Innsbruck

TRAIN_64Etimología inventada que no revisaré en Wikipedia. Brücke en alemán es puente, el rio que por la ciudad pasa se llama el Inn (otro río crucigrámico… los estoy conociendo a todos!!!!) es decir, el nombre de la ciudad se debió a que por mucho tiempo por aquí era el paso para cruzar el Inn y seguir con la travesía alpina para llegar desde Viena a los cantones suizos, el norte de Italia o a Frankfurt o München. Innsbruck, el puente del Inn.

La ciudad está en un valle angosto entre dos montañas alpinas, es decir, rocas que salen para arriba y mucha nieve tienen. Ha habido dos olimpiadas de invierno en esta ciudad; una en los sesentas y otra en los setentas. El hotel en que me he quedado es la villa olímpica, y como se podrán imaginar es toda setentuda con detalles redonditos, color amarillo y morado en profusión. Causa risa esta insistencia en tener el hotel tal como lo diseñaron para las olimpiadas de hace cuarenta años sin embargo eso es lo que hace a los europeos europeos, una testaruda adhesión a las tradiciones y a conservar lo ya construido, es así que este hotel que ahora causa risa, en unos cien años tendrá estudiantes observando los estilos arquitectónicos que la historia, la ciudad y sus tercos habitantes se tomaron el esfuerzo de preservar.

El centro de la ciudad es muy bonito, con una calle principal, la Maria Theresien strasse, que básicamente es una plaza muy larga, un altstadt super viejo con varias joyitas, vale la pena mencionar que para ellos lo mas importante es el goldenes dachl, el techo dorado, que no tiene mucha gracia aparte de ser dorado y viejísimo. Diagonal hay un edificio de fachada rococó bastante bacano y en general la arquitectura la resumiré en que es austriaca, quiero decir con ello que son edificios de corte clásico, a veces medieval, a veces mas moderno pero todos tienen como denominador común las pinturas en la fachada y los detallitos finos que hacen de Austria el país con los mejores edificios para mi gusto. Puede uno estar horas y horas viendo detallitos en todas las ventanas, balcones y fachadas.

El Inn no es gran cosa, es un río muy azulito como el de Medellín (sin metales pesados, toxicos ni basura), digo Medellín por el tamaño, lo azul viene, no porque le echen cloro, sino porque de los glaciares del lado viene en agua.

A las montañas es fácil subir pues como lo dije antes, esta fue una doble ciudad olímpica así que lifts hay por todo lado; lo que no hubo fue un día bonito en el tiempo que aquí estuve entonces fotos desde las montañas no hay.

Algo bonito y recomendado para hacer es tomar el tren que sale de Zürich, pasa por el lago Zürich y otro mas debajo de nombre Walensee, el lago Walen, muy bonito y rodeado por rocas, para después dirigirse a Liechtestein y empezar a subir por los Alpes austriacos. La parte súper bacana que recomiendo mirar (y hasta de pronto quedarse) es el paso entre Dalaas y Sankt Anton am arlberg.

Por último y para terminar, lo mas gracioso de la ciudad es su obsesión con las alergias. Quien sabe quien murió hace muchos años por alguna alergia y era familiar de algún político influyente, todo, absolutamente todo lo que a la boca se puede uno llevar, trae consigo una lista de posibles sustancias alérgicas que podrían matar al incauto consumidor, esto incluye hasta los kebabs y hamburguesas…

Innsbruck-20150311_142102_web

Lo que uno se come esta clasificado en letras segun la alergia que el alimento contiene!

Si quieren ver la ciudad en 360, metánse al boton de abajo!

Aviso_360-01

 Innsbruck-20150311_145231_webLa Herzog-Friedrich Strasse

Innsbruck-20150311_145927_webCatedral por dentro

Innsbruck-20150311_150434_webDetallito dentro de la catedral

Innsbruck-20150311_152012_webFachada rococuda con fachada mas sobria

Innsbruck-20150311_152529_webLa misma friedrichstrasse

Innsbruck-20150311_153148_webBalconcitos

Innsbruck-20150311_170907_webDe 6.00 a 10.30 prohibido prohibir, de 10.30 a 6.00 prohibidas las parejas

Innsbruck-20150311_171042_webNuevo deporte, Wok ski!, pones tu culo en un wok y te tiras por los toboganes de los trineos!!!

