Día 40 Atacama circuito

Se supone que si hubiese seguido al pie de la letra el plan original, hoy llegaría a Buenos Aires tomando la ruta corta, que es a fin de cuentas más o menos la que estoy tomando. Me falta aún un poquito para llegar!

Hoy me desperté a las 5am para salir para los geyser del Tatio (debía hacerlo a las 4am, pero no tiene cuando); solo fue sacar un pie de la cama para darme cuenta que si a 2500m estaba haciendo ese frío (dentro de la pieza) que sería en una moto subiendo a 4500m? no se necesitó un raciocinio muy rápido; un segundo después la luz estaba apagada y Luciano dormido otra vez. Me meteré a google para ver como son y ya!

Más tarde, con un clima más benigno salí para el valle de la Luna, es algo muy parecido en dimensiones y formación rocosa al desierto de la tatacoa, con la diferencia que acá hay dunas por los laditos y que le cobran a uno todo.

En la mitad del recorrido me metí a una cueva en la que no se veía nada. Yo me fui con la mochila de la cámara y trípode incluido porque me pareció bacana la idea de una foto larga adentro, pero una vez la empecé a andar no se necesitó mucho tiempo para notar que todo era un encarte horrible: la supuesta cueva es un pasadizo estrecho, sin ninguna cámara y cortico. Mientras trataba de atravesar con mochila y todo alumbraba con una linternita de cuerda; si dejaba de darle cuerda no alumbraba ni forro, en esas estaba yo y una pareja de suizos que también tenían la misma linternita de cuerda. Para los silencios que he presenciado en tantos desiertos y lugares en este paseo, resulto bastante entretenido estar en una cueva en la mitad del desierto más vacío y seco del planeta y lo único que se podía oír era la cuerda de las dos linternitas.

Por la tarde hice el tour por el Salar de Atacama que es la mitad del de Uyuni. Tome una trocha hasta una laguna; la trocha tenía más arena que piedras haciéndola bastante resbalosa. Me vi en el suelo cada 20 metros, pero logré llegar a una laguna sin caerme. En la laguna había que pagar entrada (cómo no!) y resumiendo mucho, era un laguito (cómo los de llanogrande) en la mitad del salar, teniendo como gracia que el piso es blandito, todo es de sal, se ven 20 flamingos al otro lado y si uno se mete, flota (quien se va a querer meter al agua en chile?, hay formas menos pegotudas de morir de hipotermia). Una vueltica rápida, quitese los zapatos , cruce la primera parte de la laguna, tómele fotos a los flamigos y adiós. La devuelta la hice por la carretera que lleva a los telescopios más sofisticados del mundo(están en el atacama porque nunca hay nubes, nunca llueve, es seguro que nadie va armar una ciudad por ahí entonces no hay luces y las estrellas se ven bien).

En total y sin darme cuenta hice 90km de trochas; la moto quedó café y yo también, eso si, bien insolado y deshidratado.

Averigüé en la aduana y no me dejaron hacer el papeleo desde hoy sino que tiene que ser mañana, pero abren a las 8! Justo cuando tengo el trayecto más largo, casi todo en altitud con 2 fronteras por pasar (una oficina está en Atacama y la otra en Jama), me tocará salir tarde. Mañana serán 600km hasta Salta, según mis cálculos llego a las 10pm y sin culo.

Moto, valle de la luna está abajo

Entrada a la cueva

Volcan Lincanbur, atras está Bolivia

Laguna Cejar, en medio del Salar de Atacama

Flamingos

Anuncios

2 comentarios en “Día 40 Atacama circuito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s