Phnom Penh

Pronunciese Pnom Pen, comparada con Vientiane, es toda una metrópolis, pero, al igual que la anterior hay poquitas cosas para hacer. No debo quejarme, solo es un día completo el tiempo que tengo para conocerla. 
La visita principal que se puede hacer en esta ciudad es la prisión S21, donde los Khamer rouge torturaban a todo el mundo… todo el mundo es toda persona que tuviera gafas, hablara otro idioma, fuera un profesional o ser familiar de otra persona que hubiera sido torturada y que, durante su confesión forzada, se le hubiera escapado el nombre de un nuevo desdichado. Los khamer rouge pretendían una especie de primitivismo extremo donde solo los campesinos valían la pena; la ciudades por tanto fueron vaciadas de sus habitantes y ellos, así no tuvieran idea como hacerlo, fueron enviados al campo a sembrar arroz… vale la pena mensionar que un buen monton murio en el intento y otro tando de enfermedades y hambre. Un cuarto de la poblacion murio en tan solo 3 años y el país, a la caida de los khamer (o jameres en español) quedó hecho trizas. En fin, Phnom Penh, era uno de tantos lugares donde habían sitios para torturar y un poquito mas a las afueras, tenían campos de exterminio… no tan sofistiquis como los nazis, con una simple guadua o alguna mnadera afilada degollaban o rompian la cabeza de los condenados (toda persona que, despues de dias y dias de torturas inimaginables, habia confesado ser parte de la CIA, conocer algun vietnamita o cosas por el estilo. Si el personaje en cuestion moria durante la tortura y no firmaba su confesion, el torturador encargado se volvia victima a su vez y, mediante torturas hechas por sus compañeros, algun otro crimen confesaría.

Con los bebes la cosa era más fácil: los agarraban de las patas y les reventaban la cabeza contra alguna palmera… 

Ya se imaginan pues lo feliz que se siente uno haciendo estas visitas (bastante bien documentadas por cierto), queda uno con la misma senzacion despues de haber visitado auschwitz, o como sea que se escriba. El agravante aquí radica en que los rastros de sangre todavía son visibles y en las fosas comunes aún se ven lo huesos.

Volviendo a la ciudad, tenemos al río Mekong cruzandola, con nada que valga la pena al otro lado. En el lado de la ciudad, queda un palacio real y un museo a visitar. El museo me toco cerrado y al palacio no me dejaron entrar: llevaba chanclas (aunque una vez adentro hay que andar descalso) cosas que uno no entiende.
El rey de camboya es un tipo de admirar, o por lo menos lo que admiraria otro tipo como roy barreras y sus secuaces; logró ser pro americano y anti americano, pro vietnamita y anti vietnamita, pro khamer rouge y anti khamer rouge… vaya uno a saber como diablos los camboyanos lo quieren si lo más normal del mundo hubiera sido que, una vez el regimen esquizofrenico de Pol Pot hubiera caído, toda persona que los hubiera apoyado, en peloton de fusiliamiento tuviera su vida acabado. 

En fin, los gringos, los chinos y demás potencias occidentales, aun despues de que las tropas vietnamitas le mostraran al mundo los horrores de pol pot y los khamer rouge, por cuenta de ese ridiculo anticomunismo o, anti vietnamismo (china, usa), le otorgaron una silla en la ONU al regimen genocida (y le dieron hasta plata!) para no tener que legitimar al gobierno titere de vietnam! Así funcionaba el mundo entonces y así lo hace todavía.

De Camboya nada más les podré decir… por andar en moto en vietnam, me comí el tiempo destinado para este país, solo adiciono que la gente es super querida; los tuks tuks son insoportables y caros, como en todo lado; aparte de ofrecer tuktuk los choferes también promocionan massages, prety ladies, marihuana, coca; la comida es buena, mucha tai se encuentra; tambien venden tarantulas, escorpiones y demás insectos para comer; el calor es insoportable, pero los hostales tienen aire acondicionado; el dinero que usan son los dolares americanos y por ultimo, la gente en general es alegre y sonriente.

La salida de Phnom Penh hacia al aeropuerto, toda una odisea. El venerable rey decidió cerrar las vías más importantes de la ciudad para celebrar el años nuevo camboyano (y tai). El trayecto de media hora se convirtió de hora y media y logré temer bastante la pérdida del vuelo; sin embargo llegué, eso sí, sudado de pies a cabeza.

