Día 15 Huaraz – Laguna Parón

El camino es asfaltado hasta Caraz, que ya lo había pasado ayer y la laguna estaba en el itinerario pero como me dijeron que solo se podían visitar por la mañana porque si era por la tarde estaban tapadas por las nubes, entonces decidí verlas hoy. Son dos lagunas separadas que están metidas entre los nevados: la parón que es más lejana parte de Caraz y la llanganuco (que de hecho son dos) parte de Yungay.

La idea era ir a la parón primero y visitar las llanganuco antes de que fueran las 2 de la tarde, hora en que las nubes tapan todo y empieza a llover. Después de dos horas de camino, devolviéndome lo que hice ayer, llegué a Caraz; debo agregar que en el paisaje aparecieron un montón de nevados que por el clima de ayer no los había visto y son los que le ponen el nombre a la cordillera blanca. Son muchos y son lo que hace que valga la pena ir hasta Huaraz, que ya viéndola de día es aún más fea que la zona de las putas en Rionegro agregándole mucho más frio, lluvia por montones y pantano a dos manos, pero ubicada muy a pesar de ella en un valle con unos paisajes que uno se los imagina en suiza y no por estos lados.

Una vez en Caraz hay que tomar una trocha de unos treinta y pico kilómetros hasta el lago entre los nevados. La trocha era de muy la malas condiciones (peores que las del pato, pero por muuucho) y el simple trayecto de 30km y posiblemente 1 hora, se volvió un trayecto de 2 horas, unos 20km hasta los 3700msnm donde la moto dijo, no más! Ella ya había hecho los 3800 y creo que puede andar hasta los 4000 andando despacio; el problema fue que algún genio decidió que para preparar la vía para la temporada alta (todavía no empieza), lo mejor era poner un buldozer a rastrillar la vía, logrando un pantanero muy uniforme, pero sin ni una sola piedra para hacer tracción y es por esto que la moto, hundida unos 10cm en el fango y a esa altitud, decidió rancharse. La decisión que tomó el piloto después de esto se debe a que andaba con muy buen ánimo y estaba muy optimista con el paseo.

La subida de Caraz hasta donde la moto sacó la mano, le sube el ánimo al que sea; se asciende por la trocha por una zona rural entre bosque de eucaliptos y cosa que ya no se había sentido desde los años de infancia, el bosque olía, no a diesel o a quien sabe que otro combustible, sino a árboles, flores y como para sumarle más al ambiente, el paisaje era espectacular y la trocha era para un motoneto como yo de lo más entretenida, y fue entre este medio y en estas condiciones que se subió la carretera, rampando huecos, charcos, montículos de tierra y esquivando perros se llegó y sin darme cuenta a la fatídica curva donde la moto no quiso subir más. Antes de llegar allí tuve mi primera caída y estaba tan feliz y contento que lo primero que hice fue tomarle la foto para que quedara el registro de mi primera caída (en la bws). Cuando la paré ya no prendía porque estaba inundada. El maltrato que sufrió la moto en esta subida superaba por mucho el del cañon del pato.

Miré el GPS y este me decía que solo faltaban 9km para llegar a la laguna parón, solo 9 me decía en mi inmenso optimismo; una persona corre a casi 30km/h y camina a 8km/h (no me pregunten de donde saque estas cifras) entonces estoy en la laguna en una horita! De cumpleaños me daré una caminada entre nevados que nunca he hecho (óiganme la bobada).

La caminada no pudo ser mejor: los paisajes por donde caminé valen de verdad la pena una visita y si es a pie y despacio mejor. Una vez hecho mi horita y pico de caminada y cuando debería estar ya llegando (y no se veía nada como parecido a un lago) busque mi gps para ver cuánto faltaba, noté que mi fabuloso gps sería mucho más bacano si tuviera pilas! Resumiendo, una horita y piquito más caminando se llegó por fin a la laguna (se me olvidó mencionar que el recorrido era una subida de 3700 a 4200msnm). Ohh sorpresa; la laguna tenía como la mitad del agua que debería (la vaciaron para evitar un alud) y los nevados estaban nublados. (ya era la 1.30 y se supone que a las 2 empieza a llover).  Ya los pies ni los podía apoyar por las ampollas que tenían y la espalda a duras penas podía con la mochila. Como no había llevado comida, ni líquidos me tocó engañar el estómago con agua que encontraba en los arroyos que descienden la montaña.

Como venganza por un regalo de cumpleaños tan desaliñado, decidí mear la laguna. Mi venganza quedo mal hecha pero espero de corazón que con las lluvias se filtre hasta la laguna y consuma mi demostración de desprecio.

Esta fue la hora en que debí hacer en vos alta la duda y preocupación que había ignorado en la subida: Mierda he llegado a la mitad del camino! Me demoré 6 horas y media en llegar 2 de carretera, 2 de trocha y 2,15 caminada para una turisteada de 15 mins! Si hago esto de vuelta estaré en huaraz a las 7pm! Y encontraré comida más o menos a las 5!

Con estas perspectivas tan sombrías empecé a caminar hacia abajo, no caminé mucho, la verdad me tambalee durante todo el descenso evitando apoyar el pie donde estaban las ampollas, generando unas nuevas y varios y extraños dolores en músculos que no conocía por apoyar tan mas las plantas de los pies. Acortando el relato, llegue en hora y media a la moto, esto debido a que ya no tomaba fotos, era bajada, estaba lloviendo, tenía frío (acordarse la altitud… no es buena idea estar mojado), quería llegar rápido y como más importante, sabía que si paraba no era capaz de volver a arrancar.

No se cómo me monté a la moto y de verdad ya viendo la bajada, no entiendo cómo logré subir tanto en una scooter en una vía tan mala, pero igual, baje en una hora lo que me había demorado dos en subir. La pobre moto la sufrió toda, pues no tuve ninguna compasión con ella, pero igual aguantó.

La carretera se hizo ya sin consideraciones de hambre, lo único que quería era llegar; y eso se hizo justo después de las 5pm!  El frío ni se lo imaginan. Total, 2 dolex, una pastilla para la gripa (fijo me iba a dar) ir a comer y a dormir temprano; así acabó el día.

Mañana para Lima, jua, no tiene cuando, si me va a doler hasta el alma (como esto lo escribo cuando ya se, que en efecto hasta el alma me duele) se deja a Lima para pasado mañana.

De nuevo, hay más fotos en Flickr

Como para variar, no me se el nombre del nevado

Lo que le esperaba a la moto

Primera caída

Camino a la laguna

Yo en la laguna

Anuncios

3 comentarios en “Día 15 Huaraz – Laguna Parón

  1. estoy leyendo la travesía desde que inicio, pero, no entiendo en que fallo la moto, por la altura no quiso seguir? falta de aire en la mezcla?, dejo botada y volvio por ella?, gracias por contestar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s