Stein am Rhein

Taxonomía de Linné

Clase: Chondrichthyes

Subclase: Elasmobranchii

Orden: Squaliforme

Familia: Lamnidae

Género: Wassersüss

Especie: W. Steinamrheinenii

Conocido localmente como el Reinerhaie, pronúnciese rainerjai, este escualo de la familia Lamnidae, la misma del gran tiburón blanco, fue descrito por primera vez en 1649 por el ministro de pesca Albrecht Von Fischfang durante el reino del monarca Habsburgo, Ferdinand III. En ese entonces el animal fue descrito por el ministro, en correspondencia con el reino, en los siguientes términos. “… el dicho salmón dentado, ya una vez exhibido en puerto por parte de los pescadores, a quienes el gobierno de su majestad encargó la caza o captura de dicho espécimen, demostró ser un animal terrorífico. De largo algo más de dos brasas y de ancho en promedio una vara, sin escamas y exhibiendo una dentadura temible, con 46 dientes afilados como las mejores dagas de los generales de nuestro glorioso ejército imperial, el llamado por los ignorantes de estas zonas, Reinerhaie, es un salmón capaz de arrancarle las carnes a un cristiano de tan solo un mordisco. He sido testigo de narraciones increíbles que incluyen miembros cercenados, muertes indescriptibles y ríos de sangre que si no fuera porque veo este monstruo con mis propios ojos, tendería a afirmar que estas eran exageraciones de los pueblerinos que viven a las orillas de este lago, (…). Por medio de la presente recomiendo al Dr H. Krankenheit y al honrabilisimo Dr Deutlich Sichertot de evitar hacerle recomendaciones a S.M sobre las propiedades curativas de estas aguas, ya que el riesgo de encontrarse con el salmón Reiner es real. Mejor que incluyan las aguas de los lagos de Luzern para ello, (…). favor hacer llegar  estas descripciones al general M. Allgemein, porque puede encontrar este peligroso pez como una buena arma contra Luis XIV y el traicionero Manzarino si se logra implantar en las aguas del Sena…”.

Durante siglos un temible salmón para los teutones, el W. Steiamrheinenii tan solo en 1798 fue descubierto, descrito y clasificado para la comunidad científica por el gran Alexander Von Humboldt justo antes de emprender su famoso viaje por américa. Clasificó al Reinerhaie dentro de la taxonomía de Linné como un escualo wassersüss, más específicamente un squalus lamnidae wassersüss steinamrheinii see, en sus escritos referido como el tiburón Konstant, o Konstantin como comenzó a llamarse durante los primeros años de su descripción científica. Sobre su voracidad y peligrosidad Von Humboldt en sus memorias dice: “Me estaba bañando en sus aguas, las del lago Constanza, cuando fui sorprendido por un alboroto proveniente del lado suizo. Decidí pues dirigirme hacia el lugar donde se encontraban reunidos estos individuos, quienes gesticulaban sin control en su incomprensible lengua el desespero y temor que estas aguas les provocaban. Me fue presentada a la víctima, quien hacía poco había sido atacada supuestamente por un Konstatin, le faltaba una pierna, al parecer arrancada de tajo por el temible pez. Por cuenta de este animal, ante nuestros ojos, la chica, de unos veinte años, expiró su último aliento sumergida en un charco de sangre y rodeada por curiosos. Un aristócrata del pueblo, Herr Schuekaufer, nos encargó a mi persona y a M. Bonpland capturar al animal para estudiarlo detenidamente. Al ser el suizo, un país tan pobre, tuvimos que embarcarnos en uno de esos botes de ellos, una scapha, y dando tientos por toda la orilla del lago, por pura suerte el animal, leviatánico para M. Bonpland, escualo para mí, encalló por propia cuenta en nuestras redes cuando apenas las estábamos instalando. Hecha la captura y dado en muerte al espécimen de un disparo, dispusimos del altar de la iglesia de una localidad cercana, Stein am Rhein, para estudiar al temido monstruo náutico. En efecto, tal como yo lo preveía, es un escualo, el primero de su especie en vivir en cuerpos acuáticos del interior europeo…” Las recomendaciones de Von Humboldt incluían unir las fuerzas imperiales de los Habsburgo con las del gran ducado de Baden para erradicar este animal de la zona, ya que con los pobres campesinos suizos poco se podría contar.

A partir del contacto de Von Humboldt, el Konstantin comenzó a ser llamado de nuevo Rheinerhaie, pero ahora con especie conocida, W. Steinamrheinenii, en honor a la localidad donde fue clasificado oficialmente en el modelo taxonómico de Linné. Con el pasar de los años, hablamos de decenios, sobre todo con los esfuerzos del ducado de Baden, estado aficionado como el que más a la pesca y a la caza con escopeta, la población de este exótico pez descendió hasta que se consideró completamente erradicada. Las autoridades debieron que actuar de nuevo, esta vez para impedir esta práctica, pues de tanto disparar al agua, la población  de salmones, truchas, patos y hasta uno que otro nadador comenzaron a peligrar.

No se sabe cómo pasó este animal desapercibido durante casi un siglo, pero su escasa población logró coexistir sin ser descubierta por la atención de los pescadores locales hasta que bien corrida la primera guerra mundial, el general prusiano Maximilian Von Blutkrieg, de baja médica en ese momento, fue la última víctima conocida. Un Rheinerhaie, posiblemente un joven retoño, arrancó, en un proceso muy doloroso a falta de dientes más grandes y afilados, las partes nobles de Von Blutkrieg mientras este se bañaba en las terapéuticas aguas del lago Konstanz.

El convaleciente general antes de volarse los sesos para salvaguardar su honor, firmó en solemne ceremonia su testamento, en el cual, en el inciso H.12 testamentaba: “…quien fuere que presentase un cadáver de este demoniaco pez, será recompensado con 5000 marcos.” En el inciso H.14 el general añadía: “Se crearán unos fondos manejados exclusivamente por Herr. Geldstehleb para el pago de estas recompensas. Se destina el treinta por ciento de mi fortuna para esto. Si pasados quince años desde el último cadáver del pez no vuelve a aparecer otro, el sobrante de estos fondos será destinado para la construcción de una escultura  que enaltezca mis miembros perdidos”

Los últimos cinco especímenes de la especie fueron rápidamente capturados por pescadores de la zona. Un escualo macho, una hembra y tres ejemplares jóvenes los cuales fueron supuestos como hijos de la última pareja. Frente a la fortuna restante de los fondos de H. Blutkrieg, el gobierno suizo aconsejó a H. Geldstehleb a depositarlas en un banco nacional donde los fondos estarían seguros mientras se procedía a realizar el proceso de autorización para la instalación de una obra artística con las gónadas de H. Blutkrieg. La licencia tomó su tiempo en ser procesada, fue denegada pasada la segunda guerra mundial pero ya no importaba; H. Geldstehleb, el único doliente de esta manifestación artística, se creía en américa escondido por los posibles crímenes que en su patria, Alemania, le iban a imputar.

La policía suiza sin embargo destinó un poco de estos fondos, antes que desaparecieran para siempre, para informar y tranquilizar a la población de la zona sobre la ausencia del temido Rheinerhaie, antes llamado Konstantin, escualo de la especie Wassersüss Steinamrheinenii.

Aviso que dice: No hay tiburones en el Rin

¡Siquiera vi el anuncio! Bueno, exagero, igual no me habría metido. Con tiburón en el lago o sin él, mi cuerpecito esas aguas no iban a bañar… ¡estaban heladas!

Anexo

Pueblo Stein am Rhein, ubicado en suiza, justo en una ensenada del lago Bodensee de Kontanz

Primer San Jorge que en vez de asesinar dragones, se las ve con basureras!

Anuncios

Aletschgletscher

El plan era uno. Viajar por tren hasta Raron y de allí volver bordeando el Ródano hacia Fiesch para subir al Aletchgletscher volver a Raron y al otro día tomar un tren hacia Zermatt y ver al famosísimo Matterhorn, el iconico monte que esta estampado en el log de Alpina.

