Impresiones Perú

Perú se puede dividir en 3: La zona costera, que en verdad es un desierto, la sierra o zona montañosa, que también es un desierto pero helado y la selva. Como uno de verdad se mueve por las dos primeras, mi primera recomendación es llevar ropa térmica, si anteriormente dije que ecuador es helado, esperen  a que lleguen a Perú.

Toda la zona costera tiene una neblina permanente y arena viajando de un lado a otro con un único obstáculo: quien vaya por la carretera. Los pueblos no son bonitos, se pueden clasificar como tierreros, pero comparados con los de Colombia creo parecen menos pobres.

El altiplano siempre estará por encima de los 4000msnm, si hace un buen día, será frío pero los paisajes con sus nevados valen mucho la pena, si por el contrario el día está toldado o está lloviendo, se tendrá un infierno de día en lo que lo único que se pensará será en llegar.

Los peruanos son súper amables y siempre están dispuestos a ayudar, el problema es que sus carreteras siempre pasan por la mitad de la nada y no hay a quien preguntarle, pero cuando se logra encontrar a alguien éste siempre ayudará de la forma más amable.

La policía es amable también, pero a 100km de lima, más exactamente desde Pativilca hasta la capital, encontrará los corruptos que harán lo imposible por hacerle la vida imposible. Recomendación: así se tenga un seguro internacional, comprar el SOAT en la frontera, solo vale 35us por un mes y con este papel los policías se quedan sin argumentos. Si se va en una moto grande, mantenga unos 10 dólares en la billetera que creo con eso bastará.

Al contrario de lo que se piensa, las carreteras del Perú no son mayor cosa, solo es doble calzada 150km antes de lima y 200km después de lima. El resto son carreteras de un carril, sin berma, bien asfaltadas, con toneladas de arena y mucho viento. La gente no respeta las motos porque no están acostumbrados a lidiar con ellas. No suelen pasar rosándolo a uno, siempre usan mucha distancia entre carro y carro (por eso no se chocan), y es debido a esto que desesperan aun pudiendo pasarlo a uno y comienzan a practicar el deporte nacional: Pitar; en este aspecto son hablando poco, desesperantes. Las carreteras no son peligrosas aunque están forradas en cruces. Las ciudades tampoco, si se maneja como si se estuviera en Bogotá; si no se le da paso a nadie, si se le tira la moto a quien viene no se tendrá problemas porque eso es lo que se espera de uno.

Recomendados, empezando de norte a sur.

El Cañón del pato fue de las carreteras que más me gustaron, no es difícil la conducción y si una bws lo atravesó cualquiera lo puede hacer. Se llega a Huaraz, fea, fría y con un ruido insoportable, es una mierda, pero está entre las cordilleras blanca y negra que valen mucho la pena ver, para no decir obligatorio.

Lima es una ciudad de varios días, lo mejor para un turista es quedarse en Miraflores, pero barranco, san isidro y el centro son zonas que se las sueñan en Colombia. Mucho mejor ciudad que Bogotá (Medellín ni se menciona), con una calidad de vida envidiable con la sola excepción del tráfico, que al igual que todo Perú es agresivo y excesivamente ruidoso.

Paracas vale la pena porque de ahí se va hacia las islas ballestas, que son obligatorias, pero es mejor seguir hasta el Huacachina

El oasis Huacachina es para dos días, bastante recomendado.

Cusco si es en verano se puede ir en moto (2 jornadas) pero si está lloviendo, coja un avión y quítese ese problema de encima. Es un pueblo muy bonito que con 2 días se tiene aunque tiene ambiente para más y a machu pichu se le gasta 2 días también, aunque a mi parecer no es tanta maravilla como la pintan.

La carretera que va hacia Arequipa es la mejor para una moto y además Arequipa es bonita (pero solo para un día) el cañón del colca no me pareció especial.

El lago Titicaca es un lago bonito y grande pero si es en invierno no vaya, que sufrirá todo el tiempo.

Todas las carreteras que van a la sierra de bajada son buenísimas para las motos, curvas a dos manos, bien asfaltadas, muy empinadas y largas. Eso si, de subida no se recomiendan a menos que se tenga una moto grande.

Lo que no me gustó del Perú está en primerísimo lugar la forma de conducir y la contaminación sonora, es increíble que una persona pueda pitar tanto como un peruano, les deberían quitar los pitos a los taxis.

Tampoco es agradable la cantidad de mototaxis que hay, son realmente peligrosos, solo lima se escapa de ellos.

El diesel peruano también es al igual que es de ecuador, contaminante; en las montañas se hace obligatorio pasársele a todos los carros si se desea respirar.

Huaraz fría, fea y ruidosa, solo se va porque está entre las cordilleras.

Puno, una verdadera mierda, fea, fría y estrecha, solo se va porque queda al lado del Titicaca.

Trujillo, es bonita pero el ruido (la más ruidosa del Perú) hace que solo se aguante una tarde.

Chiclayo, ni fu ni fa

Máncora es la Cartagena de los peruanos, pero es más o menos como Tolú, si se quiere ir a playa, sol y mar es mejor quedarse en Colombia e ir al caribe, en eso le llevamos años a Perú.

Cosas divertidas y raras del Perú, se debe mencionar los indios disfrazados de indios que si se les toma una foto le vaciaran la billetera a quien lo haga. También se encontraran en todas las puertas de los restaurantes gente que lo perseguirán a uno toda una cuadra con el menú en la mano, hay que responder con un no seco para que ellos no jodan

El tinto lo sirven concentrado en una jarra y a uno le dan un vaso rebosado con agua hirviendo, donde obviamente no cabe el tinto de la jarra anexa.

En un restaurante bueno dirán servido cada vez que le den a uno alguna cosa que se haya pedido, si es en una tienda o un restaurante normal dirán la palabra más usada en el Perú: Ya. Ya significa todo lo imaginable y a cada pregunta que usted haga siempre responderán, ya. Si se dan las gracias responderán, ya.

Por último, quienes creemos que la tigresa de oriente y Wendy sulca son lo peor del Perú para el mundo, no equivocamos, la música popular de Perú es horrible y su televisión aun peor.

Perú es muy muy recomendable, mejor hacerlo por carretera que en avión. A mi parecer turísticamente hablando es mejor que Colombia y Ecuador, eso sí, hay que prepararse porque Perú es graaande.

Aclaración: En Lima dije que la calle Larco se debía a un militar y no, resulta que el señor Larco fue un arqueólogo que salvó todos los tesoros del Perú, acabó con los huaqueros y los entreno para que protegiera los descubrimientos arqueológicos.

Anuncios

Día 34 Tacna, y si, hubo venganza.

Aunque no dañaron la moto, me dejaron 2 horas esperando en la puerta, pues no abrieron el garaje; solo ya cuando yo estaba realmente desesperado (ya no me contestaban – recordar que tenía el celular de Iván cuando me propuso a la señora) llamé a un policía, uno de los 15 que hay por cuadra y con él fuimos a la puerta, un segundo después, milagrosamente apareció un señor con las llaves; se puso furioso conmigo y me dijo que era un desagradecido y bla bla bla, yo de respuesta 3 putazos, le tiré la plata y me fui corriendo hacia la valladera de Tacna.

En el sitio que estaba la tig master (soldador especial para aluminio) faltaba quien la sabía manejar. Me dieron el celular; en 30 minutos llego, me dijo el hombre. Yo sabía que 30 minutos significaban de verdad una hora, así que con toda paciencia lo esperé conversando con un camionero que estaba en el taller. Fuimos testigos de un robo de radio, captura del ladrón por un transeúnte, policía salvadora de un posible linchaje y como imprevisto, en vez de montar al hombre en una patrulla, lo montaron a un taxi y se fueron.

