Bohinj

BUS_64-01Después de muchísimas ciudades balcánicas, por fin otra vez, naturaleza, en este caso, lago con montañas de postal.

De Ljubljana, una de mis preferidas, el camino corre hacia Bled, la famosísima ciudad, bueno, pueblo, a orilla del famosísimo lago Bled. Su fama lo precede, porque todo turista que de él fotos saca, le quedan como si postales fuesen; así, lugar generador de orgullos fotográficos por parte de turistas fotosensibles, este lugar famoso es. Yo no voy para allá; vamos es la palabra; desde hace unas ciudades de Croacia voy acompañado por Franziska, de ascendencia eslovena… y uno en Eslovenia! En fin, ella, que esta zona la conoce muy bien, recomienda no ir a Bled, corazón turístico de los Alpes Julianos, Julijske Alpe, en Esloveno, que, aunque nombre raro tengan, son los mismos Alpes de Francia, Italia, Suiza y Austria, lo que uno no sabe es que una parte muere en Eslovenia y entre estas montañas, los lagos que vamos a visitar están. La recomendación de ella es ir al Lago Bohinj, mucho menos turístico y mucho mas encerrado entre montañas, mas naturaleza y menos “atracciones”. Por estos lados no han pasado batallas épicas ni cambios tan drásticos como en el resto de los países ex yugoslavos, si, es este mi último destino en tierras Yugoslavas y para hacer un recuento histórico, fue parte de la provincia romana de Noricum, que después de los francos vino a ser parte de los Habsburgo, o séase, de Austria. Formó parte del imperio sacro germano, después del imperio austriaco, terminando sus días históricos en Yugoslavia, y ahora, Eslovenia. Acá no hablan idiomas raros, si para uno el esloveno no es raro, pero, así para información general, el esloveno es un idioma eslavo mas cercano al Búlgaro y Macedonio que al Serbio, siendo todos ellos bastante cercanos con palabras y gramática más o menos parecidas. Dicho todo esto, volvamos al lago en el cual ni siquiera nos hemos metido, cosa que no ha pasado ni pasará, sus aguas son heladas porque como las montañas que lo rodean se llaman Alpes, podremos figurarnos sin sobrecalentar nuestras neuronas, que el agua es fría y, si el motoneto, o sea yo, casi que ni se podía meter en las aguas brasileñas, ahora acá, ni siquiera lo he intentado.

Hay un bosque lo mas de titino que bordea al lago Bohinj. Unos caminitos pasan por el bosque y son los que uno debe usar para moverse en la zona. Si se está en modo perezoso se puede usar el turibote, en esloveno, turistična ladja que, como es cobrado en euros, solo será usado en situaciones de cansancio extremo. El paseo consiste en salir de Ribčev Laz para Ukanc, al otro lado del lago y de allí subir a una cascada de nombre Slap Savica (savizza). Para el otro lado (norte) se puede ir a Stara Fužina y caminar por otro cañón con un río metido en un hueco hondísimo y llegar a otras cascadas, primero pasando por unos claros donde si se tiene la paciencia adecuada, se podrá ver a Heidi y Lassie jugando en las praderas. Se puede también alquilar unas bicicletas y montar hasta Bled y ver el idílico lago. No lo hemos hecho porque la lluvia no nos ha dejado. Cómo comentario urbanístico se puede afirmar que los pueblos pueden ser descritos como minúsculos, con arquitectura alpina bastante bonita. Al ser este mi último destino de Eslovenia, dejo constancia que vale realmente le pena visitarla. Al ser este, mi último destino en la ex Yugoslavia, dejo constancia mi pesar por tener que dejarla; todos los países que conforman el que alguna vez fue, hay que visitarlos alguna vez en la vida. Quedó faltando Macedonia; tendré que volver.

Aviso_360-01

Bohinj-20140710_155615_webPostal lago Bohinj

Bohinj-20140710_160018_web

Dos cisnes, animalejos muy comunes en europa pero inexistentes acá. Para información para quienes los ven muy bonitos, su dieta está basada en popó.

Bohinj-20140710_160136_webLa iglesia de San Juán Bautista con el puente sobre el rio que sale del lago

Bohinj-20140710_161824_webLa tétrica cabeza de Juán

Bohinj-20140710_162923_web

El muelle de Bohinj

Bohinj-20140711_114330_webVista desde Ribcev Laz hacia Ukanc

Bohinj-20140711_132233_web

Vista desde Ukanc hacia Ribcev Laz

Bohinj-20140711_132922_webCasa en un claro cerca a Ukanc

Bohinj-20140711_133334_webUkanc (ucantz)

Bohinj-20140711_141414_webCascada del río (arroyo) Savica (savizza)

Bohinj-20140711_141427_webLa quebrada que de hecho llaman río Savica

Bohinj-20140711_144830_webSlap Savica, cascada Savica

Bohinj-20140711_145249_webVista desde la montaña de la cascada

Bohinj-20140711_164602_webPantanos en Ukanc

Bohinj-20140711_171241_webCasitas idílicas

Bohinj-20140711_172318_webPinos y montañas alpinas

Bohinj-20140712_130258_webCasas de madera negra

Bohinj-20140712_131734_webStara Fužina y el río que pasa por el lado, Mostnica

Bohinj-20140712_134854_webEl Mostnica 20 metros abajo

Bohinj-20140712_140623_webBosque en el cañón del Mostnica

Bohinj-20140712_145129_webNúnca les había puesto una foto de un Gulash después de haber comido tantos

Bohinj-20140712_160429_webAviso en esloveno que hasta el motoneto entendió, aquí dice “Restaurante”

Bohinj-20140712_143034_webVista de los alpes Julianos

Anuncios

Ljubljana

BUS_64-01Ljubljana, es igualita al país del cual es capital, chiquitica, también, al igual que su país, es súper bonita. La cruza un río de nombre Ljubljanica, algo así como liublianizza, que creo, si no estoy mal, es quien le da el nombre a la ciudad.