Aletsch-20160601_115941

El pueblo de Fiesch

Siguiendo en plan en orden a Raron llegamos y en un camping dejamos nuestras mochilas para volver en un trencito a Fiesch, el lugar donde estaba el teleférico. De entrada la chica del counter nos dice: – el parque esta cerrado, allá arriba todavía hay nieve, mi trabajo me obliga decirles esto, no obstante, si ustedes quieren subir, en cinco minutos sube un teleférico con gente que va a subir a hacer arreglos y cositas así.

Nos miramos, – Hágale! – Llegados arriba vemos que, de hecho, todo esta muy nevadito pero, como el día está lindo y no hace frío, comenzamos a caminar por la nieve hacia el túnel que atraviesa la montaña y que tiene en su otro extremo un chalet ubicado en un pequeño valle que baja hacia el Aletchgletscher, nuestro destino. El camino era lindo y la vista, mejor.

Aletsch-20160601_123451

El principio del camino

Aletsch-20160601_124458

Comienza a tener mas nieve

Aletsch-20160601_132256

La vista

Aletsch-20160601_132302

La vista

Rápidamente la nieve se traga el camino aunque este es más o menos evidente. Cómo siempre no llevo nada impermeable y los tenis, de tela ya mojada, tienen la suela completamente plana, superficie ideal para lisarse lo más posible en el hielo. Llega un punto donde de hecho nos preguntamos: – Será que seguimos? Será que no? – El terreno se ha puesto difícil y la nieve llega a las rodillas. Es bastante cansón caminar así. Detrás de  un recoveco de la montaña logramos ver un puntico negro que parece ser la entrada al túnel. Proseguimos.

Aletsch-20160601_133242

Aunque no lo crean, el camino va por ahí

Aletsch-20160601_133304

Pasa por encima de las casas

Aletsch-20160601_133853

Y como lo dice el anuncio, de hecho uno se puede pelotiar

Nos espera una sorpresa, el túnel está cerrado y prácticamente tapado por la nieve. Eso no me desanima, ensayo una puertica y esta abre. Ya que estamos aquí… pues sigamos. El túnel negro como el que más, lleno de charcos helados e iluminado por la débil luz de mi celular es de un largo de un kilómetro o algo así, distancia que es bastante larga si se toma en consideración que buena parte de él se atraviesa cuando absolutamente nada se ve (el celular solo apunta al suelo más inmediato para no entrar en uno de los charcos – el agua es friísima).

Aletsch-20160601_134828

La entrada al túnel

Aletsch-20160601_135318

La parte iluminada del túnel (donde uno puede tomar una foto)

Aletsch-20160601_140629

La Salida del túnel

Aletsch-20160601_141204

El túnel desde el otro lado

Llegamos al otro lado la puerta estaba cerrada. La abrí y me encontré con un morro de nieve que impedía el paso; sin embrago por un lado se podía escalar hasta llegar al nivel de la nieve y de allí poder ver el valle con su chalet a un lado y un lago lo más de bonito al otro.

Aletsch-20160601_141520

El lago Vordersee

Aletsch-20160601_141646

El sauna y chalet del gletscher, Gletscherstube

Aletsch-20160601_143120

Mesitas cubiertas por la nieve

Aletsch-20160601_155824

El chalet

Aletsch-20160601_140914

La vista desde el chalet, este es el valle y abajo esta el glaciar

La idea del paseo era seguir el camino por unas seis horas o algo así al lado del glaciar hasta llegar a un pueblito (chalet) llamado Riederalp. Para hacer esto debíamos caminar a la orilla del glaciar, camino que debía hacerse con mucho tiento pues bajo la nieve pasaba una quebrada que venía desde el lago pero que, cubierta por la nieve, se demostraba una trampa que si caíamos el paseo se acababa. Pasada una hora llegamos al borde donde nos encontramos con una vista muy especial y la felicidad de ser las únicas personas allá arriba.

Aletsch-20160601_150222

El Aletschgletscher

Aletsch-20160601_150719

El Aletschgletscher

Aletsch-20160601_151007

El Aletschgletscher

Aletsch-20160601_152009

Textura del glaciar

La felicidad duró poco; una nube negra, negrísima decidió encallarse en el valle y cuando comenzamos a buscar el camino para llegar a Riederalp, este había desaparecido. Intentamos por unas rocas pero la cosa resultó peligrosísima.

Aletsch-20160601_141633

Último aviso sobre caminos que ya no se ven

Aletsch-20160601_144814

La quebrada cuando se veía

Aletsch-20160601_144229

La quebrada cuando no

Aletsch-20160601_143954

Vista de las montañas

No nos quedó de otra que devolvernos, la dicha fue grande cuando sobre nosotros empezó a caer nieve en vez de lluvia. Corriendo como pudimos, pasando entre sapos que vaya a saber uno como aparecieron en semejante lugar, llegamos al túnel. En esta ocasión ya no fue tan entretenida la cruzada, yo ya estaba ensopado y el frío, ni les digo.

Aletsch-20160601_155912

Los puntos oscuros son sapos!

Al salir al otro lado notamos que ya en este lado de la montaña había llovido. Nos salvamos! Caminamos al teleférico y hora y media después, vimos que de hecho el pueblito no tenía a ningún ser humano y el teleférico, obvio, estaba apagado. Chanfle! Eran las 6, 6:30 de la tarde y teníamos luz hasta casi las diez. La teoría decía que nos quedaban 3 horas para bajar la montaña en tres horitas.

Aletsch-20160601_165228

El arcoiris después de la lluvia

Después de una hora de caminada montaña abajo el camino dejo de ser sendero y se convirtió para nuestra desgracia en una trocha de downhill (muy bien anunciada para quienes hacen ese uso). Esta empezaba justo en el lugar donde se encontraba un chalet (el último y para variar, cerrado y vacío), ahí mismo los meniscos de la rodilla derecha que me estaban jodiendo la vida desde hacía varias horas decidieron sacar la mano y ahí mismo con la rodilla hinchada y definitivamente tiesa me encontré por sorpresa un palo de esquiador entre la maleza. Sin poder doblar la pierna, seguí el camino durante unas dos horas más hasta que… la otra rodilla sacó la mano. Fue un momento triste, mirar al suelo y ver lo difícil que era el camino, saber que ninguna de las piernas se doblaba más de 5 grados sin generar un dolor agudo inaguantable, si miraba hacia el frente solo veía arboles y más arboles y si miraba hacia el cielo, de sol ya no quedaba nada.

No me alargaré, con los dolores más horribles , con un caminado que para un tercero sería lo más de divertido presenciar, con el humor en los suelos, con gotas cayendo del cielo y a las once de la noche, viendo muy poquito logramos llegar a Fiesch. Allí, en la estación tuve el placer de ver el último tren pasar sin parar. Tristes, adoloridos y desesperados debimos esperar 45 minutos donde pasaba el último bus, un lechero que se detuvo en cuanto poblado había en el valle del Ródano. Casi a las 12:30 llegamos a Visp y la suerte dijo que el último tranvía hacia Raron salía en 30 segundos, lo logramos! Cómo a la una pudimos llegar al camping donde sin siquiera decir palabra sobre los sucesos del día con solo poner la cabeza en la almohada el mundo se apagó.

Al otro día, el día de Zermatt, amaneció de un lindo tal, que ya sabiendo cuanto del Matterhorn podíamos ver, tomamos un tren de vuelta a casa.

Aletsch-20160601_093726

Esto fue lo único que pudimos ver del Matterhorn… un afiche

Rivière Doubs

La riviere Doubs es un río tan lento como el río Preguiça en os Lençois Maranhenses; mejor dicho, si no es porque tiene forma de río, uno creería que es un lago. Lo importante de este río, no es él en sí mismo sino la zona donde se encuentra: los montes Jura. Región montañosa con el mismo nombre inspirador de la era jurásica (fue por acá que encontraron un dinosaurio o algo así que le endosó el nombre). En fin, la riviere Doubs es un parque natural muy bonito, lleno de bosques y atravesado por un río que ni se mueve. Al mismo tiempo Doubs sirve como frontera entre Francia y Suiza y, dentro de la misma Suiza, si se hace el recorrido a pié desde la Ferriere, se mueve uno dentro del canton de Jura, Bern y Neuchatel, el cual tiene, como nota de comentar, la única ciudad suiza que puede considerarse fea: La Chaux de Fonds. A su vez el final del camino, pues después de caminar siete horas entre un bosque tupido con los árboles llenos de musgo, siguiendo una quebradita en un terreno aún más quebrado, allí, en La Chaud de Fonds, precisamente se encuentra el trencito donde uno se va a resguardar para irse a casa! Porque la caminada aunque parece fácil, es bastante dura. La Chaux de Fonds, pronúnciese la chod-fonds, se encuentra ubicada en un valle con colinas suaves y para acceder a ella se debe subir un morro desde el río, para después, atravesando un campo con vacas muy pintoresco, bajar y de a pocos adentrarse en el pueblo (ciudad) medio vacío, con cuadras larguísimas, con un comercio bastante aburrido y una arquitectura inspirada en la bellas obras comunistas de la Rusia ochentera, mejor dicho, cubos de concreto. De la ciudad no pongo casi fotos pero de la riviere sí, para que vean lo bonita que es.

