Dia 2 Cali – Ipiales

Hoy por poquiton me monto a un avión de vuelta y dejo tirada la moto!

El día empezó mal ya que no dormí sino 3 horas; lo bueno de esto es que muy tempranito ya estaba listo para montarme en la moto.

A las 6.30 ya estaba tratando de salir de Cali, pero ni con el GPS a todo funcionamiento se pudo evitar que se perdieran 45mins saliendo de Cali; el tráfico en horas pico es caótico y la conducción de los caleños no colabora con el show . Algo digno de notar es que hoy no me perdí, pero aun así me estresé mucho porque creí que no me iba a alcanzar el tiempo, por este motivo tomé una decisión de la cual después me arrepentí: No entré a Popayán, sino que lo bordeé por una circunvalar para ahorrarme una hora; me perdí la oportunidad de tomar foticos de las iglesias (Por fuera!) y de los edificios antiguos de la ciudad, en cambio, paré a descansar  en una bomba a las afueras en la cual ya había parado la última y única vez que he pasado por esa zona.

A partir de ahí, dele como si me estuviera cagando, solo paré por gasolina, dos o tres fotos y ya en Pasto para almorzar, cabrá mencionar que ya en Pasto no me podía ni sostener del cansancio y todo me temblaba y dolía.

Como paréntesis puedo contar que el cauca como paisajes  no vale para nada la pena, pero Nariño es de los departamentos más lindos de Colombia, tiene unas  montañas imponentes a las cuales no les tomé las fotos que debía porque como ya lo mencioné, manejé todo el día pensando que no iba a llegar a tiempo a Ipiales, y cuando digo a tiempo es llegar de día.

Digno de mencionar es que en estos 2 días ha pasado lo imposible: no me ha parado la policía! También he tenido fallas (hoy) con el GPS, solo funciona cuando le da la gana, aunque para mi fortuna me ayudo a salir de Cali y el último tramo entre pasto y Ipiales funcionó. Por último, mi guante derecho está sacando la mano (se le está zafando el forro interior y no me deja meter bien la mano).

Llegué a Ipiales a las 4.30pm (por eso me arrepentí  de no haber parado en Popayán) y encontré hotel fácil, no es ninguna maravilla, mejor, es más bien cagadito pero es barato y como ya estaba fundido me pareció perfecto para la ocasión.

Salí a comer y raro me pareció: acá en Ipiales lo único que se vende es pollo (culpable de más muertes que la guerrilla y paracos juntos cuando está acompañado con su cómplice, el arroz), con tan pocas opciones, pero sin ganas de intoxicarme me tocó comer pollo, entonces fui al lugar con más gente y para hacer honor a la verdad estaba hasta bueno, pero no es que hube terminado cuando cae un balde del techo, de esos baldes de construcción que por alguna extraña razón termina en el patio de ropas de la casa, pero las manchas, hongos y ripio de ladrillo que jamás se van. Pues de ese balde salieron un pollos (muertos claro) listos para cocinar.

Así que para terminar este relato tan largo, me acosté con miedo a despertar con calambres y quien sabe qué cosa peor, como esto lo escribo cuando ya se que no pasó nada, pues les cuento que no me pasó nada

P.D: A quienes pidieron que escribiera cortico les cuento que escribo largo porque Ipiales no es como la maravilla turística y además yo solo… pues no quedó de otra para entretenerme.

P.D 2: Se hace un sincero agradecimiento a quienes colaboraron con plata en la alcancía o que me la dieron a mi. La frontera con ecuador y los enemil ceviches que me voy a comer se los dedico a uds y a Rafa por su gigantesca colaboración o patrocinio, como lo prefieran ver.

Paso Pasto – Ipiales

La bws en Nariño

El valle del Patia

One thought on “Dia 2 Cali – Ipiales

Leave a Reply