Etna

Los posts sicilianos terminan hoy, con el destino que fue visitado en el último día del paseo: el famoso volcán Etna. Este volcán, al pie de Catania, tiene 3350 metros de altitud; para nosotros eso no es nada; para los estándares europeos es un montón. Para llegar hasta aquí hay que cruzar Catania completa por vías bastante estrechas cosa que puede perfectamente tomarse más de una hora. Después hay que moverse entre poblaciones que ya uno no sabe si son parte de la Catania metropolitana o son simples pueblos, pero una vez se llega a uno llamado Nicolosi, la vía etnea comienza a treparse por la montaña hasta que, no siendo más, un parqueadero lleno de buses turísticos indican que el camino se ha terminado: hemos llegado.

El volcán tiene varios cráteres repartidos por la cumbre y, cosa curiosa, el más cercano a los parqueaderos es precisamente el responsable de la última erupción: sucedida en el 2001, dañó la carretera, quemó algunas casas y hoteles montaña abajo y forzó al desalojo de otras tantas.

Los cráteres, en sí, son medio especiales. Digo medio especiales porque una vez visto el primero, se habrá visto los demás; son todos más o menos la misma cosa. Lo que uno, como turista puede hacer, es caminarlos para arriba y para abajo hasta que los quejidos por el calor sobrepasen los deseos de tomar fotos y ahí, ahí mismo es que uno se baja la montaña para volver al parqueadero y poder deslumbrarse con la formación que la última erupción produjo: una nueva grotta. Las grottas son cuevas (grutas) que en Sicilia son destinadas para motivos religiosos cristianos, en el Ticino son restaurantes y tratorías y me imagino que en otros lugares otros destinos les darán. En fin, volvamos al Etna: en la erupción del 2001, la lava produjo de manera natural, lease bien, natural, una cueva lo más de convenientemente ubicada; justo al lado del restaurante que más utilizarán los turistas extranjeros pues el parqueadero de buses queda directamente al frente. Durante la erupción, de alguna manera las rocas se juntaron creando un patrón ordenado que al acumularse formó un corredor. En la parte inferior la lava formó un material parecido al cemento que, bajo repetidos ires y venires, calentándose y enfriándose, creó, de manera fortuita, unas especies de escaleras con simetría casi humana y huellas y contrahuellas de dimensiones áureas, milagrosamente exactas para que futuros asombrados turistas pudieran recorrer la grotta sin riesgo.  La grotta es tan especial, que un ojo no entrenado podría confundirlas con una obra realizada por humanos, pero, esta es la verdadera gracia de esta grotta: es completamente natural! Por el momento los habitantes de la zona, o el dueño del restaurante, han dejado dentro ciertas herramientas y utensilios de construcción, que no tienen nada que ver con la formación natural de la grotta; son simples cosas que han dejado allí debido a la falta de algún lugar de almacenamiento, pero, esto es seguro, una vez encuentren donde dejar estas herramientas y la grotta natural pueda ser exhibida como debe ser, crearán una taquilla para que los turistas interesados paguen por el privilegio de ver lo que la sabia naturaleza puede hacer!

Entrada para la Grotta Naturale

Muros y vírgenes de la grotta naturale

 

Herramientas y utensilios que NO fueron utilizados para la formación de la grotta naturale puesto que fue la madre naturaleza misma quien la creó!

Los cráteres del 2001 uno quedan a 25 minutos si le creemos al letrero blanco.

Los cráteres del 2001 uno quedan a 20 minutos si le creemos al letrero ex-amarillo.

Ambos lograron cometer el mismo error ortográfico y ambos lo corrigieron de la misma manera: tapándolo.

Visitate i crateri ha 25 minuti

Visitate i crateri del 2001 ha 20 minuti

El refugio Sapienza, el chalet principal para visitar el parque

Gente en el fondo de un mini cráter

Crater al lado del parqueadero y buena vista de Catania

Otro cráter

Vista del etna y sus cráteres

Diferentes colores

Cráteres y carreteritas en el Etna

Cráter y Catania desde otra perspectiva

Más cráteres y carreteras

Más de lo mismo

Crater del 2001 con gente caminando por el borde

Anuncios

Día 111 Pucón – Junin de los andes

Todo el viaje fue un recorrido por dos parques naturales: el de Villarrica en chile y el Lanín en argentina. Los dos tienen su propio volcán nevado; en Villarrica está el volcán Villarrica, y en Lanín, adivinen cual está? Pues el Lanín. Ahh que originales!