Caminito al lado de una quebrada a la salida de La Ferriere

El camino llegando a Le Fief

Le Fief

El bosque todo cubierto de musgo

La quebrada que hay que seguir

Sendero

Caminito

Signos para uno ubicarse

La Riviere Doubs… si ven, parece un lago!

La riviere Doubs y el bosque recién atravesado

Francia

Toque humorístico! Cuidado con el Tsunami!

Costa francesa

La riviere doubs

Última foto antes de emprender la subida

La Chaux de Fonds

Edificios desabridos

Linda arquitectura comunista ochentera en el país equivocado

Bergün

SLEDGE-01TRAIN_64Arriba hace frío, puede que sea mucho pero no es que uno lo sienta así el viento sea fuerte, la razón para esta insensibilidad para el clima no es el exceso de chaquetas, ni demás ítems impermeables, no tengo nada de eso, de hecho estoy mojado. Justo las tres partes del cuerpo que nunca deberían estar mojadas ya lo están, las bolas las tengo congeladas, el culo y los pies también y eso que no estoy en ninguna moto! Me encuentro arriba de la montaña tratando de vislumbrar algo detrás de la nevada que al lindo horizonte esconde, no importa, si el paisaje no aparece detrás de esa cortina blanca no me daña el día, aquí no vine a tomar fotos, en la montaña me encuentro, no para mirar al frente sino para abajo, allllllaaá al fondo es que tengo que llegar. Tengo justo al frente la entrada a un caminito que pasara por trilha en verano, siendo trilha esos senderos que suben las montañas brasileñas, los cuales no tienen nombre especial en español, en invierno, no allá sino acá, estos caminitos son una pista para trineos donde si se tiene suerte allá abajo se llega y si no, el culo se quiebra. El trineo es de madera con una lona donde uno se sienta. Los frenos son los pies cuando la velocidad ya da miedo, cuando las curvas son cerradas; cuando son muy cerradas, el freno serán unas tablas puestas con el propósito que uno se estrelle contra ellas y no salga volando montaña abajo hasta que algún árbol tenga la delicadeza de frenarlo a uno, y por último, si las curvas son cerradísimas, al contrario, las dejan abiertas con una rampa hacia arriba para que la inclinación y el exceso de nieve contengan la inercia de trineo y piloto que si por razón extraña en esa curva, pies y girar hacia arriba no fue suficiente, allá abajo el mismo delicado árbol los estará esperando. Son tres las clavículas que el motoneto ha dejado en familiares contactos con la madre tierra; caballo, moto y snowboarding tienen en común que una vez estos vehículos han desaparecido de los pies o culo, se sabe que del suelo no se pasará, lamentablemente, tal como la arepa siempre cae por el lado del quesito y la única gota de limón que se logre exprimir al ojo va a dar, siempre, cual ley de Einstein, en caso de efusivo contacto con la madre tierra clavícula se partirá de la emoción… es por eso que sigo arriba mirando hacia abajo con un ventarrón el verraco, completamente mojado y no siento frío… es la adrenalina!

Ubicándolos geográficamente, arriba es Darlux, abajo es Bergün y donde empecé es Preda. Sitios perfectos para tirarse montaña abajo con un trineíto en las montañas suizas. Justo entre Saint Moritz y Davos. Preda consiste en un hotelito y una estación de tren. Bergün es un pueblito romanche lo mas de titino y Darlux es una montaña empinada para tirarse en trineo, snowboard o ski a gran velocidad porque de arriba abajo hay cinco kilómetros de diversión garantizada, bueno, si se evitan a los delicados árboles.

Para los interesados les comento que nada me quebré pero fui fuertemente humillado por Franziska y su falta de respeto por la gravedad, esa es la diferencia entre haber nacido al pie de los Alpes y la de haber visto la nieve por primera vez cuando hubo que descongelar el freezer.

Si quieren ver a Preda en panorámico hagan click acá abajo (solo es uno)

Aviso_360-01darlux

Gráfica de Darlux y su descenso

Bergün-20150303_172357_webEl Walensee, visto desde el tren

Bergün-20150304_100620_webVista de Preda

Bergün-20150304_100629_webLa estación de tren  de Preda

Bergün-20150304_100639_webCaminitos ente la montaña

Bergün-20150304_105432_webQuien me humilló bajando

Bergün-20150304_113021_webBergün

Bergün-20150304_150958_webEl sledge o trineo

Bergün-20150304_154027_webCalles de Bergün, pueblo romanche

Bergün-20150304_171038_webMontañas de Preda

Bergün-20150304_171046_webLa estación y otra casa que no se que es

Bergün-20150304_171125_webEl único hotel, el único restaurante, la única terraza y la única casa de Preda todo en uno

Bergün-20150304_171244 Panorama_webPanorámico de Preda, este lo pueden agrandar

Zürich

TRAIN_64Este material, sólido tal como lo parece, es simplemente un elemento gaseoso. Nunca lo encontrarán en la tabla de los elementos, no está por los lados de los elementos pesados ni en los raros, simplemente no se encuentra en esta lista así sea un material sólido y tangible, por lo menos en apariencia. Habrá que reclasificarlo en la lista de los elementos abstractos, ya que por composición química algo entre papel y plástico es; aunque su comportamiento es sólido en los bolsillos, apenas entra en contacto con el oxígeno desaparece sin dejar rastro. No del todo; algún pequeñísimo elemento comestible o souvenir quedará en la mano, pero eso es solo la prueba de que el elemento que antes se tenía ya desapareció. Hablo obviamente de los francos suizos; elemento que en la billetera parecen billetes pero una vez tienen contacto con el aire, simplemente desaparecen. Cree uno en su ingenuidad que algo puede comprar pero la verdad es que no. Uno de los países más caros del planeta tiene como ciudad más cara esta, Zürich, con precios tan ridículamente altos que ni siquiera los billetes reaccionan con el oxígeno; desaparecen sin dejar rastro antes de siquiera abrir la billetera.

Zürich, se pronuncia tsúrij para los que quieran pronunciarla correctamente y con pose; igual, si usted dice surich le van a entender. Esta ciudad es la más grande del país, con negocitos y bares los más de titinos que se caracterizan por lo lindos que se ven y lo inalcanzables que son… es en algún mercadito de barrio donde uno comprará un triste sanduchito y un agua para pasar el hambre y sorprenderse hasta el infinito por la gran cantidad de francos que desaparecieron con cada mordisco de ese par de tajadas de pan y con cada trago de esa preciada agua. Nunca, Nunca jamás hacer conversiones monetarias de franco suizo a peso, si lo hacen, ni siquiera podrán disfrutar el sanduche. Con la barriga llena de indignación puede uno dar un paseo por sus calles y verá que como todo en este país, la ciudad tendrá su lago de postal, con sus montañas atrás, una linda arquitectura, muy buen ambiente y en este caso una sensación de ciudad grande (así sea pequeña). Al borde del rio que alimenta el lago, o el rio que sale del lago, no tengo idea cuál de las dos, en fin, al borde de ese rio que no sé para qué lado va, se encontrarán playitas artificiales, o por lo menos malecones donde todo el mundo está. Muy animada la cosa, muy bonito todo y muy recomendable pasarse una tardecita sentado chupándose los dedos, eso es gratis y si acaso encuentra manga por los laditos puede restregarlos ahí y decir que sus dedos vienen con salsa pesto, a final de cuentas estamos en una ciudad con bastante caché, si es dedos lo que hay que chupar, al menos que vengan con salsa.

