Lang Ha Bay

Pasó ayer pero me acuerdo hoy. Lang, el dueño del hotel donde me encuentro, acaba de tener un niño y su cuñado ha venido a hacer una visita a su hermana por la feliz ocasión. Me imagino que el hombre estaba aburrido o algo porque ante la invitación para tomar cervezaz de Alan, el escoces que les esta ayudando, ahi mismo se apuntó. Dos alemanas y yo fuimos invitados al paseo y todos dijimos que si. Aparece cuñado con casco para Alan y el hombre se niega de redondo. — Vamos a caminar —, dice. — En serio? —, pregunta el otro, mientras nos mira a todos con ojos de incomprensión. Todos afirmamos. El mensaje queda claro, vamos a caminar. Y les habré dicho que en vietnam cualquier distancia que supere los 20 metros es necesario recorrerla en algun vehiculo motorizado. Tristemente para cuñado, las alemanas proponen un sitio al final del pueblo, todos asentimos y salimos para allá. Aclaro aquí que el final del pueblo puede quedar máximo a kilómetro y medio. Converso todo el recorrido con cuñado y solo oigo quejidos por tener que caminar tanto y por el frio que hace. Cómo si en una moto no se paleteara uno! En fin, el restaurante resultó cachetudito para los estandares vietnamitas y ahi quien sufrió fui yo, digo, no por el precio, que para mi era bartisimo, sino por cuñado ya que yo sé cuanto es lo que se ganan y, el hombre, ya comprometido en la situacion, debia consumir algo que de seguro superaba su presupuesto de la noche. Conversamos y conversamos y el ingles del hombre empeoró, de verdad se le entendia poco. Con el tiempo aparecieron las disculpas: — es que estoy mareado por el licor —. Cosa poco probable, solo habíamos tomado una cerveza. En mi interior sufria porque sabía que cuñado lo que intentaba hacer, era irse para evitar mas gastos. Al rato se nos despide: — Me tengo que ir, ya estoy mareado —, dice. Respondemos que podemos ir con el y nosotros nos quedamos en otro sitio. — No, me tengo que ir, Lang me esta esperando afuera en la moto —, replica. Me equivoqué, el verdadero terror de cuñado no radicaba en gastar mas dinero del que tenía… era simplemente verse obligado a caminar la vuelta!
(es bastante probable que el dinero tambien influyera en la desición)

En fin, para resumir el día, ya que solo les he hablado de ayer por la noche, salimos en un bote para Lang Ha y si es tan bonita como la pintan. Lo que nunca aparece en las fotos es el frío tan berraco que hace en una barquito de esos en esta época del año… con dos sueteres encima y tritando!

 

Lang Ha Bay
  
Cuevitas pra atravezar en el kayak
  
Parqueadero de pescadores
  
Ciudad flotante
  
Mas de Lang Ha
 

Anuncios

Un comentario en “Lang Ha Bay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s