mitad, gírenla para que la pagina valla hacía abajo, a su derecha verán un coso que dice flickr con unas fotos, denle click, y sorpresa!!! Más fotos!

Páramo Cuencano

Desierto Ecuatoriano

BWS en desierto Peruano

Por fin feliz.

Anuncios

5 comentarios en “Día 9 Cuenca – Máncora

  1. ciao Luciano, devo dire che hai una grande pazienza, io avrei già fatto una strage di impiegati doganieri e simili!!
    hai ragione agli italiani non piace ecuador non è molto considerato turisticamente.

  2. Lucio podrias mandarme la información que tengas del viaje a mi correo por favor …. Presupuestos, datos GPS etc etc ….. Pregunta curiosa, como es eso de la tarjeta? Se puede hacer eso? Con que banco? :O ….. no sabia de eso …. ilustrame por favor! … johntcastro@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s