Dejando de lado todas las bobadas escritas anteriormente, donde si vale la pena tomarse la cervecita es en unos containers detrás de la hauptbahnhof, pero bien detrás, hay que caminar bastante, en los que se vende cerveza y coctails a precios pagables (igual el dinero se evaporará) y en los que algunos de ellos son tiendas de diseñador con cosas carísimas hechas con material reciclado, porque el país es tan caro, que ni los mismos suizos pueden pagar sus precios, así que al mejor estilo de los estereotipos de diseñador de país africano a suramericano, haciendo diseños con basura, el suizo no por pobreza sino por todo lo contrario, exceso de riqueza, debe también diseñar las cosas con basura o materiales reciclados, para nosotros da igual, nuevos o reciclados solo los miraremos en la vitrina y nada más.

Aviso_360-01

Zürich-20150419_124207_webLa Rennweg, callecita que lleva al centro histórico

Zürich-20150419_124401_webSino estoy mal, sigue siendo la msima Rennweg

Zürich-20150419_124703_webLindas fachadas del altstadt

  Zürich-20150419_125206_webBalconcito, fachadas, farolas y callejuela

Zürich-20150419_125830_webVieja esquina del sótano veltiner

Zürich-20150419_130100_webEl río Limmat yendo al lago Zürich

Zürich-20150419_130803_webEl altstadt al otro lado del río

Zürich-20150419_130838_webPuedo apostar a que esta escultura es de Giacometti, el artista mas famoso del país

Zürich-20150419_131105_webDie Grosse Munster, la grán catedral

Zürich-20150419_131200_webMuelle para lanchitas

Zürich-20150419_131229_webLanchitas y la catedral

Zürich-20150419_131345_webBar flotante

Zürich-20150419_131515_webLa Börsenstrasse, y se nota!

Zürich-20150419_133633_webLa vista al lago

Zürich-20150419_134206_webEmpezó el verano, y se nota!

Zürich-20150419_135003_webAjá, en la plaza de la ópera, la sechseläutenplatz, también se celebra el sol

Zürich-20150419_140338_webVentanas suizas

Zürich-20150419_140423_webLindo callejón

Zürich-20150419_142335_webMás fachadas

Zürich-20150419_143126_webBolardos

Zürich-20150419_143323_webParte vieja de la ciudad antigua

Zürich-20150419_143946_webya no sé que era

Zürich-20150419_145932_webTechitos cerca a la universidad

Zürich-20150419_150449_webCentral, el punto dónde más se mueven los tranvías

Zürich-20150419_151223_webFachada de la universidad

Zürich-20150419_151513_webVista de Zürich desde la universidad

Zürich-20150419_154611_webEl río Limmat

Zürich-20150419_154801_webAcera al rededor del río

Zürich-20150419_164428_webLos containers que les narré

Thun

TRAIN_64Quiso la fortuna que me aburriera en Bern, obligándome a comprar un tiquete de tren para la ciudad más cercana. Resultó ser Thun, en el mismo cantón de Bern y a solo 20 minutos de esta. La razón por la cual yo voy tomando trenes dentro de suiza para pasar el tiempo en diferentes ciudades es un poco tristonga. Con mi bicicleta setentera he hecho una ruta a Mulhouse de unos 90 kilómetros, bastante divertida; rápido hago la cuenta a que ciudades podría ir en cinco días si hiciera cien km diarios. Quedó como candidata una vez descartado el paso de Saint Gothard y Milano, Ginebra, Genève en francés y Genf en alemán. Total, después de promocionar con todo el mundo el paseo que haría, empiezo a mirar donde dormir. Triste; casi todos los campings están cerrados por ser invierno, resulta que los precios para dormir así el paseo sea bicicleta son tan altos que simplemente es más fácil y barato dormir en Basel e ir a estas ciudades en tren; a fin de cuentas todas quedan a una hora de distancia, se puede ir por la mañana y volver por la tarde.

Con mucha pena por no hacer el paseo que tanto promocioné a conocidos y desconocidos, salgo el primer día para Luzern, ya la habrán visto en el blog y es toda una belleza. Al siguiente día tomo un tren para Bern y me encuentro con una ciudad fantasma, café y bastante aburridonga, teniendo tiempo de sobra para el resto del día, tomo otro tren y en esta ciudad me encuentro.

Es de postal, como para variar, tiene su lago, Thunsee de nombre, tiene sus montañas, siguen siendo los mismos Alpes de toda la suiza, y tiene su altstadt, este sí, con la tradicional arquitectura suiza que tanto me gusta. Es minúsculo y rápido se hace la parte central, ahora a la hora de salir para el lago y tener mejores perspectivas, quisieron los dioses que no, hoy definitivamente no sería el día, empezó a llover y nunca paró, y así sin más ni más me despido. Métanse a los panorámicos que son pocos pero se pueden hacer una idea de más o menos como es la ciudad.

Aviso_360-01

Thun-20150416_140243_webSurfista en el Äussere Aare, el Aar exterior

Thun-20150416_140316_webObere Schleuse, la esclusa

Thun-20150416_140359_webYeahhh, Thun, la ciudad del surf!!!

Thun-20150416_140507_webLos alpes y el thunersee

Thun-20150416_140752_webLa esclusa y el principio del Aare, el río de los crucigramas

Thun-20150416_140856_webSendero peatonal al borde del lago

Thun-20150416_141358_webEl Thunersee

Thun-20150416_141802_webSendero peatonal al borde del Aare

Thun-20150416_142718_webUn hinterhof lo mas de titino

Thun-20150416_142736_webStadtkirche, la iglesia del pueblo

Thun-20150416_142809_webSchloss Thun, el palacio de Thun

Thun-20150416_143200_webVista de los alpes bernaises y la iglesia

Thun-20150416_143222_webVista de la ciudad (pueblo)

Thun-20150416_143348_webDetallito del palacio

Thun-20150416_143551_webel pozo del castillo… hooooooondo como en las peliculas

Thun-20150416_151051_webDie rathaus, la alcaldía

Thun-20150416_151218_webCallecita de Thun

Thun-20150416_151423_webCasa con un estilo arquitectonico diferente a lo que normalmente se ve en este país

Thun-20150416_151441_webEl pueblo de Thun

Thun-20150416_151746_webAntigua bodega

Thun-20150416_151920_webEl Innere Aare, el Aar interior

Thun-20150416_151927_webEl río cruzando la ciudad

Thun-20150416_152031_webCalle comercial de Thun, Hauptgasse

Bern

TRAIN_64Al formarse la confederación suiza, en un principio se trató de cinco cantones súper pequeños y alpinos. Fue con la adhesión de Bern que la cosa empezó a tomar forma. Bern o Berna, era un cantón que por sí solo tenía muchísima más área que los demás juntos. Con el tiempo se sumaron muchísimos cantones más, armando lo que es la suiza de hoy, sin embargo este cantón siguió siendo el más grande a pesar de su separación con Vaud, y durante los momentos históricos más difíciles, fue siempre la ciudad más fuerte, volviéndose con el tiempo la capital de suiza, país al que no les había contado se llama Confoederatio Helvetica. Confoederatio, porque todas las ciudades estados se confederaron para protegerse de los Habsburgo y bourbones; Helvetica, viene de Helvetia, la provincia romana de los alpes occidentales, la oriental como bien saben es Raetia. Está en latín porque al ser la confederación de cuatro idiomas, francés, suizo alemán, italiano y romanche, para evitar las peleas entre todos por tener el nombre oficial en su idioma, simplemente lo pusieron en uno que nadie hablaba. Es por este nombre que las direcciones de internet suizas dicen .ch siendo la ch en idiomas germanos una “j” pero en schweizerdeutsch es un simple “jrrr” para pronunciarlo imagínense una gripa poderosa e imiten el ruido que harían para sacar esa sustancia viscosa verde amarilla que se encuentra en su garganta.