Innsbruck-20150312_102752_webLa Maria Theresien Strasse

Innsbruck-20150312_105052_webEl Inn, la ciudad y las montañas

Innsbruck-20150312_115356_webMaria Theresien Strasse

Innsbruck-20150312_110155_webEl Goldenes Dachl, símbolo de la ciudad

Innsbruck-20150312_110203_webDetallitos

Innsbruck-20150312_110241_webRococó

Innsbruck-20150312_110317_webLa Friedrich strasse

Innsbruck-20150312_110353_webDetallitos

Innsbruck-20150312_110524_webCalle en el altstadt, ciudad vieja

Innsbruck-20150312_110703_webCallejón en la ciduad vieja

Innsbruck-20150312_111951_webParque Hofgarten

Innsbruck-20150312_113655_webBarcitos, restaurantes y discos bajo la carrilera y montañas de fondo

Innsbruck-20150312_113743_webEsa cosa blanca que hay al fondo de la carrilera es la pista de salto largo

Bratislava-20140523_074130Parte moderna de la ciudad

Innsbruck-20150312_120203_webMontañas y ciudad

Anuncios

Graz

BUS_64-01TRAIN_64Obviamente Graz no hace parte de los Balcanes. Geográficamente si situación sería en Europa central; pasa, sucede y acontece que el motoneto es psicorígido y no sabe muy bien donde ponerla. Si nos atuviésemos a la geografía ya sabríamos donde iría este post. Si siguiésemos el recorrido tal cual este ha sido realizado, no habría donde ponerlo. Uno, porque la parte de Europa central ha pasado hace mil años y quedaría como rarongo una ciudad puesta ahí, así como así. Dos, la sección que sigue a los Balcanes es el Báltico; obviamente Austria no hace parte de esta zona europea. Nos queda seguir el itinerario y si me perdonan, en los Balcanes quedara una ciudad no balcánica, eso que si nos atenemos a la corrección mas correcta, las ciudades turcas tampoco deberían estar acá.

Para llegar a Graz, la segunda ciudad de Austria, aunque es bien pequeña, hay que ir primero a Ljubljana; recuerden que venimos de Bohinj, y en Eslovenia no se dice todos los caminos conducen a Roma, pero a Ljubljana. El país es pequeño y todo gira hacia el centro. Hacia allá fuimos y de allí seguimos para Maribor, si, la ciudad del equipo extraño de la champions league! Otro tren mas y en Graz nos encontramos. La ciudad queda súper cerca de la frontera y durante un buen tiempo, fue la ciudad mas importante para los eslovenos. Los eslovenos, que durante muchas épocas ocuparon, compartiendo con los austriacos, la parte del mundo llamada Carinthia; ésta componía todo lo que hoy es Eslovenia, Istria, partes orientales de Italia y obviamente parte de Austria. Durante el imperio Austriaco la demografía cambió a favor de los germano parlantes, pero todo fue contra los eslovenos una vez las dos guerras mundiales estallaron. Italia trató de limpiar su territorio de eslavos, Austria trato de germanizar a la fuerza y los croatas también abusaron de ellos. Total, al final del colapso del imperio austro húngaro, Graz terminó en Austria (como siempre lo había sido desde los habsburgos) y los eslovenos terminaron reasentándose en la parte de Carinthia de Yugoslavia. Graz, fue un centro muy importante de los Habsburgos, su fortaleza en épocas napoleónicas fue atacada por los franceses dos veces. Al final de las guerras y mediante un tratado (Austria perdió la guerra), las murallas del schlossberg fueron dinamitadas. La comunidad logró mediante sobornos salvar la torre del reloj, que bastante bonita es, ya la verán en los panorámicos.

La decoración de Graz, es muy austriaca, es decir, edificios muy decorados llenos de detallitos realmente bien hechos. La ciudad es toda una proeza de pulcritud, pues casi que ni colillas de cigarrillos se ven.

Un rio, el Mur, la atraviesa, teniendo a un lado un museo famoso con forma orgánica parecida a un corazón de metal lleno de arterias cercenadas, llamado Kunsthaus. Al otro lado del rio está el centro histórico, bastante bonito y el cerro que porta al schlossberg, el castillo sin murallas por culpa de Napoleón.

Nos ha recibido Daniela y nos ha dejado su apartamento y se ha ido con su novio. Tanta queridura! El apartamento a dos cuadras de la plaza principal, Hauptplatz y justo debajo del schlossberg tiene una ubicación ideal. Nos ha invitado también a ver la final del mundial en una fiesta austriaca donde todo el mundo le hacía fuerza a Argentina para que Alemania no quedara campeón. Se acabó el partido y todos a tomar cervecita callados.

Se me olvidaba mensionar… una de las cosas turísticas para ver en la ciudad es una escalera! Se llama la Doppelwendeltreppe, siendo doppel, doble, treppe, escalera y wendel creo, espiral, es decir una escalera doble en espiral bastante bacana llena de avisitos amorosos en el último piso donde los enamorados el beso, antes de dibujar el corazoncito mañé, se dan.