Hora y media después volví a llamar; al man se le había olvidado. En 10 minutos estoy; esperé 20 y aparece un hombre sin nariz. Este es el que necesito, si ya se tumbó la nariz es que debe tener mucha experiencia! Volteamos la moto, le quitamos los pedazos de plástico que se pudieran derretir, para mi sorpresa no uso la famosa máquina especializada, sino un soldador común y silvestre con unas barras de aluminio revestido y ya. Los cordones de soldadura dejaron muchísimo que desear, pero al parecer funcionaba. Él se fue y yo me quedé armando la moto. Solo faltaba el aceite de transmisión (80w90), que entre las 30 tiendas diferentes de lubricantes que pregunté, no lo tenían. Le eché lo que quedaba de mi tarrito (no es una tragedia porque al cardan se le echan 130ml y yo le eche mas o menos 100) y me fui para el hostal.

Saliendo al hostal revisé la moto y estaba chorreando aceite otra vez, ya no a chorros pero si goteando. Inadmisible! Otra vez para la valladera a comprar silicona; terminé con una plastilina epoxica para tapar las goteras, pero una vez desbaraté el pedazo que necesitaba resultó que una parte del empaque se había quemado y por allí estaba filtrando el aceite. Nunca se me ocurrió algo tan obvio, si uno calienta un metal, el papel se quema! Corté un trapo, lo metí al hueco y con la masa epoxica lo cubrí. Parece que quedó bien.

Ya era muy tarde y además chile es dos horas más que Perú, así que mañana salgo para Iquique, Arica se verá de pasada y el salar de Uyuni ya lo vi por fotos; muy bonito él.

Se cambió el itinerario: la visita por chile será corta, en atacama cruzo hacia argentina por el paso de jama y de allí me voy turisteando por todo el norte de argentina hasta llegar a BsAs el 28 – 29 de Diciembre.

Arco conmemorativo al señor Bolognesi y el señor Grau, los únicos que sacaron la cara por Perú en la guerra del pacifico (la perdieron)

Iglesia ppal Tacna

Alguna fiesta importante que ameritaba la disfrasada

3 farmacias seguidas

Día 33 Tacna

Lo único importante en el día era encontrar donde arreglar el cardan de la moto. Me ayudó quien maneja el hostal donde me estoy quedando; aunque él habla chileno-peruano y no se le entiende nada, logró mostrarme en un mapa donde él creía me podían ayudar con mi moto. He salido rumbo a esa dirección y para mi sorpresa me encontré con una valladera (igualitica!), ésta tenia de diferente las putas y los borrachos, haciendo esta zona un poco inquietante por decir lo menos.

Cómo es domingo habían pocas tiendas abiertas, pero también podía ser por la hora: antes de las 8. Al primero que le pregunté en una tienda de tornillos, me dijo que abrían entre las 8.30 y 9 de la mañana, así que no estaba todo perdido. Él me vendió el tornillo del amortiguador, que fue instalado en el acto.

Prioridad 4: Tornillo Amortiguador. Chuleada.

Al frente de la tienda, habían abierto una de filtros de aceite, fui donde ellos a preguntarles donde podía conseguir alguien que me hiciera el trabajo con mi filtro de aire. Resultó que también vendían filtros de aire y por la módica suma de 35 soles (25.000pesos) me dijo que me vendía un filtro parecido y lo adaptaba al mío (justo la idea que yo tenía en la cabeza).

Listo, a qué horas vengo por él?

-A las 10.

Yo tenía varias ideas para reparar el cardan, unas más o menos finas y otras remiendos de urgencia

La más importante de todas era, taladrar los huecos para que quedaran con un diámetro uniforme, roscarlos y ponerles unos tornillos que taparan el hueco (para poder después cambiar el aceite, ya que la parte que se quebró hace parte de la salida de aceite).

La otra posibilidad era llenar los huecos de silicona o masilla y para cambiar el aceite, que se las ingeniaran en buenos aires.

Solo tenía que buscar un tornero o alguien con un taller de metal-mecánica (la valladera, la zona ideal!) que me hiciera el trabajo. Preguntándole al de los filtros, contando obviamente la historia completa desde la salida de Colombia hasta el daño de la moto, me dijo que eso lo podían soldar. Eso no se puede, el cardan es de aluminio y se necesita un tig master para hacer eso.

-Pues allá en la esquina hay uno que la tiene.

Como!!!

Si, si la tenía, podré soldar la pieza que se quebró (todavía sigue colgando de la guaya del freno) y arreglo de una vez el freno y la fuga de aceite. Solo había que esperar a que abriera.

No abrió.

Acompañé al del filtro hasta que termino el trabajo, por cierto muy bien hecho; usé también una pistola a presión que estaba conectada a una manquera para limpiar la silicona y las toneladas de arena pegada a ella (como ella cubre toda la moto, lo que hice fue lavar la moto).

Prioridad 2: Filtro de Aire. Chuleada.

A las 11 estaba en el hostal con la moto y buscando donde parquearla. Aproveche y le limpié la parte frontal para ponerle cinta mc-gyver (o como se escriba) donde se había quebrado cuando se cayó para que no le entre agua. Encontré un parqueadero a la mitad de precio del día anterior donde me atendió un señor muy amable acompañado de una señora y su hija (acá si no se puede dejar nada afuera, se lo roban).

Prioridad 1: Cardan y Prioridad 3: frenos, esperarán hasta mañana y puede que el arreglo sea definitivo.

Tan temprano y yo sin nada que hacer, hice el tour turístico por Tacna. De la ciudad se puede decir que es puramente comercial, hordas de chilenos vienen a comprar acá todo, cuando digo todo, es de todo, son con bolsas de tamaño familiar y cada miembro de la familia carga por lo menos 2, peor que los que llegan del vuelo de Miami.

Hay 2 casinos por cuadra, 3 dentisterías, 3 farmacias, 2 ópticas, tiendas de absolutamente todo lo imaginable y hoteles por cantidades. Al parecer el sistema de salud chileno no es ni cinco de maravilloso, para que vengan tantos a comprar drogas y gafas e ir al dentista. Los chilenos jóvenes vienen a enfarrarse y a las 10am todavía se ven borrachitos por todo lado.

La parte turística se reduce a 2 manzanas donde no hay nada que ver. Es parecida a Chimbote aunque con mucho más comercio. Aproveché viendo un radio shak para comprar un cargador de pilas de 2700mha con la esperanza de tener GPS para entrar y salir de las ciudades (todavía no lo he enterrado)

El plan para mañana es arreglar la moto, si lo hago antes de las 11am me voy para Arica en chile a dormir, si por el contrario termino más tarde, salgo al otro día para Iquique en chile.

Una para reír:

Recibí a las 8pm una nota en el hostal del señor del parqueadero para que lo llamara al celular, yo muy preocupado pensando que me iba a devolver la moto y dejar jodido corrí a llamarlo, la razón de la nota se me hizo muy clara durante la extraña conversación que tuve con Iván (así se llama). Que si quería tener sexo con la señora que lo acompañaba cuando dejé la moto, obviamente no fueron así los términos con los que se expresó el interlocutor, pero hasta personas tan lentas como yo captan la idea. No muchas gracias, estoy cansado, se me está acabando el crédito, mañana a las 8 recojo la moto.

Con esa señora, y en Tacna, no tiene cuando!  Al final no supe si era sexo remunerado o la señora estaba urgida de cariño. Yo solo espero que no haya una venganza por despecho femenino expresada en mi moto.

Día 32 El día en que casi no se llega.

Ya por fin tengo internet. les mando lo que escribí en word mientras no podía publicarlo.

Se puede decir que el día fue positivo solo por la razón de haber llegado a Tacna cuando todo estaba dado para que no pudiera llegar.