Bueno, después de esta fonética descriptiva de la .ch volvemos a Bern; no mentiras, volvamos a suiza. Este país tiene lo que se podría llamar ciudades y campos fotopostálicos, palabra larga e inventada que se refiere a que por más mal fotógrafo que se considere una persona, por más horrible sea el clima, toda foto con flash o sin flash, selfie, friendlie o landscapie, todas, todas las fotos sin excepción salen bonitas. Si es campo, hay montañas nevadas, lagos, praderas con vacas y senderitos de ensueño. Si es en la ciudad, al fondo siguen estando los nevados, el centro de la ciudad será el comienzo del lago y la arquitectura colorida, uniforme y vieja, con sus negocitos tradicionales que las convierten en ciudades de fantasía (hasta que se pregunta el precio de los productos que venden), la única excepción de todo esto será Bern.

Bern, tradicional como todo lo suizo, está rodeada por el famosísimo río Aare, ese es el mismísimo Aar de todos los crucigramas de la lengua española que junto con el rín, po, Ill conforman los ríos de poquitas letras. El aare es azulito como todo rio que baja de una montaña nevada y hace una gran “U” dejando en la mitad el centro histórico de la ciudad. El altstadt bernaise, se diferencia de las demás ciudades helvéticas por ser de color café. Toooodo es café, nada de fachaditas blancas con dibujitos lindos y ventanas verdes o vinotinto, no. Acá todo es café y si se llega a ver en un día feo, gran depresión produce al visitante al ser esta tonalidad marrón acompañada por una ausencia absoluta de personas. No se ven, tomar las fotos es fácil, solo se verán grupitos de turistas pero pocos habitantes, estos al parecer son workoholics perdidos, o se encuentran todo el tiempo en las tienditas que hay bajo tierra, o simplemente son tímidos empedernidos, cualquiera que sea la explicación, el resultado es que en el muy café centro de la capital del país, poca gente se verá y el resultado de la tonalidad, ambiente y ausencia de humanos genera en el visitante algo parecido al tedio, esto agravado por la imposibilidad monetaria de cualquier ser humano (del 95% de los países) de sentarse en algún restaurante y pasar allí la tarde. Esta capital además es muy pequeña, la superan en tamaño, Zürich, Geneve, Basel pero en estas ciudades si se ve la gente. En fin, el motoneto rápido se aburrió y en un tren para otra ciudad partió.

Aviso_360-01

Verán en las fotos osos por todos lados, esto se debe a que oso en alemán es Bär y osos Bären, en fonética, beren, es de ahí que creen que viene el nombre de la ciudad Bern y por eso llenan todo de ositos. Resulta que bastante tarde encuentran una inscripción dónde explican el nombre de la ciudad, viene del céltico Berna, hendidura, tal como el río Aare hace al recorrer la ciudad, en fin, los osos nada tenían que ver con el nombre de la ciudad pero bastantes en estas fotos habrán.

Bern-20150416_112605_webLa fuente de Anna Seiler

Bern-20150416_112807_webKäfigturm, la torre de la prisión

Bern-20150416_112814_webZytglogge, la torre del relój

Bern-20150416_113142_webÚnica ciudad donde un fotografo detrás del otro se puede poner en la mitad de la calle principal a tomar fotos con toda calma

Bern-20150416_113620_webBanderitas que le dan un ambiente especial a la ciudad

Bern-20150416_113633_webEl relój de la torre del relój… mirar los detallitos

Bern-20150416_113733_webZähnringenbrunnen con verdadera agua para tomar

Bern-20150416_114010_webFavor notar la cantidad de gente enla calle principal

Bern-20150416_114527_webSitios donde estan todos los negocios (y posiblemente la gente)

Bern-20150416_115626_webLindo hall (sin gente)

Bern-20150416_115836_webNydeggstalden, la calle para bajar al Aare

Bern-20150416_120336_webEl famoso río de los crucigramas!!!! El Aare!

Bern-20150416_121100_webUn osito haciendo equilibrio

Bern-20150416_121431_webCerezos (o algo así) florecidos en camino al jardín de las rosas

Bern-20150416_121735_webFoto mañé encuadrada entre cerezos y ciudad al fondo

Bern-20150416_122211_webLa hendidura que el Aare hace al limitar la ciudad

Bern-20150416_122540_webEl altstadt desde el jardín de las rosas

Bern-20150416_123754_webCómo no había osos de verdad, a los chinos les tocó tomarse fotos con los de madera

Bern-20150416_124703_webTipica acera entre arcones de la ciudad

Bern-20150416_125319_webLindos jardicitos al borde del Aare

Bern-20150416_130323_webUn pobre duende sosteniendo una erka

Bern-20150416_130708_webEl museo de Einstien

Bern-20150416_131503_webEl palacio donde se gobierna a Suiza

Luzern

TRAIN_64Hubo una época en que suiza era pobre, si señores, aunque no lo crean este país alguna vez conoció la miseria y la pobreza, sin embargo, débiles económicamente, nunca fueron conquistados. En teoría, partes del país pertenecían a los Habsburgo, de hecho ellos venían de aquí, lo importante del caso es que como era pobre, los Habsburgo prefirieron Viena y su corte, a los lindos montes con cabras y campesinos. Estos campesinos guardaban los pasos que comunicaban Italia con las ciudades de Baden Wuttemberg y Bavaria, también separaban Austria de Francia, es por eso que durante bastantes intentos, los Habsburgo y los franceses quisieran estas tierras para ellos. Las amenazas hicieron que las ciudades estado se unificaran debido a su reconocida debilidad. Junto a ellas, estaban los cantones alpinos de Uri, el mismo de los crucigramas, Schwys, el que le dio el nombre al país y otros más, que aparte de lindos paisajes nada tenían, bueno, los pasos montañosos que tanto franceses como austriacos querían.

En la época caballeresca, los caballeros solían ir en su caballo rodeado por siervos que a la hora de la batalla preparaban el equipamiento que el noble caballero necesitaba para batirse; en esos tiempos eran los caballeros quienes valían para la guerra, no unos campesinos, estos solo servían para servir al noble, valga la redundancia. Sin embargo los habitantes de lo que hoy es la suiza, se caracterizaban por no tener nobles, sus nobles eran de verdad ricos comerciantes sin mucha aptitud para la guerra. Eran sus campesinos los que luchaban; ellos, al no conocer, o por lo menos, al no importarles los protocolos caballerescos de lucha, hacían de los suizos lo que podríamos llamar, unos sucios, guerra de guerrillas contra románticos caballeros montados. Se puede suponer que obviamente los suizos terminaron ganando estas batallas y con ellas, un aura de invencibles. Aura que sirvió como barrera invisible para proteger lo que hoy es el territorio suizo (junto a la nada atrayente pobreza de sus campos).

Pues bien, los suizos, buenos negociantes que son, se dieron cuenta que tenían un producto excelente de exportación, mercenarios, de eso aunque no me crean, vivieron durante bastantes años, siendo la verdadera fuente de dinero en el empobrecido campo alpino. Se vendían al mejor postor y hubo muchos casos en que los suizos combatían en ambas partes de la contienda, hasta que alguna vez, en una batalla, se mataron tanto entre ellos, que en casa pusieron cuotas y reglamentos, de esos que los suizos hacen tan bien, limitando sus mercenarios en el exterior. En fin, lo que importa aquí es que estos personajes eran unos matones tan sucios, que el rey de Francia encantado los contrató como su guardia personal. Ellos a partir del… no tengo idea, hace mucho tiempo, fueron los guardaespaldas del más poderoso rey de Europa. También el vaticano, ciudad estado detentora de jefes cuya maldad infinita los obligaban a protegerse de los enemigos, de sus aliados y de sí mismos, también los contrataron como ejercito defensor, aun se ven con sus ridículos trajes diseñados por Leonardo da Vinci, parados con sus trucitas y sus bombachos justo a la entrada de la Piazza di San Pietro.