Todo el recorrido del río, es seguido por un par de callecitas llenas de árboles y restaurantes que bastante ambiente le hacen. Cruzan el rio unos puentes casi siempre con alguna plaza al final de ellos. La más importante de todas se llama Prešernov trg, una especie de rotonda rodeada por edificios pequeños (pero son de los altos para la estatura de la ciudad) y empieza, o termina, con el puente triple, el más importante, Tromostovje. Es un puente común y silvestre con otros dos a los lados mas pequeñitos. Al otro lado del río, la plaza más grande se llama Mestni trg, siendo mesto, ciudad, y trg, plaza, como aditamento tiene la alcaldía y si la Prešernov, mas pequeña, no tuviera tanta gente, la Mestni sería la principal, pero bueno, con alcaldía y todo menos gente mueve, eso si, las dos calles que la empiezan y terminan tienen sus tiendas y restaurantes por lado y lado. Arriba, en ese mismo lado, hay un cerro, que como para variar en europa, obviamente tiene su catillo bien puestecito arriba. Este castillo se caracteriza porque ha sido pimpieado en su interior, así que lo que se dice, medieval, medieval, no es. Tiene un restaurante creo de lujo, una tienda de artesanías, un museo de yo-no-se-qué y un bosquecito que lo rodea, como no.

Una vez fuera del castillo y las dos cuadras de casas viejas a lado y lado del río, se sale del centro antiguo; lo que se encuentra son edificios viejísimos para Colombia, modernos para europa, bonitos para el motoneto. Los más altos de la ciudad son un par de bloques comunistas sin mucha gracia. Al sur, en un barrio llamado Krakovo hay todas unas filas de casas de Hansel y Gretel y justo después, lotes con cultivos de vegetales en medio de la ciudad.

Cómo no hay donde ponerlo, esto entra acá… Eslovenia es el hogar de las dos cuevas mas impresionantes del mundo; al ser mi tiempo limitado solo fui a la grande en vez de la famosa, aunque ambas lo son. Postojna, la que no vi, al parecer está llena de estalactita que la hace parecer un copito de nieve, pero oscuro. Skocjan, scozzian en fonética chambona, fue la que visité; lamentablemente no dejaban tomar fotos y, para hacer honor a la prohibición, poco habría ayudado, ya que al ser tan grande, el flash nada iluminaría, y una foto, tan negra como el interior, sería el resultado. La altura del piso al techo es de unos cien metros; por la mitad va un camino de unos tres kilómetros, usando la palabra camino para un sendero tipo Indiana Jones, con puentes colgantes y todo, rio subterraneo con cascadas y para los miedosos, una ausencia absoluta de murciélagos.

La cueva es de lo mas impresionante que hasta ahora he visto, así que muy, muy recomendada para visitar!

Aviso_360-01

 

Ljubljana-20140707_164705_webBonito edificio en Miklošičeva cesta

 

Ljubljana-20140707_170028_webZapatos con mensajes positivos en cable

 

Ljubljana-20140707_170127_webBonita orilla del río. Hribajevo de nombre (la orilla, no el río)

 

Ljubljana-20140707_170251_webPuente de los zapateros

 

Ljubljana-20140707_175445_webRestaurantes en la orilla

 

Ljubljana-20140707_180115_webSalida del Mestni trg hacia la stari trg

 

Ljubljana-20140707_180453_webAlumbrado público

 

Ljubljana-20140707_180543_webLindas calles antiguas, final de la stari trg

 

Ljubljana-20140707_182327_webLibros grátis para intercambiar

 

Ljubljana-20140707_182624_webDragón, símbolo de la ciudad

 

Ljubljana-20140707_194336_webLa Mestni trg hacia el otro lado

 

Ljubljana-20140707_195850_webEl río Ljubljanica

 

Ljubljana-20140709_145342_webEl puente de los zapateros desde el Sentjakovski

 

Ljubljana-20140709_150347_webTarima política que habla del tamaño del país

 

Ljubljana-20140709_151433_webCalles internas

 

Ljubljana-20140709_160438_webBarrio Krakovo, como si fuera de un cuento

 

Ljubljana-20140709_163158_webCultivos urbanos

 

Ljubljana-20140709_163934_webUna banca con poemas protegiendo unas lechugas

 

Ljubljana-20140709_185553_webParedes de Ljubljana

 

Ljubljana-20140709_190510_webEl edificio más alto del país, Ajdovscina

 

Ljubljana-20140709_201435_webEl parque Tivoli

 

Skocian-20140708_143127_webSalida de la cueva en Skocjan

 

Skocian-20140708_143811 Panorama_web