Un chofer que había llegado a recoger a los suecos con los que hice el paseo al Titicaca me ayudo a salir de Puno (acordarse de que el GPS ya es historia). En dos minutos ya estaba claro que el arreglo de la moto no había funcionado; seguía sin fuerza y para colmos el trayecto era todo subida. No había forma de pasar de los 40km/h y dado que el trayecto era de 450km las perspectivas se veían negras. Después de una hora de camino y no haber avanzado casi nada, la moto empezó a reducir aún más su velocidad y el consumo de gasolina estaba ya al doble de lo normal, así que dado que el cambio de aceite, bujía y limpieza de filtro no funcionó yo traté de arreglarlo con mi método: pare la moto y la agarré a patadas y adivinen qué? No funcionó… Media hora después un poco desesperado decidí que de pronto no había hecho bien la tarea así que paré la moto otra vez y le di más patadas y más duras! Aunque la infantil pataleta no le hizo mucho a la moto, por lo menos disipó el mal humor de quien la manejaba.

El páramo o altiplano no terminaba nunca, es más, siempre subía hasta que la moto decidió que tenía suficiente, ya no era capaz de subir. Me bajé y la empecé a empujar (ya sin pateleta, solamente resignado) acelerándola pero ni así ella se ayudaba. Más o menos cada media hora se veía un carro; cuando la estaba empujando apareció un man en moto y hablando con él me dijo que ya la subida se acababa dentro de un “poquito” y que después como a 15 mins había un pueblo. Lo único que yo tenía que hacer era llegar al pueblo. Le quité el filtro de aire para acelerarla y esperar así que el aceite alojado en el cilindro se saliera por ahí; ensaye a montarla sin filtro y quien dijo bríos! Salió esa moto loma arriba como si estuviera en el desierto. Volví a ponerle las alforjas, salí sin filtro hacia el pueblo. Es acá donde empiezan las prioridades: que es importante y que es urgente; en mi caso lo importante era arreglar el problema del filtro de aire, pero lo urgente era gasolina, porque me iba a varar si pasaba más de 30km sin gasolina. Llegue al famoso pueblo sin nombre, resultaron ser 8 casas habitadas por gente que no hablaba español; preguntando y haciendo muchas señas llegué a una casa donde compré 2 supuestos galones servidos en jarra de agua. Una vez tanqueado, otra vez a lo importante: el filtro. Como ya el tejido que lo compone estaba tan impregnado de aceite haciendo imposible el paso de aire decidí hacerle cortes transversales con mi navaja con la esperanza que el aire pase por las rajadas sin que pasen impurezas. No funcionó. Se hicieron cortes longitudinales en las estrías del tejido ya sin importar si alguna impureza pasa. Medio funcionó.

Una hora después en un estado cercano a la histeria decidí quitar ese filtro y si el carburador se ensucia, pues que se joda! Ahí si, la moto como una bala… se llegó por fin a la muy esperada bajada del altiplano inacabable, fueron 200km a más de 4000msnm; una vez vi que todo era bajada, le volví a poner el filtro para proteger algo el carburador y no tuve problemas, es más, me le pude pasar al primer carro del día (ya era la 1!). Como todas las carreteras que van a la montaña en Perú, la bajada fue buenísima, llena de curvas, con clima más decentico y bajando, el motor no gagueó más.

Lo urgente a las 3pm era comer algo pero lo importante era la gasolina, un filtro de aire y un tornillo (me di cuenta que la suspensión trasera derecha está sin tornillo y ella solamente se sostiene por el peso de la moto – quien sabe cuánto habré andado en estas condiciones). En Moquegua busque gasolina y comida al mismo tiempo, pero por alguna extraña razón ninguna bomba tenía gasolina. Una señora me dijo que era porque estaban cambiando a la nueva gasolina todas las bombas estaban sin gasolina, así que vaya de bomba en bomba hasta que por fin se encontró una con la gasolina más cara del mundo, pero gasolina a fin de cuentas. Lo malo, ya estaba fuera de la ciudad. La comida, para la próxima; el filtro y el tornillo, para Tacna.

Solo son 2 horas hacía Tacna; los pasé ideándome como reparar el filtro, ya que es un repuesto único para este modelo, la bws, que no se comercializa sino en Colombia. Mientras pensaba enemil formas de arreglarlo sentí un golpe durísimo en la moto; mirando hacia atrás por el espejo, vi algo rebotando y una línea larguísima de aceite brotando de mi moto.

Mierda, daño catastrófico, ahora si me jodí! Mirando la moto vi que chorreaba desde el freno trasero, ahh pues si es así, me voy sin el freno y ya!, caminé hacia lo que había visto rebotar, por si era algo de la moto y resultó ser un remache que usan en los rieles de los trenes (la vía férrea pasaba 800m más adelante), vaya uno a saber cómo vino a terminar en la mitad de la carretera.

Pero el freno de atrás no funciona con una guaya? Entonces el aceite es del cárter, se acabó el paseo! Salí rápido a medir el nivel de aceite y este estaba bien. Que mierdas es lo que chorrea entonces? Ahhh el aceite de la transmisión… El remache reventó la parte del cardan por donde se suele sacar el aceite y donde está fijado el último punto de apoyo de la guaya del freno trasero. Un bloque de aluminio reventado, eso si no lo sé arreglar yo. Seguí unos kilometro hasta que me empecé a preocupar por la banda o correa. Le eché un poco de aceite de transmisión y salió de una por los agujeros (son 2). 20km después arreglo rápido: kleenex + cinta aislante + mucha fuerza en los agujeros + aceite= no me importa, hacia Tacna que solo son 100km, allá veré como arreglo eso.

En Tacna lo urgente era llegar al hostal, que afortunadamente ya lo había reservado; la entrada no fue traumática, se llegó a las 6pm después de 11 horas de viaje (cuando debieron ser 7); lo importante será arreglar mañana el cardan, conseguir el tornillo del amortiguador (que además está botando líquido), arreglar el filtro de aire, mirar como quedar aunque sea con freno trasero destemplado y conseguir un mouse para el computador, también sacó la mano. El GPS debido a los acontecimientos del día no recibió los suspiros que merecía, como los tubo el IPod cuando lo perdí, pero habrán otras ocasiones de echarlo de menos, hoy estoy demasiado cansado como para pensar en él.

Desierto por moquegua

BWS ya dañada en desierto.

Subida a 4600msnm, las plantas que se ven son más parecidas a un hongo que a una mata.

Salida de Moquegua

Día 31 Titicaca

Había que estar en el lobby a las 6.45 am para que nos recogiera una van para ir al muelle y tomar el barco hacía las islas uros. Cómo normalmente las 6.45 quieren decir las 7 yo muy puntual bajé diez minutos antes; la cara de la recepcionista decía todo. Me han dejado! Llamada a la agencia turística, vea que lo dejaron, me recoge una de la agencia, venga para la oficina, al celular, chofer lo estamos esperando, mientras esto pasaba, atendía yo como primer espectador la pelea entre las de la agencia y otro “Juanito” con quien tienen tratos que no quería pagar inventándose pagos anteriores; todo bastante divertido. Llega la van, vamos a otro hotel esperamos mucho rato, ya mi bote me dejó pero que no me preocupe, bajan unas 20 quinceanieras australianas con sus respectivos profesores y llegamos al bote. Vea no tienen ustedes otro bote que con estas gritando y cantando como locas me voy a enloquecer; no se preocupe que en las islas lo cambiamos al bote que lo dejó.

Las islas uros son las famosas islas flotantes donde vive la comunidad uros, que antiguamente decidieron vivir en el lago antes que subyugarse a los collas y otra tribu que no me acuerdo el nombre. muy bonitas ellas, muy bonitas las casas y sus botes de totora, muy bonita la gente como se viste y que vive allá, pero faaalso, mi teoría es que cada agencia se ha hecho su propia isla y se ha comprado unos indios para que la habiten en las horas del tour.