Pues bien, pasó el tiempo y ellos siguieron con su trabajo de guardaespaldas, los papas siguieron con sus conjuras y complots y los reyes de Francia siguieron siendo reyes de Francia, trabajo dificultoso que requería arruinar a los campesinos para poder alimentar a la corte parasitaria en el lindo palacio de Versailles. Un día, cuando el pueblo francés se hartó de su rey y este por ventura era débil, decidieron sin más ni más, hacer una revolución, guillotinaron al rey, también a María Antonieta, antes de ellos, cientos, después de ellos, millares. Pasaron de un parasito que los esquilmaba para pagar su lujosa vida, para unos locos que se guillotinaban entre ellos para terminar, por fin, con un megalómano que los sacrificó en guerras de conquista que a nada llegaron. Pero eso de verdad poco importa, lo realmente importante fue que en el Palais des Tuilleries, donde se encontraba la residencia del rey y era cuidado por la guardia suiza, fue atacado sin misericordia y la guardia suiza masacrada, fuera peleando o cuando se rendían. Mataron a unos setecientos, cifra bastante difícil de digerir para un país con tan pocos habitantes como la suiza. Los historiadores hablan sobre todo lo acontecido en Francia y nunca mencionan lo que en otros lugares pensaban, eso es obvio, la revolución francesa y su posterior Napoleón son increíbles imanes que atraen toda la atención del mundo, excepto claro está, la de sus víctimas colaterales, en este caso los suizos, quienes pusieron una cuota grande de muertos que nadie atendió. Ellos si; después de llorarlos decidieron hacer un monumento para los caídos, en Luzern en una roca, algún artista famoso que no me sé el nombre, ni lo buscaré en Wikipedia, hizo un leoncito lo mas de bacano con los símbolos de la monarquía francesa a su lado. Un lindo monumento a unos mercenarios que murieron por otro rey pero que al menos quedan con el consuelo que este rey también al otro mundo voló y que además ellos quedaron con un lindo leoncito recordándolos y el tal Luis, nada… además, de ñapa, el león, de nombre Löwendenkmal, (Löwen, león, denk, pensar, mal, vez… el león del recuerdo o algo así) fue ubicado en una roca ubicada en una linda ciudad suiza, con lago y alpes nevados de fondo y con arquitectura local, es decir, lindo león en ciudad de postal.

Luzern-20150415_143436_web

Luzern-20150415_143429_web

Si quieren saber de la ciudad, visítenla, si no pueden o no quieren, la pueden ver en los PANORÁMICOS que todavía sigo haciendo por satisfacción personal, porque ustedes nunca se METEN! Así que háganme el favor y hagan click en la foto que dice Hagan Click, entendieron!

Aviso_360-01

Luzern-20150415_163054_webLindas fachadas pintadas

Luzern-20150415_162723_webTípica torre suiza

Luzern-20150415_161729_webOtra fachada linda

Luzern-20150415_154808_webAquitectura moderna no ta bonita mirando al lago

Luzern-20150415_154122_webOrilla del lago y rambla para recorrerla

Luzern-20150415_144829_webLo que les dije, lago y nevados, lago es el Vierwaldstättersee (lago de los cuatro estados boscosos)

Luzern-20150415_144239_webVista desde la ciudad

   Luzern-20150415_140031_webEl monte pilatus

Luzern-20150415_135711_webLa muralla y una torre

Luzern-20150415_135434_webVista desde la torre

Luzern-20150415_134348_webUna represita para generar elctricidad

Luzern-20150415_133858_webKapellbrucke, el puente capilla con pinturas por dentro

Luzern-20150415_133715_webKapellbrücke y muralla al fondo

Luzern-20150415_133321_webLo que parece ser un daño

Luzern-20150415_133037_webCulo celulítico de un niño-bebé-angedesalado

Luzern-20150415_132707_webLa farmacia más vieja que se podrá encontrar

Luzern-20150415_131515_webEl kapellbrücke desde otra perspectiva

Luzern-20150415_131502_webPuete peatonal

Luzern-20150415_130931_webUna cloaca submarina

Luzern-20150415_130559_webTorre y parqueadero de bicicletas

Luzern-20150415_113950_webPlaya, lago y nevados

Luzern-20150415_113308_webVista de la ciudad antigua y el puerto

Luzern-20150415_112955_web

El puerto

Luzern-20150415_140651_webUn corazonciiiito!

Luzern-20150415_140403_webUn avión rodeado por cinco botiquines!

Schaffhausen

TRAIN_64Volvemos a Suiza, la que no hemos dejado sino para ir a Innsbruck, bueno, y ya verán, la que en esta parte del blog será nuestra base, Basilea, de esa hablo, no nos confundamos; esta vez, para no alargar la cosa, nos vamos para Schaffhausen, pueblo para nuestro estándar, ciudad para los suizos, en fin, de donde viene Franziska, a una hora en tren, lo que esté a dos horas, para ellos es ya el fin del mundo, o como dicen, la mitad de la nada! Aquí entra la pregunta, si algo en suiza es la mitad de la nada, que nos pasa con la Patagonia que con tanto recorrerla habíamos llegado a la conclusión que en efecto, ella era la mitad de la nada? Qué pasaría con Mongolia (que algún día, ojala pronto, entrará en este blog) o con Siberia? Dejo las preguntas, no las respondo, porque para Schaffhausen voy, y al estar a solo una hora, sigue siendo algo y no nada.

En alemán Schaf es oveja y haus es casa, sin embargo por mas que yo insista en que es la casa de las ovejas, mas me insisten que no es así. El verbo schaffen significa crear, aunque el uso que le he visto por estos lados viene mas por el lado de crear bases en una relación o algo así, así pues, las casas donde se refuerzan las relaciones sentimentales digo! Me insisten en que eso tampoco es, pero no tienen idea que significa. Me rindo, mis relaciones etimológicas no son muy aceptadas por estos lados así que entro a la biblia informática que es la universal Wikipedia y ella, con muchas dudas dice que de pronto es el sitio donde estaban las canoas, scapha, para pasar el rio. Scapha, Scaphusia (upa), Schaffhausen (ahora). Puede ser, no les he contado un dato importante; Justo en esta ciudad se encuentra el salto del rin, Rheinfall, algo así como el Iguazú, Victoria, Niágara europeo. Lo importante del caso es que la cascada es bastante grande, un rio con un gran caudal decide bajar varios pisos de altura con la suavidad que este tipo de descensos suelen tener, o sea, quien en su barquito por aquí decide seguir, muy posiblemente sea San Pedro quien después lo atienda, no teniendo más opciones, las personas del año mil, cuando del lago Constanza venían, debían cruzar en una canoa a la otra orilla antes de la cascada. Bajar a pie y tomar otro barco, pues justo después de la cascada, el primer puerto del rio más grande de Europa comenzaba aquí para mucho más tarde, en Holanda y el mar del norte terminar, si, obviamente este si es muy importante, si, es que de los vikingos se salvaban, claro! Es muy posible que la scapha esa, sea una canoa parecida a las de Basilea, sin embargo lo que ahora se encuentra en estas orillas, son barcos turísticos que llevan a quienes hayan pagado a una roca justo en la mitad de la caída, porque si hablamos de navegación comercial, esa empieza en Basilea, no en Schaffhausen.

Schaffhausen-20150403_112413_webLa Rheinfall

Schaffhausen-20150403_112422_webLa islita de la mitad

Schaffhausen-20150403_114757_webMucha agua y muy rápido

Schaffhausen-20150403_115207_webUn restaurante de lujo donde antes debió haber un puerto

Schaffhausen-20150403_115421_webVista del rheinfall y neuhausen

Schaffhausen-20150403_115433_webPuente sobre el Rhein

Lo gracioso de la Rheinfall es que no queda en Schaffhausen, si nos atenemos a tecnicismos geográficos, esta impresionante cascada está en Neuhausen, la casa nueva! Un municipio aledaño industrial sin nada aparte de la cascada para mostrar. Es un bus (aquí en Schaffhausen están súper orgullosos de tener siempre los buses mas modernos y nuevos que el mercado pueda ofrecer) que uno llega a la ciudad. Allí, en el altstadt, la parte antigua, se puede ver una plaza principal, fronwagplatz, con dos estatuas, una de un suizo, Guillermo Tell y otra de un moro, en otros lados hay mas estatuas con la misma característica.

Schaffhausen-20150403_133008_web

Lo importante del caso es que todas las estatuas son increíblemente prominentes en cierto detalle que al parecer los hace orgullosos exagerar, tal como nuestra estrellita mimada moderna!

