Tam Coc I

Resuminedo, todo lo importante acá queda al rededor de unas montañas parecidas a Phong Nha, o de pronto las de Phong Nha sean parecidas a estas, o a lo mejor ambas imitan a las de Ha Long, en fin, las montañas asiaticas fueron hace miles de años unos arrecifes coralinos y hoy, cuando el mar se encuentra a kilómetros, el resultado es increiblemente fotogénico. En fin… Primero visité una montaña con un templo arriba en la que hay que subir bastantes escalones, no obstante, hoy, el sol que prometía meteoblue no apareció, en cambio el cielo desaparecio por una niebla muy al estilo Lima. La humedad ni se la imaginan. Esto se los cuento porque al bajar del morro (con una vista buenisima por cuenta de la misma niebla) llegue completemente mojado, de sudor digo; las gotas salían de mi cara directo a la camara. Aquí aclaro que las fotos que aparecerán en el blog son de iphone, es decir, una mierda, pero, las de mi camara, así el lente este en proceso de muerte, quearon buenisimas.
Es muy famoso un paseo en canoa entre las rocas por los rios y canales que acumulan el agua caida en las epoca del monsón. El agua ni se mueve. Pagada la boleta vi que la fila podia contarse en miles, así que decidí dejar el paseo para mañana por la mañana cuando los vietnamitas aun no hayan llegado.

El siguiente destino fue la primera capital de vietnam cuando se independizaron de china, allá en los años de upa. Hoa Lu de nombre y para resumir todo, no vale ni cinco la pena. Aburrido, volvi a subirme otra montaña, esta vez para un templito cagado con un hombre desesperado por vender inciensos. Bajé más aburrido de lo que sali y completamente emparamado por el sudor. De repente un grupo grande de vietnamitas me empezaron a hablar… no entendí ni forro pero lo que querían era tomarse fotos conmigo. Eran muchas y lo que pretendian eran fotos individuales. Así, posando una por una me hicieron un buen foto estudio… lo gracioso del caso es que me abrazaban y apenas sentian lo sudado que estaba, despaciecito se iban separando para sonreir en la foto.

Finalizó el día con la visita a la pagoda más grande del sureste asiatico. Es una construccion gigantesca bastante nueva. De seguro al gobierno eso le costó un ojo de la cara, pero para eso estan las dictadura: para hacer gastos raros en cosas sin importancia. En mi caso, la tristeza no radico en los vietnamitas que perdieron la posibilidad de educacion o trabajo por cuenta de la construccion de la pagoda, sino la cantidad de bosques que tuvieron que talar para hacerla. Cada columna es un arbol grande y la cantidad de columnas ni se la imaginan… yo tampoco puedo contarles porque no me tome el trabajo de nuemrarlas, pero creanme, esa pagoda y los templos circundadntes serán responsables de algun agrandamiento del hueco en el ozono.

 

Tam Coc desde el monte
  
Hoa Lu, la antigua capital sin ninguna gracia
  
Un vietnamit a que quería tomarse fotos conmigo
  
Buda
  
Miles y miles de columnas como estas bordean todo el complejo
 

Anuncios

Un comentario en “Tam Coc I

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s