Stein am Rhein

Taxonomía de Linné

Clase: Chondrichthyes

Subclase: Elasmobranchii

Orden: Squaliforme

Familia: Lamnidae

Género: Wassersüss

Especie: W. Steinamrheinenii

Conocido localmente como el Reinerhaie, pronúnciese rainerjai, este escualo de la familia Lamnidae, la misma del gran tiburón blanco, fue descrito por primera vez en 1649 por el ministro de pesca Albrecht Von Fischfang durante el reino del monarca Habsburgo, Ferdinand III. En ese entonces el animal fue descrito por el ministro, en correspondencia con el reino, en los siguientes términos. “… el dicho salmón dentado, ya una vez exhibido en puerto por parte de los pescadores, a quienes el gobierno de su majestad encargó la caza o captura de dicho espécimen, demostró ser un animal terrorífico. De largo algo más de dos brasas y de ancho en promedio una vara, sin escamas y exhibiendo una dentadura temible, con 46 dientes afilados como las mejores dagas de los generales de nuestro glorioso ejército imperial, el llamado por los ignorantes de estas zonas, Reinerhaie, es un salmón capaz de arrancarle las carnes a un cristiano de tan solo un mordisco. He sido testigo de narraciones increíbles que incluyen miembros cercenados, muertes indescriptibles y ríos de sangre que si no fuera porque veo este monstruo con mis propios ojos, tendería a afirmar que estas eran exageraciones de los pueblerinos que viven a las orillas de este lago, (…). Por medio de la presente recomiendo al Dr H. Krankenheit y al honrabilisimo Dr Deutlich Sichertot de evitar hacerle recomendaciones a S.M sobre las propiedades curativas de estas aguas, ya que el riesgo de encontrarse con el salmón Reiner es real. Mejor que incluyan las aguas de los lagos de Luzern para ello, (…). favor hacer llegar  estas descripciones al general M. Allgemein, porque puede encontrar este peligroso pez como una buena arma contra Luis XIV y el traicionero Manzarino si se logra implantar en las aguas del Sena…”.

Durante siglos un temible salmón para los teutones, el W. Steiamrheinenii tan solo en 1798 fue descubierto, descrito y clasificado para la comunidad científica por el gran Alexander Von Humboldt justo antes de emprender su famoso viaje por américa. Clasificó al Reinerhaie dentro de la taxonomía de Linné como un escualo wassersüss, más específicamente un squalus lamnidae wassersüss steinamrheinii see, en sus escritos referido como el tiburón Konstant, o Konstantin como comenzó a llamarse durante los primeros años de su descripción científica. Sobre su voracidad y peligrosidad Von Humboldt en sus memorias dice: “Me estaba bañando en sus aguas, las del lago Constanza, cuando fui sorprendido por un alboroto proveniente del lado suizo. Decidí pues dirigirme hacia el lugar donde se encontraban reunidos estos individuos, quienes gesticulaban sin control en su incomprensible lengua el desespero y temor que estas aguas les provocaban. Me fue presentada a la víctima, quien hacía poco había sido atacada supuestamente por un Konstatin, le faltaba una pierna, al parecer arrancada de tajo por el temible pez. Por cuenta de este animal, ante nuestros ojos, la chica, de unos veinte años, expiró su último aliento sumergida en un charco de sangre y rodeada por curiosos. Un aristócrata del pueblo, Herr Schuekaufer, nos encargó a mi persona y a M. Bonpland capturar al animal para estudiarlo detenidamente. Al ser el suizo, un país tan pobre, tuvimos que embarcarnos en uno de esos botes de ellos, una scapha, y dando tientos por toda la orilla del lago, por pura suerte el animal, leviatánico para M. Bonpland, escualo para mí, encalló por propia cuenta en nuestras redes cuando apenas las estábamos instalando. Hecha la captura y dado en muerte al espécimen de un disparo, dispusimos del altar de la iglesia de una localidad cercana, Stein am Rhein, para estudiar al temido monstruo náutico. En efecto, tal como yo lo preveía, es un escualo, el primero de su especie en vivir en cuerpos acuáticos del interior europeo…” Las recomendaciones de Von Humboldt incluían unir las fuerzas imperiales de los Habsburgo con las del gran ducado de Baden para erradicar este animal de la zona, ya que con los pobres campesinos suizos poco se podría contar.

A partir del contacto de Von Humboldt, el Konstantin comenzó a ser llamado de nuevo Rheinerhaie, pero ahora con especie conocida, W. Steinamrheinenii, en honor a la localidad donde fue clasificado oficialmente en el modelo taxonómico de Linné. Con el pasar de los años, hablamos de decenios, sobre todo con los esfuerzos del ducado de Baden, estado aficionado como el que más a la pesca y a la caza con escopeta, la población de este exótico pez descendió hasta que se consideró completamente erradicada. Las autoridades debieron que actuar de nuevo, esta vez para impedir esta práctica, pues de tanto disparar al agua, la población  de salmones, truchas, patos y hasta uno que otro nadador comenzaron a peligrar.