FBL-POR-RONALDO-STATUE
Portuguese football player Cristiano Ronaldo from the Real Madrid poses beneath a statue of himself during the unveling ceremony in his hometown in Funchal on December 21, 2014. AFP PHOTO / GREGORIO CUNHA (Photo credit should read GREGORIO CUNHA/AFP/Getty Images)

Entre sus calles se encuentran fachadas muy bonitas, según me cuenta Franziska, los balconcitos, erker, son de estilo alemán, nunca suizo, muy posiblemente si no me lo hubiera dicho, no lo habría notado. En fin, Schaffhausen tiene balconcitos y el resto de suiza no! La mas famosa de las fachadas es la de la haus zum Ritter, una casa roja de los años de upa, bastante pintada que bien vale la pena fotografiar. Su munster es un munster suizo común y silvestre con un conventico y su patio lo mas de sabrosos; más arriba, si se mira la montaña que atrás la ciudad tiene, hay algo parecido a una fortaleza, en efecto es un torreón súper grande (Munot) que hicieron hace muchísimos años en el que en teoría cabía toda la población de la ciudad en caso de algún ataque enemigo; me dicen que ese ataque nunca iba a pasar, y la construcción se debió construir para generar el mismo efecto en los dignatarios de esa época, que las protuberantes partes que en las estatuas se pueden ver.

Esta fue la única ciudad suiza bombardeada por los aliados en la segunda guerra mundial, más específicamente los gringos que por equivocación (eso dicen ellos) creían que todo lo del otro lado del rin era alemán. Extrañamente todas las bombas cayeron en las empresas metalúrgicas que obviamente alguito le vendían a los alemanes que bien cerca estaban (5 km); de paso, mataron 100 almitas y por ese “error” tuvieron que pagar 4 millones de dólares en compensación, cifra que para ser sinceros no parece muy alta que digamos.

Aviso_360-01

  Schaffhausen-20150403_132035_webLa fronwagplatz, la plaza principal

Schaffhausen-20150403_132043_webVordergasse, la calle principal

Schaffhausen-20150403_132107_webFachadas con baconcitos que son típicamente alemanes, no suizos, los erker

Schaffhausen-20150403_132151_webQuien quita, depronto el schaff si venga de las ovejas

Schaffhausen-20150403_132241_webHaus zum Ritter

Schaffhausen-20150403_132528_webToda la fachada

Schaffhausen-20150403_132538_webEn 1499 y 1566 hicieron esta casa. Entre 1568 y 1570 un Tobias la pintó. y en 1935 la restauraron. Ahí tienen la historia.

Schaffhausen-20150403_132836_webLa mismísima vordergasse

Schaffhausen-20150403_132933_webEntrada a la Brunnengasse

Schaffhausen-20150403_133337_webEl Munster

Schaffhausen-20150403_133607_webEl jardín del claustro, Kloster Allerheiligen.

Schaffhausen-20150403_134419_webLa subida al Munot

Schaffhausen-20150403_134526_webLa torre del Munot

Schaffhausen-20150403_135042_webSchaffhausen desde el Munot

Schaffhausen-20150403_135459_web Schaffhausen

Creux du Van

TRAIN_64FOOT_64-01Querido blog, como habrás notado te tenía abandonado. La razón, simple, se me había olvidado completamente tu existencia. Entonces, ahora, con muchas disculpas de antemano, retomo donde me había quedado, entonces, para recomponer relaciones con el lector que aun quede, aquí va una entrada especial!

Creux du van, el sitio donde estuvimos es una cresta, la cresta de Van, ya verán lo que eso significa. Primero lo primero, el tren; hay que tomar uno hasta Neuchatel y de allí con otro mas regional llegar hasta Noiraiges. Este pueblito, justo al pie da los montes Jura (los mismos que dieron al nombre al periodo JURAsico), pronunciese iura. Lo único interesante de Noiraiges es que es parte de la region productora de Absinthe, el famoso licor que algna vez estuvo prohibido porque la gente cuando ya había abusado un poco veía un hada verde. Aquí, en este pueblo lo mas raro que verán será como desaparece el dinero de su billetera, pues al ser suizo, el absinthe de acá cuesta toda una frtuna. De entrada podemos informar que el paseo no empieza con un absinthe sino con una botellita de plásitco con agua, eso es lo que nuestro presupuesto puede comprar!

En Noiraiges, despues de unas idas y venidas buscando el camino, empezamos a subir por un bosquecito nublado con un aire lo mas de misterioso.

Creux du Van-20150315_114924_web

Se sigue por este hasta llegar a una carreterita justo cuando la nieve empieza a nacer (si es que esto es posible de alguna manera)

Creuxduvan-20150315_121647_web

Creux du Van-20150315_120548_web

Después de unos momentos, el camino se vuelve sendero, algunas veces muy pendiente, algunas veces muy profunda la nieve, algunas veces hielo, en fin, siempre para arriba y con una vista hacia al Val de Travers.

Creuxduvan-20150315_123921_web

Creuxduvan-20150315_124754_web

Creuxduvan-20150315_130526_web

Arriba, en un sitio llamado Grand Vy, se encuentra un plano al que solo le falta Heidi y un par de cabras para ser de postal. Aquí la caminada es todo un problema pues la nieve es super profunda y uno con bluejeanes y zapaticos comunes y silvestres se moja, porque aunque no lo crean, la nieve esta hecha de agua! Ahhh, cómo se imparte conocimiento hacia el mundo desde un blog como este! Aprovechen la información gratis.

Creuxduvan-20150315_133859_web

Creuxduvan-20150315_134759_web

Creuxduvan-20150315_135034_web

Creuxduvan-20150315_141302_web

Creuxduvan-20150315_142436_web

Un rato después del plano se llega al borde de la cresta. La Creux du Van, con vista al Val de Travers, un pueblo minúsculo llamado Brot Dessous, algo en franco aleman que se traduce en Pan debajo, algo con muy poquita lógica, pero no importa, esta en un vallecito lo mas de lindo, en los montes Jura, con cabras super cucas que son imposibles de ver (pero que ahí están), en fin, arriba lo que se hace es un piquenique, picnic o como sea que se escriba, porque hay que comer algo, la cainada dura unas 5 – 6 horas, mas el tren, a la casita vamos a llegar tarde y en estos países tarde significa que todo está cerrado. así que galletas pal buche, aguita como pasante (aortunadamente nos ahorramos el hielo dejando el agua afuera, se enfría rapidito) y después de la foto facebook, admirarnos por lo lindo del paisaje, seguimos nuestro camino.

Creuxduvan-20150315_143302 Panorama_web

Creuxduvan-20150315_144029_web

Creuxduvan-20150315_150558_web

Creuxduvan-20150315_151144_web

Creuxduvan-20150315_151651_web

 

Al otro lado de la cresta el paisaje es esta linda montaña nevada

Creuxduvan-20150315_152905_web

Creuxduvan-20150315_153110_web

Creuxduvan-20150315_153447_web

Creuxduvan-20150315_153502_web

Creuxduvan-20150315_153703_webAquí se cayó Jean Pilloud y cómo que se murió

Creuxduvan-20150315_155435_web

 El descenso es super liso y peligroso, perfectamente se puede resbalar uno y terminar el recorrido en el valle abajo si ningún árbol para lo que la gravedad atrae. No me caí, pero para bajar si es mas recomendable unos zapatos con mas agarre. Cómo la cosa fue tan larga, fotos del descenso no hay pero al final se llega a una finca con un marrano paticortico y colmillos a lo jabalí lo mas de bacano.

Creux du Van-20150315_164910_web

Por último, mis fotos son muy bacanas pero si se meten a los panorámicos verán en 360 como es la cosa. Es muy bacana, gratis (después del tren) y las fotos son muy agradecidas. Metanse a este link.

Aviso_360-01

 

Basel

TRAIN_64Basilea de nombre italiano o español, Bâle en francés, de ahí las galletas de bâlois y por último, Basel, su verdadero nombre. No es que los otros carezcan de validez, sino por el simple hecho que sus habitantes la lengua que hablan sea el alemán, que su nombre alemán será el que tomaremos por verdadero. Ahhhh cinco renglones de cháchara sin ninguna importancia empiezan esta ciudad.