Me han pasado de bote y me encontrado a los mismos italianos que estaban en el tour fallido de los vinos, así que aproveché para hablar con ellos y con unos españoles que habían en el barco (el tour consiste en 45mins en las islas uros y 2 horas en las takile, el resto del tiempo en el bote transportándose; si no se consigue con quien conversar uno se aburre de lo lindo!).

Dos horas y media de barco llegamos a la takile que es una isla isla y es medio grande, se sube a una plaza y después se va a almorzar trucha en un restaurante familiar y a devolverse tres horas hacia Puno.

Hasta ahora no he podido saber si el paseo ha valido la pena, pues el Titicaca no es un mar como dicen, solo es un lago grande a mucha altitud y que hace frío, tampoco encontré energías diferentes, pero como nos tocó un día con un clima buenísimo y todas las fotos salen lindas… Lo que si les puedo decir es que Puno es como Huaraz: un sacrificio que uno hace para llegar a alguna maravilla natural.

Llegamos casi a las seis; yo tenía que tomar la moto y llevarla a algún grifo (gasolinera), comprar aceite y cambiarlo, además cambiar la bujía y limpiar el filtro de aire. Pues en el grifo no vendían aceite, que me fuera tres cuadras hacia (no entendí) y que allá me vendían; terminé en un sito en una dirección bastante diferente donde vendían aceites, ya estaban cerrados pero el hombre muy amable me vendió el aceite y además me abrió la puerta del negocio para que metiera la moto y pudiera cambiar el aceite más cómodamente. Cambié aceite, bujía (por primera vez en mi vida), el hombre tenía un compresor que me sirvió para limpiar el filtro de aire y la moto siguió igual. Yo no noté ninguna diferencia, mañana se sabrá, si les escribo histérico fue que todo falló, en cambio si lo que escriba es de buen humor fue que se ha arreglado el problema.

Yo en las uros

Canoa de totora

Lago titicaca, islas uros

Campanario en takile

Día 30 Arequipa – Puno, Daño moto y GPS

Aunque el clima colaboró, creo que se puede clasificar el día como uno malo.

La salida de Arequipa es el mismo recorrido que había hecho ayer hasta el peaje donde se va ó hacia el Colca ó hacia Puno. La vía hacia Puno no tiene nada de diferente, es toda entre 4400 y 4500m, como había sol era fría; no me la imagino lloviendo o toldada. Esta parte es donde nacen los ríos, hay lagos y riachuelos (aunque aquí a cualquier cosa la llaman rio) naciendo por todo lado y aunque no hay ni un solo árbol, se ven flamingos, alpacas, vicuñas, llamas y gente! No sé de qué viven o que piensan de la vida cuando se despiertan por la mañana y se tienen salir de la cama; pero en ese páramo vive gente.

Por parar a tomarle una foto a unas alpacas, entre el viento y la inclinación del suelo tumbaron la moto hacia una cuneta, traté de levantarla varias veces antes de poder lograrlo; mientras esto pasaba el motor funcionaba, una vez se levantó la moto y este se apagó. Cómo a 4500msnm una moto inundada se demora para prender, la mía para no ser la excepción se demoró.

Se reventó el plástico del frente, ya la moto no será tan fotogénica como antes, pero el que creía que la bws iba a volver intacta… Jua. También se raspó el protector del cardan, el coso cortaviento de la mano y el baúl.

Después de la caída la moto no volvió a pasar de 60km/h aún en altitudes donde había dado 80. Me demoré eternidades para atravesar los llanos hasta el borde del Titicaca donde está la ciudad de Juliaca, fea y horrible como ella sola, pero la menciono porque fue allí donde se dañó y creo que definitivamente mi GPS; la única entrada de conexión que tiene perdió contacto (pero por dentro) y ya no hay nada que hacer… no se puede conectar a la batería de la moto (en el computador si se puede pero siempre jalando el cable hacia un lado – situación que me imagino se empeorará con el tiempo). Para poder llegar a Puno y la dirección del hotel que reservé, le puse las pilas que tenía, no funcionaron!, el aparato gasta tanta pila que con dos prendidas (para borrarle los waypoints) se las gastó, así que muy recursivo paré en una tienda y me compre 4, pero las pilas de acá tienen poco amperaje y tampoco funcionó.  Ya lo había dicho antes, la dependencia que tengo con ese aparato es infinita, si con él me pierdo, imagínense sin él; en chile me compraré un cargador de pilas para tener por lo menos la entrada y salida de las ciudades.

Entré a Puno y preguntando más el mapa que le arranque al lonely planet logré llegar.

Huaraz puede estar contenta hoy, encontré una ciudad más fea y mucho más fría: Puno! Una vez todo en el cuarto del hotel, salí a hacer el tour turístico, me demoré media hora y eso que lo dí dos veces! No provoca estar afuera ni cinco minutos.

Mañana hago el tour de las islas del Titicaca, vuelvo a las 5pm a hacerle mecánica a la moto; ya me dijeron que había que hacerle: cambiar el aceite, es posible que se haya mezclado con la gasolina, cambiar bujía y limpiar el filtro con alguna pistola de aire a comprimido. El problema es que a esa hora el frío es insoportable, que lástima que los problemas mecánicos sean en clima frío!

Moto en lagunillas

Vicuña

Ooops

Hermosa vista desde el hotel

Día 29 Arequipa – Cañón del Colca – Arequipa

Con una pereza horrible de aguantar frío salí rumbo al cañón del colca antes de las 7am, el clima estaba buenísimo, cielo azul y sol radiante. La vía era muy entretenida, llena de curvas cerradas y en dirección a un cañón entre el Misti y el nevado Chachani  aunque para ser sincero la carretera tendía a montarse en el nevado. Se volvió trocha y de pronto me vi exactamente en la misma situación que en la laguna Paron y fue justo ahí cuando me dije: será que esta si es la vía? No parecía ser ni cinco de importante, ya que en los 45 mins que llevaba no había pasado el primer carro. Como se hace en estos casos media vuelta y a devolverse loma abajo puteando histérico por haber botado hora y media que necesitaba para el Colca.

Resulta que el GPS tiene carácter, solo le gusta los barrios donde roben a turistas, trochas olvidadas y rutas imposibles y esta vez quería que yo me trepara un nevado para caer detrás de la vía normal. Como yo no quiero hacer records de dificultad, tomé esta vez la vía asfaltada y empiece a trepar…  media hora después estaba a 4000m y otra media más a 4500m, en el camino me encontré con Bob, un gringo con el que hice ayer una parte del camino. Ya me estaba preocupando porque se me estaba acabando la gasolina (hice muchos km innecesarios cuando me perdi) con Bob preguntando logre llegar a una gasolinera en la que la gasolina se sirve en jarra de jugo y con un precio bastante elevado. Él siguió hacia Puno y yo me desvié al cañón del Colca. Como cosa rara, seguí subiendo hasta llegar a unos 4800m, son lo mismo que el chalet del Cotopaxi, que tan orgulloso me sentí de haberlo trepado y acá pasa una vía común y silvestre a esa altura. Yo igual iba contentísimo porque no había hecho frío en todo el camino (tenia doble medias, sudadera y bluejean, doble guante, sueter y chaqueta – pero acuérdense que en Huaraz a menor altitud y con lo mismo yo estaba hipotérmico, por eso no fui a Cuzco en moto).

El borde del altiplano con el cañón es cuando este está en su mayor altitud 4850 y de allí se baja por una carretera que ya se imaginarán hasta los 3000 y pico. La bajada al igual que las otras que he hecho se debe hacer sin respetar en ningún momento las normas ni el sentido común, así es más divertido.

Una vez abajo, almorzar y avanzar un poco por el cañón, pero como había botado una preciosa hora y media, pues otra vez hacia arriba que hay que llegar a Arequipa.

Se llegó justo a tiempo para hacer el laundry, reservar hotel en Puno y descansar un tolín que tanto cambio de altitud y clima le hace mella al cuerpo.