Aviso_360-01

Graz-20140714_113047_webFachadas decoradas en HauptPlatz

Graz-20140714_113508_webLa calle principal, Herrengasse (en austria calle no es straße sino gasse)

Graz-20140714_113546_webDetalle de la Stadtpfarrkirche

Graz-20140714_115029_webRéplica de la ópera para que los ciegos la puedan ver! Esto si diferencia un país civilizado de otro que no!

Graz-20140714_115522_webKaiser Josef Platz, la plaza de mercado

Graz-20140714_121035_webDom, la catedral, aquí está enterrado un Ferdinand II que es del 1600, no es el mismo de Sarajevo

Graz-20140714_121425_webLa puerta de la ciudad, Burgtor

Graz-20140714_121655_webUn mensaje largo incomodísimo de leer, sobre la trajedia Judía

Graz-20140714_121854_webUna fachada

Graz-20140714_122320 Panorama_webLa Doppelwendeltreppe

Graz-20140714_122403_webVista superior de la escalera doble

Graz-20140714_122854_webLa gaseosa local

Graz-20140714_123537_webUn edificio que ha pasado por muchos tratamientos. La torre del reloj al fondo

Graz-20140714_130229_webLa torre del reloj, Uhrturm

Graz-20140714_130441_webUn corazón de metal lleno de arterias. Kunsthaus

Graz-20140714_150209_webDetallito austriaco, de hecho es un turco!

Graz-20140714_150338_webDetallito austriaco

Graz-20140714_150352_webDetallito austriaco

Graz-20140714_150534_webCielo de Graz

Graz-20140714_161931_webDetallito austriaco

Graz-20140714_195524_webEnsalada de Salchicha! La salchicha es el tallarín rosado… la salchicha la cortan en lajas

Wien

TRAIN_64Con el solo título habrán notado que así es como verdaderamente se llama la ciudad en su natural alemán. En esta lengua la “W” se pronuncia igual que nuestra “V”. Para no alargar esto mucho, Viena en español es su nombre y como Viena será mencionada en el resto de este relato.

Viena, la capital de Austria es lo que se puede resumir como una capital imperial. Eso de imperial normalmente le da un estatus diferente y mas pomposo del que pueda tener una capital común y silvestre, ya que no fue en su pasado una simple ciudad, sino una de las bien llamadas metrópolis, tal como lo son Madrid, París y otras tantas ciudades, increíblemente imponentes con su arquitectura, siempre grandiosas no dejando a nadie indiferente. En este caso, Viena fue la metrópoli del imperio austro-húngaro, algún tiempo después tuvo que compartir ese honor con la increíble Budapest, y algún tiempo antes no era mas que la capital de un reino, el de los Habsburgo, linaje real que ante la unificación alemana entorno a Prusia la puso en tanto peligro de ser absorbida en algún futuro cercano, que decidieron juntarse con el reino de Hungría para protegerse mutuamente. Mas tarde absorbieron parte de Moravia, la Galicia polaca, parte de ucrania, Croacia, Eslovenia y después, en una competencia por los restos del imperio otomano contra Rusia, adjuntaron a su imperio a Bosnia, Serbia y lo que mas tarde sería llamada la Yugoslavia, país que se generó por exactamente los mismos motivos que el imperio, en ese caso el enemigo fue Italia, una vez reunificada y con ansias colonialistas, amenazó de tal forma a Croacia, Eslovenia y Serbia que estos no teniendo ninguna forma de defenderse por si solos, tuvieron que juntarse para ser lo suficientemente fuertes para evitar alguna tentativa italiana de anexación (si esta palabra no existe, perdón, me la inventé). Sufrió la pobre Albania la codicia italiana. Dejo constancia que me he salido del el tema, así que retomo. El imperio Austro húngaro y su capital Viena se disolvió hace solo 96 añitos, al estar los húngaros hartos de los austriacos, los serbios y croatas de los húngaros, los eslovenos de los austriacos, en fin, todas las tensiones explotaron cuando después de la perdida de la gran guerra en unas revueltas lograron separarse sin mucho trauma.

Lo verdaderamente importante para este relato es que Viena es muy bonita porque tuvo un pasado grandioso y tiene un presente bastante positivo. No es que Austria se vaya volver una potencia mundial pero, al tener un nivel de vida envidiable, se pueden dar el lujo de conservar todas sus joyitas arquitectónicas como lo que son, unas joyitas.

