Montevideo

Fin de semana, paseo a Montevideo. Para llegar a la ciudad desde Buenos Aires hay tres formas diferentes: La más fácil es tomar un ferri de 3 horas que conecta directamente ambas ciudades; la segunda es tomar un ferri de una hora hasta la ciudad (pueblo) de Colonia y desde allí, tomar un bus de tres horas hasta Montevideo y la última la más complicada es tomar la moto subir por argentina hasta Gualeguaychú, de allí pasar la frontera y por las carreteras de Uruguay llegar hasta Montevideo. Cómo soy motoneto pero el tiempo es limitado, decidí tomar el ferri directo y evitarme todas las incomodidades.

El Montevideo turisteable se compone de tres sectores: El centro, la ciudad vieja y Pocitos. El centro y la ciudad vieja son, para hacer la descripción más rápida, muy parecidos al barrio de Buenos Aires que se llama Boedo. Cuando haga la descripción de este barrio verán porqué; por el momento, para hacer el relato más corto diré que estas zonas están compuestas por casas cincuentonas de dos o tres pisos en todos sus estados posibles, es decir, acabados, viejos sucios y restaurados. En el centro están en proceso de renovar las casas y se puede decir que está en muy buen estado y es ambientado, haciendo la aclaración que Uruguay es mucho más calmado que la Argentina. Tiene muchas vías peatonales con un poco de comercio para turistas y para los locales. Estas vías son adoquinadas mientras las de los carros están asfaltadas evidenciando la única diferencia entre Boedo y Montevideo: Boedo tiene vías empedradas y mal asfaltadas, mientras Montevideo tiene todas  las vías asfaltas. La ciudad vieja es una península, una vez se ingresa al centro los edificios suben unos dos pisos más de altura y aparecen los arces a lado y lado de la calle generando el ambiente que solo esos árboles pueden dar. La vía principal de Montevideo es de 3 carriles demostrando lo pequeña que es la ciudad; se puede recorrer la parte turística a pie sin ningún problema. Es el primer país que visito en el que la presidencia está en un edificio moderno con vidrios brillantes bastante feo además.

Ciudad vieja

 

Paseo peatona, ciudad vieja

 

Plaza principal, con un edificio igualitico al de la avenida de mayo.

 

Edificio presidencial

 

Escultura en parque del centro

 

Hall

 

Arquitectura centro

 

Otoño… ya es invierno

 

Escultura en típica columna de parque

 

Escultura y edificio con acné

 

Banco uruguayo

 

Fachada ciudad vieja

 

Motoneta con llamas!

 

Arces super ambientadores

 

Si uno sigue para el este, irá a Pocitos que es de gente con más platica con una playa y un malecón, costanera y acá llamada rambla que recorre toda la bahía separando la playa de los edificios. El parecido con Lima es grande, aunque los edificios modernos Limeños son más grandes y más modernos, Lima es muucho más grande pero a favor de Montevideo se dirá que la playa es arenuda y además no hay que escalar todo un acantilado para llegar a ella. Solo hay que cruzar la calle y ya. Allí se encontrarán gente haciendo ejercicio, paseando sea en la playa o en la acera que la sigue en todo su recorrido. No vi cosas para turistas, es todo muy residencial. Tomando esta rambla al occidente para devolverse recorriendo la playa se llegará al parque Rodó y una cancha de golf que para no extenderme diré que son más o menos lo mismo que los de Buenos Aires.

Chimenea en la rambla

 

Paloma en la rambla

 

La rambla

 

Iglesia anglicana

 

Playa Pocitos

 

Playa pocitos

 

Gente en la playa pocitos

 

Playa pocitos

 

Sesión fotográfica

 

Rambla en pocitos

 

Muelle en pocitos

 

 

 

Al igual que Argentina y Chile los uruguayos son víctimas de un dilema irresoluble. Para resolverlo me imagino han llamado a sus más afamados artistas y personalidades de la rama a tratar pero a simple vista se puede notar que han fracasado. Mi único consejo que le puedo dar, es llamar a algún filósofo alemán para que les ayude a resolver tan complicado problema; cómo ya lo había mencionado en la Patagonia con los ilógicos cercos en la mitad de la nada, con pórticos de entrada y salida de la nada; los filósofos alemanes son los precisos para este tipo de cuestiones tan complicadas ya que solo ellos pueden explicar de la forma más incomprensible posible lo que los humanos de carne y hueso no podemos entender, es decir, una vez leído y estudiado las respuestas del filósofo podremos darnos cuenta que resuelto el problema seguimos sin entender nada, ni el problema inicial, ni el tratado filosófico posterior que lo explica; podemos entonces aceptar sin sentimiento de frustración alguno, el hecho de que el dilema es tan incomprensible que no debemos gastar más tiempo en él y así poder seguir nuestras vidas dejando por sentado que el dilema incomprendido ha sido resuelto de la forma más incomprensible posible, pero resuelto al fin y al cabo. Así pues, después de toda esta verborrea insisto. Dejen de hidrofugar las fachadas de los edificios con roacutane, iso face o minocin ya que aparte de costoso, no tiene resultado alguno. Lo que tienen las fachadas de sus edificios no es acné,  el término médico no les aplica, lo que tienen se conoce bajo el nombre de aires acondicionados. Para resolver el problema bien pueden llamar al filósofo alemán que más les guste para aceptar lo inevitable, o sea, su presencia en las fachadas ó, aprovechando el viaje y después de haberse atiborrado de choucrute y salchichas pueden mirar los edificios de allá y notar que no tienen ese problema: porque será? Ahh, ponen esos aparatos en el techo! Para un sistema central es una buena idea, sino, pueden poner los viejos radiadores europeos que funcionan a las mil maravillas si se dignan a ponerle a los edificios ventanas con doble vidrio para aislar el exterior del interior.

Eterno dilema… que hacer con los aires acondicionados???

 

Volviendo a Montevideo, en cada sector de la ciudad hay un mercado tradicional, muy al estilo europeo, donde cierran la vía para poner los toldillos y vender artesanías iguales a las de todo lado y verduras llegadas directamente del campo.

Verdulería en ciudad vieja

 

Verdulería en ciudad vieja

 

Los uruguayos son culturalmente hablando lo mismo que un argentino, hablan igual, son igual de amables y ante cualquier pregunta ayudarán con la mejor disposición.

Siendo un país tan pequeño y con tan pocos habitantes, los uruguayos están bastante acostumbrados a los extranjeros, ya que una gran parte de su población vive en otros países y además todos son hijos e inmigrantes.

Por la noche se ven muchos borrachitos comparándolo con Buenos Aires, no sabría decir si es por el partido de su selección o porque como hace frío decidan calentarse de una forma entretenida.

En resumen y para terminar: Montevideo es recomendado para visitar así sea en invierno, es bonito, pequeño y bastante ambientado.

Oso guardian

 

Modelo improvisado

 

Centro visto por un dos caballos

 

Carro en posible manteniemiento

 

Buenos aires desde un ferri necesitado de limpieza.

Anuncios

3 comentarios en “Montevideo

  1. yo te aconsejo quedarte en tu casa dondequieras que vivas,xq si vas a criticar las cosas que ves y fotografias me parece una falta de respeto,me parecio poco profecional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s