No se sabe cómo pasó este animal desapercibido durante casi un siglo, pero su escasa población logró coexistir sin ser descubierta por la atención de los pescadores locales hasta que bien corrida la primera guerra mundial, el general prusiano Maximilian Von Blutkrieg, de baja médica en ese momento, fue la última víctima conocida. Un Rheinerhaie, posiblemente un joven retoño, arrancó, en un proceso muy doloroso a falta de dientes más grandes y afilados, las partes nobles de Von Blutkrieg mientras este se bañaba en las terapéuticas aguas del lago Konstanz.

El convaleciente general antes de volarse los sesos para salvaguardar su honor, firmó en solemne ceremonia su testamento, en el cual, en el inciso H.12 testamentaba: “…quien fuere que presentase un cadáver de este demoniaco pez, será recompensado con 5000 marcos.” En el inciso H.14 el general añadía: “Se crearán unos fondos manejados exclusivamente por Herr. Geldstehleb para el pago de estas recompensas. Se destina el treinta por ciento de mi fortuna para esto. Si pasados quince años desde el último cadáver del pez no vuelve a aparecer otro, el sobrante de estos fondos será destinado para la construcción de una escultura  que enaltezca mis miembros perdidos”

Los últimos cinco especímenes de la especie fueron rápidamente capturados por pescadores de la zona. Un escualo macho, una hembra y tres ejemplares jóvenes los cuales fueron supuestos como hijos de la última pareja. Frente a la fortuna restante de los fondos de H. Blutkrieg, el gobierno suizo aconsejó a H. Geldstehleb a depositarlas en un banco nacional donde los fondos estarían seguros mientras se procedía a realizar el proceso de autorización para la instalación de una obra artística con las gónadas de H. Blutkrieg. La licencia tomó su tiempo en ser procesada, fue denegada pasada la segunda guerra mundial pero ya no importaba; H. Geldstehleb, el único doliente de esta manifestación artística, se creía en américa escondido por los posibles crímenes que en su patria, Alemania, le iban a imputar.

La policía suiza sin embargo destinó un poco de estos fondos, antes que desaparecieran para siempre, para informar y tranquilizar a la población de la zona sobre la ausencia del temido Rheinerhaie, antes llamado Konstantin, escualo de la especie Wassersüss Steinamrheinenii.

Aviso que dice: No hay tiburones en el Rin

¡Siquiera vi el anuncio! Bueno, exagero, igual no me habría metido. Con tiburón en el lago o sin él, mi cuerpecito esas aguas no iban a bañar… ¡estaban heladas!

Anexo

Pueblo Stein am Rhein, ubicado en suiza, justo en una ensenada del lago Bodensee de Kontanz

Primer San Jorge que en vez de asesinar dragones, se las ve con basureras!

Anuncios

Schaffhausen

TRAIN_64Volvemos a Suiza, la que no hemos dejado sino para ir a Innsbruck, bueno, y ya verán, la que en esta parte del blog será nuestra base, Basilea, de esa hablo, no nos confundamos; esta vez, para no alargar la cosa, nos vamos para Schaffhausen, pueblo para nuestro estándar, ciudad para los suizos, en fin, de donde viene Franziska, a una hora en tren, lo que esté a dos horas, para ellos es ya el fin del mundo, o como dicen, la mitad de la nada! Aquí entra la pregunta, si algo en suiza es la mitad de la nada, que nos pasa con la Patagonia que con tanto recorrerla habíamos llegado a la conclusión que en efecto, ella era la mitad de la nada? Qué pasaría con Mongolia (que algún día, ojala pronto, entrará en este blog) o con Siberia? Dejo las preguntas, no las respondo, porque para Schaffhausen voy, y al estar a solo una hora, sigue siendo algo y no nada.

En alemán Schaf es oveja y haus es casa, sin embargo por mas que yo insista en que es la casa de las ovejas, mas me insisten que no es así. El verbo schaffen significa crear, aunque el uso que le he visto por estos lados viene mas por el lado de crear bases en una relación o algo así, así pues, las casas donde se refuerzan las relaciones sentimentales digo! Me insisten en que eso tampoco es, pero no tienen idea que significa. Me rindo, mis relaciones etimológicas no son muy aceptadas por estos lados así que entro a la biblia informática que es la universal Wikipedia y ella, con muchas dudas dice que de pronto es el sitio donde estaban las canoas, scapha, para pasar el rio. Scapha, Scaphusia (upa), Schaffhausen (ahora). Puede ser, no les he contado un dato importante; Justo en esta ciudad se encuentra el salto del rin, Rheinfall, algo así como el Iguazú, Victoria, Niágara europeo. Lo importante del caso es que la cascada es bastante grande, un rio con un gran caudal decide bajar varios pisos de altura con la suavidad que este tipo de descensos suelen tener, o sea, quien en su barquito por aquí decide seguir, muy posiblemente sea San Pedro quien después lo atienda, no teniendo más opciones, las personas del año mil, cuando del lago Constanza venían, debían cruzar en una canoa a la otra orilla antes de la cascada. Bajar a pie y tomar otro barco, pues justo después de la cascada, el primer puerto del rio más grande de Europa comenzaba aquí para mucho más tarde, en Holanda y el mar del norte terminar, si, obviamente este si es muy importante, si, es que de los vikingos se salvaban, claro! Es muy posible que la scapha esa, sea una canoa parecida a las de Basilea, sin embargo lo que ahora se encuentra en estas orillas, son barcos turísticos que llevan a quienes hayan pagado a una roca justo en la mitad de la caída, porque si hablamos de navegación comercial, esa empieza en Basilea, no en Schaffhausen.