Aquí me encuentro y aquí estaré durante un buen tiempo. El río que atraviesa la ciudad es el Rin, rhein dicho por ellos. Es el primer puerto del río, aguas arriba esta Schaffhausen, pero los barcos realmente no lo pueden navegar por estar en ese lugar un cascada gigantesca que destruiría cualquier barquito por grande (o pequeño) que fuera. Los bracos que por lo general acá pasan son grandes, aunque no del tamaño de uno marino pero igual su tamaño para ser de rio de grandes proporciones puede ser calificado. Navegando al lado de estos, si la estación es verano, se podrá ver personas dejándose llevar por la corriente, atravesando con una especie de flotador la ciudad entera. Cómo ya lo verán en las fotos (Y SOBRE TODO EN LOS PANORÁMICOS) la ciudad es muy bonita, teniendo edificios de los años de upa, con casas en el centro antiguo que datan del siglo 13 y iglesias, creo del mil. En mi caso me encuentro en una del siglo 15 si no estoy mal, aunque podría ser del 16, eso no importa, para todo registro se dirá que es una casa muy vieja. Es el gassenkuche, siendo gasse, calle, y kuche, cocina, es la casa donde se sirven comidas gratis en unas ocasiones, y muy baratas en otras, comida para los indigentes, personas muy pobres y los obvios droguis y borrachines que no tienen con que pagar algo, porque si algo queremos afirmas, es que este país es caro… muuuucho. Arriba de la cocina vivo yo, es lo que llaman un WG, Wohngemeinschaft, wohn, vivir, gemein, común, schaft, algo así como el inglés ship, es decir, una comunidad, no como la del chavo, mejor pensar en una estudiantil, nueve personas viviendo bajo el mismo techo, compartiendo cocina y baños pero cada uno con su cuarto. El idioma que se habla es inglés pues hay personas de diferentes países y han algunos que no quieren aprender alemán, otros que simplemente no son capaces, unos que están aprendiendo, y otros tratan pero nunca se imaginaron la dificultad del idioma, o sea, yo. El cuarto mas común en la comunidad es la cocina, ahí lo mas importante es la lavaplatos, la vajilla es común, todos se encuentran muy ocupados con sus doctorados y nadie quiere lavar. La regla, en un país de reglas, es que después de lavar, quien abra la lavaplatos debe organizar la vajilla en las alacenas; como es de prever, cada persona que encuentra una evidente falta de platos, vasos y demás utensilios, debería abrir la lavaplatos y tomar lo que necesita, pero, ante la primacía de la regla, y la legitimidad que ella representa, todos, en una divertida similitud sociológica, (así provengan de diferentes lugares) harán hasta lo imposible para no abrirla, así los desayunos irán directamente de la olla a la boca, una servilleta o una taza de café.

He sido seleccionado para botar una parte del reciclaje de la cocina, latas de aluminio, botellas de plástico y vidrio. Cómo buena ciudad europea tiene sus centros de reciclaje cada ciertas cuadras, la diferencia radica aquí que el impuesto sobre las basuras se recolecta con la venta de las bolsas de basura, cada bolsa vale 2.5 euros, o sea 6000 pesitos colombianos, si la basura no esta en esa bolsa, no la recogen y punto, a este sistema hay que sumarle que la gente es sumamente educada y no va a dejar basura tirada en la calle así como así, entonces, el WG para ahorrar dinero, debe reciclar (incluyendo materia orgánica para compost) y de toda esa selección de reciclajes en la que hay que estar muy concentrado en un principio sobre en qué bolsa hay que botar lo que ya basura es considerado, a mi, me tocó los anteriormente descritos, plástico, aluminio y vidrio. Otros tienen el compost, papeles, cartón; los demás limpian alguna parte específica de la casa. En fin, a tres cuadras está el tiradero de aluminio con horarios rígidos que si por ejemplo, alguien tirara la basura por la noche podría ser multado en el acto. Al lado hay botaderos de vidrio, no crean que es tirar las botellas y ya, no señor, hay que botar las transparentes en un lado, las verdes en otro y las cervecitas, las cafés en otro. Todas previamente juagadas. Para el plástico habrá que visitar un supermercado allí hay dos tipos de plástico, una parte será para las botellas de PET y otra para las botellas de plástico de colores.

Entrando a otros temas mas interesantes, ya tengo mi kebab de preferencia con tarjeta de fidelidad y todo, en dos o tres semanitas ya tendré derecho a uno gratis.

La cerveza es la misma que venden en la Alsacia, feldschlossen, para felicidad mía sigue siendo la mas común por acá. Para contarles mas o menos que es lo que estoy haciendo acá, tengo dos tándems, que son palabras mas palabras menos, una persona que habla alemán que quiere aprender español, que se junta con uno que habla español y quiere aprender alemán es decir aprendizaje de idiomas compartido. El problema radica que el alemán suizo es otro idioma diferente al alemán alemán, problema que se resuelve tratando de aprender el segundo para algún día poder hablar el primero.

Me ha tocado recién llegado el carnaval de Basel, llamado Fasnacht donde tocan una flauta insoportable llamada piccolo acompañada de tambores. A los tres días quiere uno matar a alguien pero, vale la pena ver los disfraces y motivos. En los bares entraran los grupos del fasnacht a recitar poemas y canciones políticas que al parecer son divertidas pero cualquier persona que no hable alemán suizo no entenderá ni forro. En un pueblo al lado, Liestal, el festival es con candela, ahí pasarán desfilando montones de personas con teas en sus hombros o candeladas gigantescas para… vaya uno a saber para qué! Igual es bacano.

El blog, que con un orden rígido iba, cambiará un tolín porque durante la estadía acá he visitado otras ciudades y montañas, así, en vez de venir Madrid la próxima semana, tal como está pintado en el mapa, vendrá Strassbourg, la capital alsaciana.

Aviso_360-01

Basel-20140809_150327Parquadero de bicicletas en Klein basel

Basel-20140809_150843El basilisco, el dragón gallina símbolo de la ciudad

Basel-20140809_150939El Rin con el mittelbrucke pasándolo

Basel-20140809_151510Gente en la “playa” mientras Helvetia mira pensativa

Basel-20140809_151527Helvetia piensa y descanza, dejándo al lado, escudo lanza y maletín.

Basel-20140809_153342Edad de las casas del altstadt

Basel-20140809_153934Calles del altstadt en grossbasel

Basel-20140809_154120Un balcón antojador

Basel-20140809_154902Calles cerca al munster

Basel-20140809_160124Detallitos del munster, no hay un solo animal repetido!

Basel-20140809_160824Corredores adentro

Basel-20140809_160952El munster como lo llaman allá, catedral como la llamaríamos nosotros

Basel-20140809_191624Detalles de la Rathaus, alcaldía

Basel-20140809_191645Mas detalles

Basel-20140809_191901El interior

Basel-20140809_192221Niño posando

Basel-20140809_192305Detallitos de la fachada

Basel-20140809_193006Fachadas en Kleinbasel

Basel-20140809_193757Mi edificio preferido, un choricito ensanduchado

Basel-20140810_165555Grossbasel

Basel-20140810_165934La rathaus entre pasajes

Basel-20150220_152541Rambla al lado del rin

Basel-20150220_171041Venta de café la columbiana, nombre mal escrito, bandera mal pintada y mexicanos duriendo a modo de arrieros

Basel-20150222_142325Playas y muellecito del rin

Basel-20150222_142339Grossbasel

Basel-20150222_154440Caminitos al borde del rio

Basel-20150222_154947Antigua muralla

Basel-20150223_180647Kleinbasel

Basel-20150223_181335Grupo de tres en fasnacht

Basel-20150223_182522Pancarta con conchita wurz

Basel-20150223_183540Pancartas en la noche

Basel-20150223_190837Una ciduad suiza puede tambien estar sucia

Basel-20150225_134641Grupo tradicional de fanacht

Basel-20150225_134655Máscara

Basel-20150225_134710Máscara

Basel-20150225_134844Niños recogiendo dulces que tiran desde los carros

Basel-20150225_134858Los que tiran los dulces

Basel-20150225_140611Pancartas de fasnacht un poco mas explicitas

Basel-20150225_140846Geishas

Basel-20150225_141530La St johan Tor, la puerta de san juan

Basel-20150225_152920Un lindo bosquecito dentro de la ciudad

Basel-20150306_145743El rin por enesima vez

Basel-20150306_150746St Alban

Basel-20150306_151325St Alban Tor, la puerta de san alban