Su altísimo nivel de vida conlleva ciertos problemas para un turista del tipo “motoneto”; es increíblemente caro, para darle sinónimos a esto podemos traer un impagable, prohibitivo, imposible o algún otro adjetivo al, una vez el hambre en el estómago haciendo estragos, ver el menú y precios de cada uno y llegar a la conclusión de que en esta ciudad galletas será el menú, y en días lujosos será la hamburguesa mas McMaluca y mas McCara que se podrá comer, es triste, hasta el McBaño lo cobran, el fin, la famosa Wiener Würstchen, de donde Wiener es vienesa, würst es salchicha y chen, pronunciado jen, es alguna de esas maromas gramaticales que hacen del alemán un idioma imposible, será la salchicha vienesa una comida de una ocasión, para decir que se probó pero que nunca jamás en el viaje se podrá volver a pagar, en estos exorbitantes precios están incluidos los negocios callejeros que las venden.

Los austriacos son bastante simpáticos, el centro de la ciudad estará invadido por millones de turistas que se asombran ante las innumerables doradas fachadas y los delicados detallitos que se ven por todo lado y que solo los austriacos pueden tener. Acompañan a todos los turistas un batallón de Mozarts con un menú de conciertos que “únicamente” tocarán esa misma noche. Los precios dan risa pero para eso están los gringos, ellos si los pagan. Los que no podemos permitirnos ese lujo, paseamos por la ciudad. La ciudad turística es lo que estaba dentro de la muralla que en algún momento pasado la protegió, ahora es un ringstrasse o ringgasse como dicen ellos, pero que al final es un añillo vial que circunda todo el centro siendo una misma calle con nombres distintos cada dos cuadras terminando en ring, anillo. Todo lo que está dentro del anillo es imperial, está en perfecto estado y es súper bonito. Afuera del anillo hay dos palacios para ver: el Belvedere, o bella vista en español, ya absorbido por la ciudad, conserva sus jardines y tiene suficientes caminos para cansar al turista después de kilómetros caminar. El otro es el Schönbrunn (Schön, hermoso; Brunn, vaya uno a saber, pero es algo lindo), el palacio de Franz Ferdinand y Sophie, obviamente también del emperador, palacio lujoso con jardines donde vivían cómodos y felices, después cuando este relato llegue a las calles de Sarajevo, les contaré donde y como lo mataron. Independientemente de que quien esto lea, estese preguntando si hablé del grupo de rock o si fue del pobre príncipe heredero asesinado por un loco serbio, lo que importa del relato es que el palacio no queda cerca, pero una vez tomado el tren para llegar y hecha la gigantesca fila para entrar, no queda de otra que caminar entre los salones y los jardines hasta el cansancio; cuando este llegue y se alce victorioso, la estación del tren solo estará a uno o dos kilómetros a pie y en él se podrá ir hasta la otra parte turística de la ciudad que vale bastante la pena recorrer, el rio. No es el Danubio, sino un canal que pasa por la ciudad. Es increíblemente animado y bastante largo para recorrer. En verano playa alternativa, teatro y bar todo en uno.

Aviso_360-01

 Wien-20140524_061436Conejo publicitario del museo Albertina, uno de los mas importantes museos del mundo

Wien-20140524_061813El palacio de los Hofburg con los techos de l’orangerie

Wien-20140524_062153Fachada del palacio de los Hofburg

Wien-20140524_063848Museo de etnología

Wien-20140524_063956El príncipe Eungenio de Savoya

Wien-20140524_065035Innerer burgplatz, dentro del palacio

Wien-20140524_065045Un techo imperial con sus detallitos

Wien-20140524_065727Los famosos caballos españoles no son, son austriacos y llevan turistas

Wien-20140524_070332Una grasse o strasse del centro

Wien-20140524_070629Grabenstrasse, la mas importante de Austria

Wien-20140524_071132La cúpula de Stephansdom desde la grabenstrasse

Wien-20140524_074302La parte de la torre que no ha sido limpiada

Wien-20140524_075003Detalles de la fachada

Wien-20140524_081107Entrada del museo Albertina

Wien-20140525_062853Karlskirche, la iglesia de Carlos

Wien-20140525_063421Fachada típica y tranvía de la ciudad

Wien-20140525_065244Palacio de Belvedere

Wien-20140525_065724Jardines del palacio de Belvedere

Wien-20140525_072600Calle en el interior del anillo

Wien-20140525_075643Negocio y fachada vienés

Wien-20140525_082845La catedral Stephandom por dentro

Wien-20140525_084518El canal del danubio

Wien-20140525_092928Piscina dentro del rio

Wien-20140525_094357El canal del danubio bien decorado

Wien-20140525_105014Burgtheater, o teatro de la ciudad

Wien-20140525_105500Volksgarten, el jardín del pueblo lleno de rosas (y turístas, como no)

Wien-20140526_054245El palacio de Schönbrunn

Wien-20140526_060021La Gloriette, parte del palacio de SchönbrunnWien-20140526_064359

Estación del metro a la que hay que llegar para ir al palacio