Schaffhausen-20150403_112413_webLa Rheinfall

Schaffhausen-20150403_112422_webLa islita de la mitad

Schaffhausen-20150403_114757_webMucha agua y muy rápido

Schaffhausen-20150403_115207_webUn restaurante de lujo donde antes debió haber un puerto

Schaffhausen-20150403_115421_webVista del rheinfall y neuhausen

Schaffhausen-20150403_115433_webPuente sobre el Rhein

Lo gracioso de la Rheinfall es que no queda en Schaffhausen, si nos atenemos a tecnicismos geográficos, esta impresionante cascada está en Neuhausen, la casa nueva! Un municipio aledaño industrial sin nada aparte de la cascada para mostrar. Es un bus (aquí en Schaffhausen están súper orgullosos de tener siempre los buses mas modernos y nuevos que el mercado pueda ofrecer) que uno llega a la ciudad. Allí, en el altstadt, la parte antigua, se puede ver una plaza principal, fronwagplatz, con dos estatuas, una de un suizo, Guillermo Tell y otra de un moro, en otros lados hay mas estatuas con la misma característica.

Schaffhausen-20150403_133008_web

Lo importante del caso es que todas las estatuas son increíblemente prominentes en cierto detalle que al parecer los hace orgullosos exagerar, tal como nuestra estrellita mimada moderna!

FBL-POR-RONALDO-STATUE
Portuguese football player Cristiano Ronaldo from the Real Madrid poses beneath a statue of himself during the unveling ceremony in his hometown in Funchal on December 21, 2014. AFP PHOTO / GREGORIO CUNHA (Photo credit should read GREGORIO CUNHA/AFP/Getty Images)

Entre sus calles se encuentran fachadas muy bonitas, según me cuenta Franziska, los balconcitos, erker, son de estilo alemán, nunca suizo, muy posiblemente si no me lo hubiera dicho, no lo habría notado. En fin, Schaffhausen tiene balconcitos y el resto de suiza no! La mas famosa de las fachadas es la de la haus zum Ritter, una casa roja de los años de upa, bastante pintada que bien vale la pena fotografiar. Su munster es un munster suizo común y silvestre con un conventico y su patio lo mas de sabrosos; más arriba, si se mira la montaña que atrás la ciudad tiene, hay algo parecido a una fortaleza, en efecto es un torreón súper grande (Munot) que hicieron hace muchísimos años en el que en teoría cabía toda la población de la ciudad en caso de algún ataque enemigo; me dicen que ese ataque nunca iba a pasar, y la construcción se debió construir para generar el mismo efecto en los dignatarios de esa época, que las protuberantes partes que en las estatuas se pueden ver.

Esta fue la única ciudad suiza bombardeada por los aliados en la segunda guerra mundial, más específicamente los gringos que por equivocación (eso dicen ellos) creían que todo lo del otro lado del rin era alemán. Extrañamente todas las bombas cayeron en las empresas metalúrgicas que obviamente alguito le vendían a los alemanes que bien cerca estaban (5 km); de paso, mataron 100 almitas y por ese “error” tuvieron que pagar 4 millones de dólares en compensación, cifra que para ser sinceros no parece muy alta que digamos.

Aviso_360-01

  Schaffhausen-20150403_132035_webLa fronwagplatz, la plaza principal

Schaffhausen-20150403_132043_webVordergasse, la calle principal

Schaffhausen-20150403_132107_webFachadas con baconcitos que son típicamente alemanes, no suizos, los erker

Schaffhausen-20150403_132151_webQuien quita, depronto el schaff si venga de las ovejas

Schaffhausen-20150403_132241_webHaus zum Ritter

Schaffhausen-20150403_132528_webToda la fachada

Schaffhausen-20150403_132538_webEn 1499 y 1566 hicieron esta casa. Entre 1568 y 1570 un Tobias la pintó. y en 1935 la restauraron. Ahí tienen la historia.

Schaffhausen-20150403_132836_webLa mismísima vordergasse

Schaffhausen-20150403_132933_webEntrada a la Brunnengasse

Schaffhausen-20150403_133337_webEl Munster

Schaffhausen-20150403_133607_webEl jardín del claustro, Kloster Allerheiligen.

Schaffhausen-20150403_134419_webLa subida al Munot

Schaffhausen-20150403_134526_webLa torre del Munot

Schaffhausen-20150403_135042_webSchaffhausen desde el Munot

Schaffhausen-20150403_135459_web Schaffhausen