 

Delicioso menú callejero
  
El red light district de Phnom Penh
  
El S21 centro de tortura, exescuela y ahora museo
  
Última foto del Mekong con otro lado de la ciudad que no vale la pena
 
 
Zona cachetuda
  
El palacio real
  
El ex rey voltiareapas con la ex reina y al lado izquierdo, vestido con pantalones McHammer brillantes, el actual rey, hijo de los anteriores
 

Anuncios

Siem Reap

Nuevo record! 300 km en doce horas! Tanta velocidad no se había visto en mucho tiempo. Eso sí, esta vez no hay queja con la corrupción borderiza, fue el mismo encargado del bus quien nos pidió los pasaportes, dinero para la visa y otro tanto destinado a la corrupción, así, todo el bus, indiferente de su procedencia, pagó la misma cifra para aceitar la felicidad policial.
La vida no fue tan feliz cuando tuvimos que esperar por dos horas otro bus que resultó una van. Mentiras, eran dos; en la primera empacaron como sardinas a todos los que cupieron y en la segunda, los que sobraron… en teoria teníamos mas espacio, en realidad ibamos en una incomodidad suprema. La velocidad del vehiculo era laosiana y el paisaje bastante tristongo.

Hago una aclaracion económica… En laos no hay ni agricultura ni industria, no se ve absolutamente nada aparte de montañas al fondo y campos pelados amarillentos sin ningun cultivo, adornados todos por incendios que hacen para sembrar algo… estos terrenos producen mas humo que alimentos! 

En Camboya, el suelo es igual de amarillento, los pobres son tan pobres como sus vecinos pero de vez en cuando se ve algun cultivo y en ciertos pueblitos vimos industrias. Camboya es más próspero que Laos, aunque entre sus ciudades no hay absolutamente nada para ver… además, dato curioso, tienen carros bastante grandes y caros en contraste con la economía del país… pululan los range rovers!

Siem Reap, llegado ya por la noche es básicamente un horno crematorio, el calor es infernal, pero en contraste con el país dejado, acá las construcciones son modernas y algo curioso y bastante util, todos, desde el conductor de tuk tuk hasta el mesero del kisko más miserable, hablan un inglés bastante bueno, en algunos casos, decente, en otros. La gente además es mucho mas querida y sonriente, eso sí, es medio carongo, (entendiendo que barato es vietnam)

Siem Reap, tiene bastante poco que ofrecer aparte de bares, restaurantes, hostales y hoteles para chinos; en la ciudad, aparte de tener que soportar un calor no apto para humanos, tiene un museo de la guerra y su verdadero motivos por el cual llegan los turistas es Angkor Wat, la mítica ciudad de los Khamers e inspiradora de los mundos de Tomb Raider! Angkor Wat es el primer complejo que uno se encuentra, adelante hay otros, el que más me gustó es Bayan; más pequeño, con más ruinas pero más bacano. EN fin, para resumir unos templos que no puedo describir aquí, y que tristemnente no tengo fotos de calidad, tendremos que contentarnos con las del celular. Angkor Wat y el resto de templos deben ser visitados por lo menos alguna vez en la vida… muy recomendados!

 

Angkor Wat en una foto pésima
  
Sudando a chorros
  
Bayan
 
 
Bayan
  
Puerta que no se como se llama
  
Todos los templos tienen escaleras dificilisimas de subir y bajar
 
La vuelta en bicicleta es de unos treinta kilómetros y aunque adelante hay mas templos, ya convencido que el calor me iba dar un paro mephistofelico, di media vuelta y me devolví para el pueblo.
Mephistofeles

No era el deminio de Fausto sino un lindo y adorado perro. Murió corriendo de felicidad por unos campos en Titiribí a los cuales no estaba acostumbrado. No culpo al terreno sino al clima. Cayó privado de un paro cardiaco llamado en el mundo veterinario, golpe de sol. Es decir, paro cardiaco por exceso de calor… Me iba dando como lo mismo. 

Terminando, cada salida en Siem Reap implica sudar a chorros y volver corriendo al hostal para pararse frente al aire acondicionado y buscarse disculpas para no tener que abandonar el hostal una vez más en el día… promesa siempre incumplida porque la cerveza es barata y pubs y bares hay bastantes.

 

Caseta donde se sacan las visas
  
Pub street.. es en realidad mas titina que lo que aparece en la foto
  
Rio de Siem Reap que no se mueve un solo milimetro
  
Rana asada… lo mas de sabrosa