La buena noticia fue que el volcán Villarrica esta vez no se veía, pero como lo vi ayer no importa, lo que importa fue que el Lanín que ayer no se veía bien hoy estaba despejado y es por esto que si se meten a flickr verán un monton de fotos del nevado.

Todo el camino fue por paisajes de postal: nevado, laguna, bosques y trocha; que más se puede pedir.

No fui a San Martin de los andes porque es super turística y por eso, cara y dificil de encontrar hostales (no tenía nada reservado), en cambio en junin si había hostal barato y bueno, y además el innombrable lago de huechulafquen estaba más cerca así que una vez dejé las maletas se hizo el tour de este lago.

Mañana si se hará el tour San Martin y el lago que tiene al lado.

Carretera hacia la frontera

Carretera para ir al lago con el Lanin al frente

El lago huechulafquen

Atardecer en el parque Lanin

Día 109 Villarrica – Lican Ray – Pucón

El clima no colaboró con el show, como podrán ver las fotos no son buenas pero ni modo, igual se las pongo.
Los tres pueblos estan al borde de lagos: Pucón y Villarrica en al lago Villarrica y con un volcán con el mismo nombre y Lican-Ray está en el lago Calafquen.
Villarrica es la más grande, está llena de casas de madera y tiene 2 calles con comercio y un muelle para los barcos y turistas. es bonita y bastante cara, no le cabe un alma pero no es aparentemente muy especial una vez se ve de adentro
Entre villarrica y Pucón se ve a donde es que van los chilenos: son las fincas de ellos, al borde del lago o se quedan en cabañas que alquilan por doquier. El paisaje es exactamente igual al de llanogrande con la única diferencia que hay un volcan con nieve (que no se ve por las nuves) y el lago es grandecito.
Pucón es super turística, es bastante bonita con arquitectura más europea que la de villarrica y con muchisimo más comercio; es acá donde vienen los rico, famosos y el tan extraño genero de “la gente linda”. Es caro y tiene 2 bahías, una para bañistas y otra para los barcos y veleros, bastante bacanos los dos. Tiene el volcán más cerca y en un día bonito se tendrán muchas fotos tipo postal.
Lican-Ray es otro cuento: está en otro lago, también grande; solo tiene una vía asfaltada y todo su comercio y encanto radica en puro comercio y restaurantes de carretera (aunque todo esté en tres cuadras. La gracia o la razón por la cual va tanta gente es que la gente que tiene con qué, tiene su propia casa de campo a orillas del lago. También se ve mucha gente porque los chilenos hacen lo mismo que nosotros: puebliar! con el punto bueno que todos los pueblos quedan a 30km el uno del otro.
Cómo nota extraña, se ve claramente que aunque el mayor atractivo de los tres pueblos es su cercanía al lago o el ser “costeros”; los tres pueblos le dan la espalda al lago! Las calles pricipales y comerciales en los tres estan lo más alejadas posibles del lago, no hay malecones (o costaneras como se llaman por estos lados) y aunque las playas están abarrotadas de gente y barcos, todo el comercio le da la espalda al lago. Es bastante extraño; mi teoría es que como a los chilenos les gusta estar encerrados (esto se comprueba cuando se pasa por los restaurantes de carretera – todos parecen cerrados, no tienen terrasas y ni siquiera se ve gente fumando afuera) es posible que hayan separado los ambientes comerciales para poder encerrarse, y los naturales para los que les gusta estar afuera.
Mañana paso por pucón otra vez para ir a Argentina, según el pronostico del tiempo mañana será mejor que hoy. Ojala.
Lican-Ray su su calle principal
Pucón y su arquitectura
Bahía para los barcos en Pucón
Bahía Pucón desde otro ángulo
Bahía en Villarrica
Casa en Villarrica
Prohibido, la palabra más detestable de cualquier idioma aunque amado por puritanos, tradicionalistas, conservadores y revolucionarios izquierdosos.