Lo que se había dicho: silicona + desierto no es buena combinación

Cañón del Colca, inicios

Chachani por detras

Puede estar a 4800msnm pero toda carretera en Perú es por el desierto

Alpacas cruzando la carretera

Día 28 Chala – Arequipa

Por fin un viaje con clima decente todo el tiempo.  Desde Chala hasta Atica, la carretera es aburrida: desierto y rectas sin ninguna emoción. Una vez se pasa Atica y se sigue hacia Camaná es cuando las cosas se ponen buenas, son 150km bordeando un acantilado y haciendo las mismas curvas que este; es como un matasanos pero sin subir, ni bajar y además bien largo. Aunque la vía es mal asfaltada es una carretera ideal para una moto. Uno no se da cuenta que el tiempo está pasando.

A mí personalmente no me pareció peligrosa la vía, pero tiene más cruces que todas las de Colombia juntas; estoy por creer que los peruanos andan borrachitos, porque aunque son muy agresivos en su conducción en las ciudades y pueblos, en las carreteras andan normal, nada como que uno diga: brutos este tiene diarrea!

Después de Camaná se sube hacia Arequipa, por un desierto que aunque todo es subida, casi no tiene curvas; no es aburrido ya que el desierto cambia tanto de forma y de colores que con solo la vista uno se entretiene.

Llegué a Arequipa a las 3pm, de una a almorzar en uno tantos buenos restaurantes que tiene, después, turistear; la parte de la ciudad que vale la pena es muy pequeña y en hora y media de caminada creo que ya la vi toda. La llaman la ciudad blanca, eso porque sus ladrillos son grises pero el cemento entre ellos es blanco. Detrás tiene unos nevados que no tengo idea como se llaman y al lado un volcán tutelar, un cono perfecto con nombre bien sonoro: El Misti.

Para mañana, dos posibilidades: o irme al cañón del colca que es el doble de hondo que el cañón del colorado, pero con un problema, la ida me toca soyarme 150km de carretera a más de 4000msnm y un tramo a 4900 ó, ir directamente a Puno en el Titicaca con el problema que la carretera tiene 200km sobre 4000msnm y un tramo a 4700, cualquiera de las dos opciones me voy a morir de frío.

Ahh se me olvidaba, hoy cumplí 5000km de camino.

Cultivo de arroz entre montañas aridas

Acantilados

Subiendo a arequipa

Parte de Arequipa parecida a Trujillo

Catedral, basilica o lo que sea de Arequipa

Día 27 Huacachina – Chala

Ayer por la noche no podía dormir nada por la insolación y deshidratación de los dos días anteriores y como no hay mejor remedio para los males que dormir, me dormí a la fuerza, con el muy efectivo solpimem, el problema fue que me he despertado tarde y para mi disgusto salí a las 9am cuando esto debió haber sido por lo menos dos horas más temprano.

La idea era ir hasta camaná que queda en el mar justo donde la carretera se interna en las montañas hacia Arequipa. Para esto se necesita tiempo, pero como salí tan tarde, a medida que pasaran los kilómetros, sopesaría mi situación y decidiría donde dormir.

La decisión fue cocinada a fuego lento pero con dos ingredientes que la hacían segura: no estaba avanzando ni forro y faltaba todavía mucho para llegar. Me quede a dormir en Chala, a unos 200km de mi destino planeado.

La carretera hasta las famosas líneas de nazca (que no se ven) es estrecha, mala y con viento en contra, pero una vez se pasa el pueblo de nazca la vía se vuelve más mala y el viento en contra incluye toneladas de arena que no dejan ver, ya que se mete dentro del casco.

Se hizo lo que se pudo; a las 3pm llegué a Chala a desayunar – almorzar y viendo que aún me faltaban 200km, con mis 50km/h de promedio, calculé que llegaría a camaná a las 8pm a buscar hotel, así que me quedé en Chala y más bien salgo bien temprano al siguiente día. Son 400km hasta Arequipa, alrededor de unas 8 horas; cómo ya reservé el hotel de allá, puedo salir con más tranquilidad y demorarme lo que sea.

Chala

Olas en Chala, como se puede ver este mar no es para nadar, lo que no se ve, es la temperatura del agua, helada.

Arena y viento por montones.

Desierto que creo ya es el arica

Día 26 Huacachina

Lo primero que hice por la mañana fue subir las dunas con la cámara ya que ayer había olvidado llevarla en el buggie. Cometí un error de principiantes; Salí con chanclas y a medida que iba subiendo las dunas, la arena hirviendo se me metía entre los dedos, cuando ya no aguantaba paraba y sacudiendo el pié se quitaba la arena. Así de a poquitos y descansando llegué arriba.

Foto por aquí, foto por allá, uy que calor, mejor bajemos, mierda me estoy quemando!

A la bajada no hay forma de descansar los pies, todo el tiempo se están quemando con la arena, ya que se entierran demasiado y no se pueden hacer pausas para sacudir los pies (si se hace con un pie, el otro se quemaría hasta las ampollas) me tocó salir corriendo como un loco hacia abajo. Asumo que tuve una quemadura de algún grado en los pies, porque quedaron rojos y me dolieron (dolor de quemada) hasta por la noche.

Una vez abajo encuentro una agencia que vende toures a viñedos, pague diez dólares y salí para el súper viñedo. El camino es corto, el viñedo queda en Ica y una vez allí resulto que la mitad del paseo había comprado un paquete turístico y la otra mitad otro, así que el guía se fue y nos dejó en un restaurante para almorzar (aunque el motivo verdadero era hacer tiempo). Me tocó en la misma mesa con unos italianos muy amables, pero cuando se empezaron a ofuscar por la tardanza, fui donde un man que ya había hablado con el guía y nos prometió hacer el tour.

La vuelta consiste en oír hablar a un man con acento y tono de cura (me imagino que cuando los violan mientras son monaguillos es que adquieren semejante tono tan fastidioso) dando la vuelta por dos míseros cuartos y ya. Después se prueban copas microscópicas de diferentes piscos.

Seguimos para el segundo viñedo pero hay que desviarnos otra vez para el oasis por que otros de la van ya estan tarde para los buggies, en el oasis se van ellos y yo y en fin, todo el mundo, nadie quiere saber más de los vinos del Perú. Solo los italianos, que había pagado el tour desde Italia dudaron un poco, pero al ver que solo quedaban ellos, insultaron al guía y se fueron.

Oasis Huacachina

Oasis

Dunas gigantescas

Dunas, lo que se ve es un buggie para 10 personas

Oasis aledaño caido en desgracia y verdadero olor a popó!

Día 25 Lima – Huacachina

Las instrucciones de Juan fueron una maravilla: Salí de Lima en 20 minutos, contando que es una ciudad de 12 millones de habitantes y que es verdaderamente extensa, mi salida fue todo un record. El destino era Paracas, un pueblo turístico al estilo de máncora pero sin surf; lo que tiene son unas islas, las ballestas, que son famosas por los leones marinos, los millones de pájaros que las habitan y pingüinos. Cómo de eso no se ve en Colombia esa era mi meta, el problema era que tenía que llegar antes de las 11am y como ya les habré contado, el promedio de velocidad mío es de unos vertiginosos 50 km/h. Calculé mal las distancias y no me iba a dar el tiempo, pero tuve suerte y como tal me pasó en el desierto de sechura donde el viento me frenaba hasta los 60km/h, acá me toco viento de cola y subí hasta los 90! Todo un record. Llegué 20mins antes, me monté en  tour exclusivo, ya que los de la competencia tenían botes malos e incumplían con lo prometido, pero sorpresa, yo y los de la competencia terminamos en el mismo bote. No importa que agencia se escoja, al final todos terminan en la misma lancha.

Las islas son chiquitas, pero como un no está acostumbrado a ver leones marinos, que son como el perro de mar, junto a la nutria en el rio, pues hacen que el paseo valga la pena.

