Día 121 Gobernador Gregores y arreglo moto

No se alcanzan a imaginar lo entretenido que es este pueblo; de tantas opciones de entretenimiento que habían, escogí el arreglo de la moto, no solo por el hecho de que necesitaba hacerlo sino tambien porque de todo lo que había para hacer, era la más entretenida para una mañana. La tarea de buscar un taller mecánico en un pueblo de 5 cuadras fue dificil pero encontré una bodega sin nadie con muchas herramientas así que decidí esperar a que llegara alguien para arreglar la moto y fue así como apareció dios disfrasado de Jorge Weiz, un man con pinta de aleman (y apellido) con acento paraguayo proveniente de misiones (provincia norteña argentina) y resultó que hombre a diferencia del etereo si sabía hacer milagros, pues resultó que el daño de la moto no era tan facilito como yo lo pensaba. La direccion no se torció en algún punto donde uno pudiera safar un tonillo, enderezarla y volverlo a apretar sino más bien la cabeza donde se soporta el manubrio se reventó la soldadura y el cilindro que la sostiene se torció debido a la enorme torcion ejercida por el accidente. En resumen, no me quebré el culo de milagro porque perfectamente me pude haber quedado con el manubrio en las manos (y no en la moto).
Aparte de tener herramientas, tambien tenia soldador, compresor de aire para el filtro y importante tambien, conocimientos mecánicos; acortando la historia, todo quedó arreglado; el manubrio nunca volverá a ser el mismo, pero por lo menos ahora apunta medianamente derecho hacia donde yo quiero ir y el filtro que si quedó en sus últimas esperaré a pto natales o punta arenas para arreglarlo igual que Tacna, porque como acá no hay altitud la moto todavía anda.
Lo mejor de todo fue que no me cobraron ni un solo peso! así que a las 11am quedé con un nuevo proposito en la vida: encontrar que hacer, fue incriblemente dificil la decision, pero ante tan gran menu de actividades me acosté de nuevo a dormir, no sin antes hacer una vueltica con la moto para ver como quedó.
El dedo amaneció morado y no verde ni amarillo, por lo tanto ho hubo fractura sino más bien algo (no me se el nombre tecnico usado por los medicos) que no me deja mover el dedo, que duele mucho y que lo pone morado. igual como ya se sabe que no es una fractura, en 5 días debe estar bien.
El hombro y rodilla ya duelen menos y mañana no se deberán notar… el tobillo ya esta bien.
Buena noticia fue que hoy no ha llovido y si mañana no llueve me toca la trocha seca, algo que agradecería mucho… ojala.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s