Día 44 Tucumán – Cordoba

No salí temprano porque quise desayunar. El dueño del hostal me dio las indicaciones de cómo salir (ya no confío en el GPS) y saliendo me di cuenta que el aparato me quería sacar de la ciudad por el mismo camino, así que me entregué en sus manos y esta vez no defraudó.

El problema es que el recorrido esta vez era larguísimo, casi 600km y la vía es completamente recta. Se sale por una parte rural muy vistosa hasta Catamarca, una vez se entra en esta provincia todo se vuelve árido y todo el horizonte está cubierto por matorrales medio amarillosos muy tristes. Según el gps, estoy atravesando un salar, pero la verdad es que todo es muy feo. En el bordecito del horizonte se veía un reflejo blanco, que debía ser el salar que me mostraban al lado. Tuve la fortuna que el salar si vino hacia mi; me encontré una trochita que me llevó al salar y vuelvo a decirlo otra vez: no hay que sufrir yendo a Uyuni, éste salar era diferente de las salinas grandes por Susquez, aunque se llamaba igual, el salar era liso hasta el infinito. Metí la moto como no, y le tome foticos, acá se las pongo.

El dolor de espalda y de culo ni les cuento, el problema con los trayectos rectos es que aunque uno avanza más y puede hacer más kilómetros, el cuerpo no cambia de posición haciendo que uno se canse más que cuando maneja la misma cantidad de horas en montaña.

El campo cercano a Córdoba está lleno de cultivos gigantescos de Soja, o como decimos nosotros: soya; apenas están empezando a crecer, se debe tratar de coincidir con las plantas ya crecidas si se quiere apreciar la campiña cordobesa en todo su esplendor, pero igual en el estado en que la encontré me pareció bien bonita.

La llegada a Córdoba fue un poco complicada porque cometí el error de hacerle caso al gps; el hecho de que me hubiera sacado bien de Tucumán no quería decir que estuviera recuperado de sus manías. Otra vez en una calle sin asfalto, con los vecinos peor presentados del mundo, todos con aire de querer atracarme; dé media vuelta y a tratar de entrar por otro lado; al final se llegó al hostal, que queda en los bordes del centro pero igual una caminadita no le hace mal a nadie; tour rápido en el centro, cervecita, comida y para el hostal a descansar.

Provincia de Tucumán

Parte feonga del salar

BWS en Salinas Grandes (las de Catamarca-Cordoba)

Cultivos de lo que creo es Soya; sino, cualquier cereal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s