Es raro porque uno está en una lancha, en el mar con un buen día y con sueter. Juan me había advertido que usara mucho antisolar. Adivinen a quien se le olvidó? Llegue tostado a Paracas otra vez. De ahí solo 40 minutos a mi destino final que era el oasis de Huacachina a 5km de distancia de la ciudad de Ica.

Apenas llegué; que si quiero salir en un buggie por las arenas y hacer sandboard? Ágale que está temprano. Así que para proteger mi cara ardida por el sol tuve como remedio irme al desierto sin antisolar, cómo no, porque se me volvió a olvidar.

Es paseo es buenísimo, parece una montaña rusa, las dunas son gigantescas; cuando son demasiado empinadas y altas el buggie para, le dan a uno una tabla de snowboard y tirese. Quienes me conocen saben que ni la motricidad fina y ni la bruta hacen parte de mi vida común y corriente; a veces tengo una de las dos, pero normalmente ninguna.

Yo + tabla + duna da como resultado mucha arena en todo lado más nunca una bajada fluida digna de ser filmada a menos que sea para reírse.

Al final termine con un canadiense y un alemán apostando carreras por las dunas tirándonos de barrigas con las tablas. Las velocidades que se alcanzan son altísimas y creo que se puede considerar el juego como peligroso, pero que se pasa bueno, se pasa.

El oasis de Huacachina es un oasis en medio de unas dunas gigantescas que hay en el desierto, que son bien parecidas a las del Sahara pero con la característica que está habitado por millones de turistas y que huele a popo o a pescado según por donde sople el viento. Todo está rodeado por hostales y bares.

Como sea, muy recomendables las dos: paracas con sus islas y el oasis, son cosas que no se ven.

pelicanos en islas ballestas

Ahhh, que ternura!

Leones en el agua

Islas llenas de pajaros

Pinguinos

Yo

Día 24 Cuzco – Lima

Día fácil o aburrido, como lo quieran ver.

No hice nada hasta que me recogieron para tomar el avión, que muy en contra de lo que yo pensaba, no se retrasó aunque obviamente salió por la puerta de embarque que no era.

Una vez en Lima, llegue al apto de Carolina en San Isidro; el barrio que me faltaba por conocer. La turisteada fue corta, ya por la noche Juan, el esposo de ella, me recomendó cual vía tomar para salir de Lima, y no se imagina lo que me sirvió.

Como paréntesis me compré mi primer libro muy pequeño pero que me entretuvo en el aeropuerto; no veo la hora de salir de mi Lonely Planet Perú, para tener espacio para un libro decente.

Fachada Casa, solo como por poner algo.

Casa San Isidro

Día 23 Cuzco

De los tres boletos a atracciones turísticas que me dieron cuando compré el tour uno se perdió debido a la puntualidad de peruvian airlines, los otros dos los decidí utilizar hoy. De estos uno era de un museo en un convento de los dominicos (los más malos junto con los jesuitas) y el otro era una entrada a la basílica o catedral de Cuzco, en verdad no supe al final que era, porque hay tantas iglesias grandes acá, que uno no sabe que está viendo.

El convento de los dominicos es un edificio viejo, que vale la pena ver y que está construido sobre el templo más importante de los incas, de este templo quedo mucho en pie, mezclándose con varios tipos de arquitectura a través de los años. Lo que había para ver allá, además del cuento de cómo se hacían las ciudades incas (me lo salte porque eso es lo que oí en MP) son obras de enemil santos y arcángeles matando infieles o adorando la virgen o quien sabe qué. Todas de un gran valor artístico y monetario, como no.

La iglesia resultó mejor. No es una sino tres iglesias pegadas, una es para adorar la virgen, otra me imagino para dios o cristo y la última para glorificar el ego de los obispos que han oficiado desde Cuzco. Aclaro que si hay algo que yo evito, son las iglesias, me desagradan desde que fui a Boyacá. La última vez que estuve en una (descartando entierros y matrimonios) fue a la capilla sixtina, donde tenían un Zeus o un Cronos o Poseidon, lo que sea; un dios griego bajo el cual (escultura muy imponente y bien trabajada) aparecía un letrero “Hombre recostado”. Este nombre era para negarle el título de dios a uno que ellos piensan que es inventado y que carece de valor divino, como si lo que ellos profesan no fuese inventado y también fuese un melange de tradiciones y cultos paganos que le restan bastante divinidad a su dios y enviado. Bueno, para no alargar la cosa, le di la oportunidad (ya tenía la boleta) y entré.

La primera que es la de la virgen, estaba repleta de cuadros alusivos a ella. Cuadros de incalculable valor (monetario) y también artístico, aunque sobre ese tema, me parece que los cuadros religiosos son todos más o menos iguales, lo único que los vuelve interesantes es la simbología oculta en ellos (número de querubines, posición en el cuadro, porque la figura mira a un lado o a otra figura, etc), pero como esto requiere explicación de un académico; Luciano paso si fijarse mucho.

La segunda era más grande, con cuadros aún más grandes y con un valor aún más incalculable, pero tenía como motivo mostrar réplicas de… La pared súper decorada que está detrás del cura como se llama? Eso mismo pero de otras iglesias, solo me acuerdo de la de Santiago de Compostela. Como todo eso son los mismos cosos rococó, doradisimos con los mismos jesuses y vírgenes, arcángeles y querubines, miré lo que siempre miro y me gusta ver en una catedral: La forma como el arquitecto empató la nave central con los arcos y demás estructuras que sostienen semejante edificio, y miro muy detalladamente las tallas en madera y trabajos en metal de los atriles y otras estructuras secundarias. Vale la pena verlas porque son unos trabajos muy elaborados!

Tienen en la parte superior un órgano que perfectamente podría ser cambiado por una organeta casio con unos tubos de pvc mal pintados de cobre. Comparado con los órganos que se ven en otras catedrales del mundo, este lo podrían esconder en el sótano y a nadie le haría falta.

La tercera iglesia, que me imagino está dedicada a algún santo, tiene como motivo venerar a los obispos que han sido lo suficientemente ambiciosos y con buenos contactos dentro de la jerarquía católica para poder oficiar desde Cuzco (es un sitio importante dentro de la jerarquía en Lat américa), como estos personajes son como son, lo que se ve dentro del edificio son cuadros de todos los que han pasado por allí más sus respectivas criptas. Es de anotar dos cosas divertidas que pasan adentro: se ven unos restauradores con una pinta de ser preparadísimos y súper profesionales, pero no tienen la precaución de tener andamios rígidos, por el contrario, usan andamios de construcción y los amarran con sogas a las piezas de madera delicadísima que piensan restaurar, también bastante extraño es encontrar a estos profesionales con su itunes con los guns n roses a todo volumen dentro de tan sagrado recinto!

Como ya estaba en modo museo, entré a uno sobre cerámica y obras precolombinas. Recomendado, ahí se ve que tan avanzados artística y culturalmente estaban los indios. Se ven piezas de joyería bastante buenas, más las guacas y cerámicas que no faltan, pero de muy buena calidad.

La comida fue en un restaurante bueno, me pedí un trucha en hinojo y tomate, pero lo importante no son los ingredientes sino que el pescado no tenía ni una sola espina, una de dos: o el cocinero es un verdadero mago en lo que respecta al sacado de espinas, o en Perú se desarrolló el equivalente de la carne kobe, versión trucha osteoporótica, con espinas que se deshacen con la cocción.Alero y catedral o basílica

Barrio San Blas

Esquina típica

Tinto con pitillo comprado en puteadero con fachada legal de cafetería

India disfrazada de india para vaciarle la billetera al gringo que ose tomarle una foto.

Día 22 Cuzco – Machu Pichu

Lo que diré a algunos les sonará como una herejía pero a mí el MP no me pareció gran cosa, al menos no para tanto escándalo y decir que es una de las maravillas del mundo.

