Día 132 Rio Grande – Rio Gallegos y la triste historia de Hipotermia

Fue por una imprudencia grande que se supo todo esto; pero no se debe culpar al imprudente, fue una cuestion de tragos, y todos lo saben, un psicologo con tragos puede empezar a hablar de sus pacientes, con el riesgo de violar la tan sagrada relacion medico – paciente (quien esto escribe no tiene ni idea como se llama la relacion psicologo – paciente).
Lo que importa y es relevante para lo que se va a narrar, es que el hombre se pasó de tragos y develo lo que no debía: Que a Hipotermia nadie la quiere y dado al rechazo sufrido por todos a quienes ella pretendía, su autoestima se vino al suelo con la consecuente reaccion de negarlo como todo el mundo lo hace, para despues cuando la situacion se le hizo insoportable, acudir donde un psicologo (no sabía que era un borrachin) para contarle su triste historia.
La muy acomplejada hipotermia nació hace mucho (no se debe preguntar la edad a una mujer) pero no es grave, esto nunca fue un problema para ella; lo que le hace insoportable la vida es que nadie la quería, todos la rechazaban y lo más grave es que lo hacían de la forma más grosera, completamente inconcientes de lo que esto la afectaba.
Según lo dicho por el deslenguado, al pasar de fracaso en fracaso y aun con la ayuda del psicologo llegaron ambos a la conclusion que por las buenas no se iba a lograr nada. Construyeron entre los dos un plan infalible de caza; plan basado en una persistencia absoluta que llevase a la rendición del pobre a quien ella le pusiese el ojo.
Para ello se transladó a la patagonia argentina, un sitio que despues de una honda y minuciosa investigación, quedó en primer lugar frente a otros sitios del mundo para encontrar un objetivo que al final del plan ideado con el psicologo la quisiera de buena manera.
Saliendo bajo la lluvia de Rio Grande un motoneto le pareció a ella que sería un cadidato perfecto, decidiendo por esto perseguirlo durante todo el día. Quien esto escribe no se explica como ella lo vió como un buen candidato ya que llevaba puesto doble media, mas botas impermeables, mas cobertor impermeable para zapatos, llevaba tambíen unos interriores térmicos, una sudadera bajo los jeans, más lease bien, dos pantalones impermeables; para cubrirse tenía puesto un interior térmico, camiseta, el infaltable sueter anaranjado sin una sola fibra natural, la chaqueta con las protecciones más dos chaquetas impermeables, sumado a todo esto, una bufanda y doble guantes. Con tal cantidad de ropa encima, no se imagina uno que alguien pueda querer a hipotermia, pero de tanto fracazo ella ya tenía afinado el ojo, y fue a este motoneto al que siguió.
No se necesitaron sino 15km para que el motoneto con toda esa ropa encima estuviera ensopado, no se explica uno como hizo el agua para atravezar todos esos impermeables pero que pasó, pasó.
Nunca paró de llover, pero para empeorar un poco las cosas, tocó hacer 180km de trocha, que ya se había hecho del trayecto el porvenir – san sebastian que es la frontera; la trocha si no llueve es buena, ya que no tiene piedras y es completamente lisa. El problema es que cuando llueve, no tiene piedras y es lisa, así que se forma una capita de pantano super resbaladizo increiblemente dificil de manejar. Al pasar la frontera de san sebastian, los funcionarios argentinos le informaron que el ferry estaba parado por mal tiempo, así que era posible que no hubiera paso cuando llegara.
Una vez se llega a onaisin (donde me desvié para ver los pinguinos que no estaban) el motoneto se desvió para cerro sombrero que es cerca de donde está el ferry. A la mitad de camino se le safó del manubrio todos los controles electricos de encenido, luces, etc. le toco en ese lodazal sentarse con toda la calma, bajo la lluvia y un ventarrón horrible a atornillar otra vez todo el soporte. Despues de eso… que sed! rico sería un poquito de agua; acto seguido abrir la cajita para sacar la botella de agua, y adivinen que? la berraquita se reventó y el pobre encontró todo inundado, otra vez. A partir de ahí, sin agua y sin comida todo fue una lucha para lograr mantener la moto en un solo carril, ya que el viento la movía de linea haciendo aparte de dificil, peligroso toda la conducción.