Empezaré en orden porque no creo que tomé la mejor decisión en cuanto al tour, pero igual se alcanzó a ver todo.

Muy temprano en una busetica o una van grande salimos para una estación de tren que se llama ollantaytambo para después dirigirnos a aguas calientes que es donde se toman unos buses para subir la montaña. En la van me tocó con una paraguaya al lado que no paró de quejarse sobre el Perú, dejándome sin mucho que decir porque a mi Perú me ha gustado bastante, con las excepciones que ya les he mencionado en otros días. Ya en el tren, que se demora como 2 horas para llegar me tocó estar rodeado de irlandeses enguayabados así que me concentré en el paisaje pero el tren tenía como música de fondo un crossover entre moby y música folklórica peruana con slapping (bajo) de fondo, más fácil me hubieran regalado un solpidem con el tiquete del tren. Total y para resumir, dormí medio tren.

En aguas calientes se toma un bus y lo dejan a uno en la entrada a MP. Vale la pena aclarar que desde la van, a las 6 am, el tren durante 2 horas y en el bus va uno empacado entre enemil turistas que dañan bastante el ánimo que uno pueda traer, ya que siempre se está entre una multitud haciendo filas y atendiendo las instrucciones de unos muy malhumorados funcionarios turísticos.

Una vez en MP, se puede notar que las montañas no son tan altas y que MP es exactamente lo que se ve en las postales, nada más ni nada menos. Se hace un recorrido con un guía que hace una muy buena narración de la cultura establecida y como se hizo la ciudad, pero si se aguza el oído se oirá el mismo cuento en francés, inglés y me imagino que en el resto de idiomas; así que el relato pierde espontaneidad,  por ende credibilidad; si a eso le sumamos las quejas del guía sobre la banalización de los lugares sagrados y lo triste que se pone viendo los miles de turistas abusando de su antigua ciudad sagrada (un poco contradictorio dado que él colabora con eso guiando a los mismos turistas que supuestamente detesta a destruir su ciudad), lo que se termina reconociendo fue que se ha caído en las garras de una gran negocio!

Si usted quiere ver ruinas más grandes, mejor conservadas y sin turistas vallase al vilcabamba y si quiere ver montañas bien grandes, vallase al cañón del pato, pero si quiere chulear de su lista MP de lugares a visitar yo le recomiendo hacer las cosas un poco diferente a mí: Duerma en aguas calientes, no en cuzco, al otro día sale temprano (muy) y no coge el bus, sino que sube a pie la montaña (recuerde que no es tan alta), en dos horas o tres llega y puede disfrutar del lugar, que si es lindo (pero no para tanto escándalo) y después si está cansado se baja en bus. Al otro día se va para cuzco y turistea por allá.

También hay toures para los súper energéticos que quieran ir caminado durante 7 o 4 días hasta MP.

Volviendo a lo que me pasó a mí: después del guía se queda uno un rato deambulando por la ciudad (es mentira, todo el mundo se sienta a descansar o a tomarse fotos con ojala poses ridículas) y se toma el mismo bus de bajada, una vez en aguas calientes se agarra el tren que se demora más de tres horas para hacer el recorrido, con cosa muy extraña: acto folklórico dentro del vagón con un man desfrazado de yo no se qué, bailando y sacando a bailar a los turistas, seguido por un fashion show de los asafatos con ropa hecha de alpaca (una especie de llama más peluda) y después un ventorrillo al estilo de ryan air, todo mientras uno va a un pueblo que se llama poroy y de allí a cuzco una media hora más en bus. Llegué por la noche fundido y ya puedo decir que estuve en MP. Tenía mas expectativas con el lugar pero igual creo que valió la pena el día.

Como nota muy positiva, encontré mi IPod, lo había dejado en la van del aeropuerto pero unas llamadas antes de salir para MP lo encontraron antes de que alguien disfrutara mi musica y fotos.

yo

Eso es mp

Las dos cosas que encontrará en MP: muros de piedra y turistas tomandose fotos en ellos

Esto no es la fila de entrada, ya se esta en mp y moverse es un tolin dificil

Día 21 Lima – Cuzco

Acá en Perú pasa un fenómeno muy raro: No les cabe un turista más, tienen medios realmente modernos para mover turistas, pero a la hora de organizar las cosas, están muy atrás. Si uno compra algo en una tienda de comida rápida, no le dan un numerito como en todo el mundo sino que le preguntan su nombre y cuando está el pedido, salen a gritar por todo el mall o local el nombre del cliente. En el aeropuerto es igual, nunca indican cuando sale un vuelo; los parlantes solo funcionan para avisar cuando cambian el gate deentrada al avión (que parece ser en casi todos los vuelos), y como por supuesto todo el mundo está perdido sin saber nada de su propio vuelo, pues todos los aviones salen tarde porque están esperando gente que está perdida y uno o dos funcionarios de la aerolínea sale a buscarlos gritando a todo pulmón con nombres propios por todo el aeropuerto.

El vuelo mío no se retrasó por esos motivos sino porque escogí la peor aerolínea del Perú; las otras valían el triple. El avioncito llegó tres horas tarde y si a eso le sumamos que hay que estar en el aeropuerto tres horas antes (por lo que les conté anteriormente) más los 40 mins que toma llegar al aeropuerto, se darán cuenta que estuve bastante rato tratando de llegar a Cuzco. Salí del hostal a las 6am y llegué al hotel (siii, hotel!) a las 2.30pm mamado.

Rapidito hice una vuelta turística de todo Cuzco, que es bastante pequeño, pero muy bonito. Todo es medio colonial con las bases hechas con las piedras de los templos indios; serían edificios muy fotogénicos si no hubiese taxis Daewoo Tico por todo lado (son de hecho narco-ticos) que no dejan tomar fotos de edificios enteros. Como cosa rara, lo persiguen a uno encargados de atraer clientes para los restaurantes y montones de masajistas que una vez volví al hotel pregunté y por solo la reacción de la recepcionista (que creyó que me iba a hacer un masaje en el hotel) quedó clarificada la duda y obviamente son prostitutas. Lo raro es que venden su oficio con tarjetas turísticas y muy parecido a como ofrecen el peinado y la Shakira en la costa.

Esta noche he sido el turista que más a suspirado y sentido nostalgia en todo Cuzco… he logrado botar mi IPod, en este momento debe haber un peruano oyendo mi música y viendo mis fotos…

Buuuaaaa!

Atras de la catedral

Plaza de armas

Iglesia nn

Lampara y aleros

Piedras de los templos incas utilizadas en las bases de los edificios

No falta el montañero ue daña la vista

Día 20 Lima (centro)

La ida al centro es rápida (20mins) y barata, me tocó un taxista que no pitaba lo cual me dejó triste porque quería ver desde dentro que era lo que les incitaba a pitar tanto. Ya en la plaza mayor y al frente del palacio presidencial las cosas se empezaron a animar: montones de policías antidisturbios empezaron a sacar a la gente del parque, pero a quienes nos veían con cámara en mano nos dejaban merodear sin problemas. Para disuadir a los manifestantes de utilizar la violencia, proteger al presidente de algún atentado de terroristas y naciones enemigas imperialistas parquearon en el parque un tanque antidisturbios de primera generación (si, de la primera!) Los policías muy amables les explicaban a los turistas lo que iba a pasar y se tomaban fotos con ellos (muy profesionales ellos cuando de un peligro inminente se trata). Hablando con uno de ellos, me contó que la protesta era de los vendedores ambulantes porque no los iban a dejar vender pólvora en la calle, esperé bastante, ya que quería ser testigo de alguna batalla campal en el centro de Lima, pero nada pasó, me cansé de esperar y me fui a otro lado; me imagino que la protesta iba a ser bastante animada. Trataré de ver el noticiero para ver que me perdí.

Para volver a Miraflores tomé un taxi con la buena fortuna que nos ha parado la policía y lo han multado; el taxista muy educado me echó del taxi y cuando estaba caminando a buscar otro me volvió a recoger y fui testigo de toda la cantaleta del hombre (pues ya tenía una hermosa multa en su silla del lado) y más o menos comprendí cómo funcionan las normas de tránsito en Perú.

Explicaré porque razón pitan y como creo interpretan ellos las normas.

La pitadera (o tocar el claxon como dicen acá) empieza en los cruces de las vías, ya que casi todos son basados en la buena fe; no hay prevalencia aparente, sino que debe funcionar cediendo el paso a quien llegó primero, algo que funcionará en suiza pero entre hiujueputas el resultado es que todo el mundo se le atraviesa a todo el mundo, entonces pitan mientras se meten por donde no caben. (No quiero decir que los peruanos son hijueputas, es todo lo contrario, son de lo más amable que he encontrado, pero en cuanto a conducción agresiva, omisión de la normas y respeto a los peatones u otros vehículos pueden sostener con orgullo su título de hijueputas, ya que se le ganaron con méritos sobrados – teoría igualmente aplicable a los rolos!)

Los taxis que van vacíos le pitan a cuanta persona vean en la acera para atrapar posibles clientes; cómo las aceras están repletas y hay una sobreoferta exagerada de taxis, ya se imaginarán el resultado.

Todos pitan cuando ven un peatón o algún otro carro para advertirle que ellos están por ahí, por si las moscas, ya que en maniobras intempestivas también tienen su honroso primer lugar.

Obviamente cuando la luz del semáforo se torna verde hay que pitar, así se esté en un taco y nadie se pueda mover.

Hay algunos que ya simplemente van pitando mientras andan, solo porque si, es parte de la cotidianidad y pitan como si fueran un marcador de ritmo (de esos cosos que usan los pianistas y músicos en general para mantener el ritmo).

Por último y la más divertida de todas, pitan a la policía cuando van a romper alguna norma; caso que pasó con el taxi que me llevaba de regreso.

Parece que cuando van a hacer un giro prohibido o atravesarse en el camino simplemente lo hacen, pero cuando hay un policía presente, pitan antes para advertirle que ya lo vieron; si el policía dice que no, pues van a la siguiente esquina y lo hacen; si el policía los ignora hacen la maniobra que tenían planeada impunemente, pero si el policía se hace el loco, apenas la hacen él los multa, a ese policía lo llaman hijueputa! Como es posible que lo hallan multado por violar las normas si él había pitado antes! (esa era el argumento del taxista mientras discutia con el policía… no se si uno ganará algún día una pelea con un policía con ese cuento, pero se le da un bonus a mi conductor por tratar!)

Mientras me echaba cantaleta por haber sido multado logré notar con mis conocimientos de medicina que mi conductor padecía algo que se podría diagnosticar como tuberculosis, no me tosió sangre en la cara porque él era muy educado… ya saben, si no vuelvo a escribir en el blog me buscan en un pabellón de neumología.

Por último, ya tengo en mi poder el tiquete para ir a MP en avión! La moto se quedará durmiendo estos cuatro días en la casa de Carolina, recomendada por Nicolás, así que esta vez no sufriré por mis cositas. Muchas gracias a Carolina y a Nicolás por la ayuda!

En la Yamaha me la entregaron pagando una cifra ridícula (no me hicieron ningún descuento, pero el precio es tan bajo que de verdad no importa), muy amables para que yo estrenara moto, la llenaron de silicona, se ve tan bonita, aunque me reiré apenas pase por el primer desierto, porque la arena que se le pegue no se la va a quitar nadie! Se les da las gracias de todas maneras a los de Yamaha lima por la revisión y la buena voluntad en cuanto a la silicona. Saludos a Paul.

Plaza de armas

Parece nueva

Si, las comparaciones son malucas

Día 19 Lima (Barranco)

Hoy fue día de pasada de hotel, trate de hacerlo temprano para poder ir al centro pero la pasada se demoró hasta las 1pm porque la pieza no estaba lista, después a las 2 salí con catalina (la novia de tomas, que está acá) y nos fuimos a el barrio de barranco, el centro tendrá que esperar hasta mañana; la visita a este barrio es recomendada, no tiene nada de especial diferente a edificios modernos frente a la playa y casonas viejas con bares y restaurantes, bastante animado todo, es un barrio más para vivir que para quedarse como turistas. Los peruanos que viven en este barrio creo que son afortunados porque es tranquilo bonito, caminable y sin ruido. Para un turista es mejor quedarse en Miraflores que queda en la mitad de lima, pero barranco vale mucho la pena una visitica.

Obviamente después de esa caminada las ampollas resurgieron con nuevos bríos y me tienen medio jodido. Mañana después del centro seguro quedare jodido del todo, como dicen: todo con sangre entra; así que mañana quedaré empapado de cultura peruana!

Barrando zona bares

Barranco zona vieja

Barranco zona moderna

Larcomar de día

Día 18 Lima

El día empezó con dos objetivos: conocer Miraflores, que es el barrio (o municipio anexo a lima) donde estoy y conseguir como ir a Machu Pichu sin tener que soportar dos días de frío a la ida más el trayecto a Puno. Fui haciendo zigzag por todo Miraflores hacia la dirección de una agencia turística que recomendaba el Lonely Planet. Para resumir, salí con tiquetes de avión, dormida en hotel y tours guiados (si, detrás de algún man con banderita echándose malos chistes) por cusco y Machu Pichu; pero es que después de yo hacer todo, siempre es bueno hacer algo sin esfuerzo (aparte del monetario, claro está), además, quien dijo que yo me iba a quedar con el grupo?, una vez este en Machu Pichu, el guía, pa la mierda!

Quedaba el problema de conseguir un nuevo hostal para los próximos dos días. Problema resuelto rápido en un hostal en la misma zona en la que ya estoy. Después, simplemente turistear por todo lado hasta que las ampollas (que nunca se han ido desde la maravillosa idea de caminar hacia esa laguna) me entraron al hotel para dejar descansar los pies, ya que se sabe que en MP (ya me mamé de escribir Machu Pichu, así que para las próximas entradas me referiré a este sitio de esta manera) tocará caminar bastante.

Miraflores es grande y bastante acogedor, es un vividero muy agradable que tiene como nota curiosa que se pita menos; sí, el ruido es menor, por lo tanto se puede pasear sin enloquecerse!

Tiene en todo el borde del “acantilado” un parque que lo sigue durante todo el recorrido, muy utilizado por los limeños sea para practicar deporte o para reunirse y pasar el tiempo; abajo esta la playa que nadie usa salvo para surfear (no ví a ninguna flaca – así les dicen acá – asoleándose). Bastante envidia da; en Colombia no existe nada parecido a esto.

Por la noche estuve en Larcomar que es un mall metido entre el risco que separa a la ciudad del mar y es una especie de combinación entre centro comercial, zona de restaurantes y no sé si rumba. Ese nombre tan sonoro no viene sino de la combinación del nombre de la vía que termina en este sitio, general, coronel, teniente, o cualquier otro rango militar Larco y el mar. Allí me encontré con Catalina y su profesor de Infectopediatría, que muy amablemente me invitó a chicha morada y que sabe como el guandolo. Para los que no saben que es guandolo he aquí la receta: (livio sentí) Aguapanela+Limón… en este caso era limón+algún líquido a base de maíz morado dulce; bastante bueno!

Exposición de fotografía en una parque.

Utopia! si no respetan las señales de transito, ahora van a respetar esta! (si las fotos tuvieran sonido, se reirian con ésta)

Calle de miraflores, muy parecido a la mariscala en Quito o a la zona T en Bogotá, pero más grande y acogedora.

Seriedad periodistica en evidencia

Zona superior de Larcomar, muy parecido al malecon de Guayaquil, pero éste es mejor.

Parque que bordea el acantilado.