Llegó por fin al ferry y en efecto estaba cerrado, al igual que la única tienda. El único refugio era la oficina de turismo donde una señora super querida le dejo poner a secar su ropa (o por lo menos tratar). Era tan notorio el frío, que judit (así se llamaba) le regaló lo último que tenía de cafe colombiano a diferencia del argentino que la estaba conversando que recibió un nescafé, todo porque era colombiano, por lo tanto más exigente en cuanto al tinto respecta, estaba congelado y además estaban viendo cafe (la telenovela de los años de upa)
Por fin arrancó el ferry (ya eran las 6pm), siendo el trayecto de 30 minutos; una vez se bajó, se acordó que no lo había pagado, por lo tanto se devolvió a pagar el ticket pero el de la caja lo vió tan morado que le regalo la pasada del estrecho de magallanes!
Por fin asfalto, pero mucho más viento y muchisimo más frío se llegó a la frontera que ya no me acuerdo como se llama, y que tiene como novedad que chilenos y argentinos trabajan juntos, por lo que todo fue muy conversadito… permiso moto hasta noviembre, sellos papeles, sellos pasaporte, cachay, estai congelado? si señora, llevo todo el dia mojado… comete estos que son buenos para el frío… no se alargará la conversación entre policia chilena y motoneto congelado, lo que recibió no fue nada mas, ni nada menos que unos aftereight! el rico chocolate con menta por dentro que seguro todo el mundo ha comido.
Una hora despues ya llegando al tan ansiado destino fue parado por la policia con el típico imperativo argentino: es posible revisar sus papeles, puede ser? (puede ser es un imperativo que no acepta discusion así suene tan pacito), en la oficina el policia le mostró más o menos donde podía encontrar hotel y despues de media hora se llegó a Rio Gallegos para encontrar que no había ni un solo hotel abierto, preguntando le dieron la dirección de dos donde podría ir y fue llendo a uno de ellos donde pasó lo que hipotermia estaba esparando: el naufragio y rendicion total de su candidato.
Los cruces de Rio Gallegos eran lagos, pero hasta ahora los había podido pasar, solo fue que éste era un poco más hondo de lo esperado y para resumir, el agua le llegó al motoneto hasta las rodillas y la moto, como es obvio en este tipo de situaciones para las que no fué diseñada, se apagó. Arrastrar la moto dentro del lago hacia la playa o acera más cercana fue toda una odisea, al final con la moto afuera, completamente mojado y congelado se ridió y se entregó sin resistencia alguna a la hipotermia que esperando su momento lo abrazó sin esperar para porfin consagrar lo que era suyo, su victima y candidato entregado a ella sin rechazarla!
Siguieron ya los dos juntos de la mano a buscar hostal, pudiendolo encontrar ya estando de noche. La entrada a la habitación donde teoricamente sería la noche nupcial que tanto ella había soñado fue un poco diferente a lo que ella esperaba, generandole traumas aun mayores que todos los rechazos previos ya que una vez dentro, él sin verguenza alguna, la dejo de lado y se fundió en un abrazo largo y amoroso con la calefacción. Ante este planton con la sinverguenza de la calefacción no le quedó de otra a la pobre hipotermia que aceptar su derrota e irse a buscar otro candidato e insultar a su psicologo por no prevenirla sobre posibles fracasos de su tan elaborado plan.

Única foto de todo el día y muestra el trágico momento y lugar en que los controles electricos del manubrio se safaron… tambíen se puede ver lo rico de la carretera y clima

 

Anuncios

3 comentarios en “Día 132 Rio Grande – Rio Gallegos y la triste historia de Hipotermia

  1. bueno Lucio, veo que tienes material para una buena novela pues ya hay varios capitulos adelantados, en ciertos pasajes es bastante dramatica y terrorifica, mas sin embargo hay una constante en lo que hemos visto y es que siempre se sigue adelante y no hay asomo de decaimiento,cosa que me tiene descrestado y para decir la verdad me parece que la aventura ha sido magnifica.
    Devuelvete por llanuras calidas.saludos y de nuevo felicitaciones.Pedro Pablo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s